¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los medios de Kirguistán sufren entre tanto desacuerdo político

Mientras el parlamento de Kirguistán debate la nueva estructura de la propiedad de la mina de oro de Kumtor [en] la mayor inversión extranjera del país; las protestas en la provincia de Ysyk-Kol, donde está situada la mina, garantizan que la discusión sobre la legislatura tenga lugar en un ambiente caldeado.

El 7 de octubre, entre 300 y 500 manifestantes se reunieron en el centro de la ciudad de Karakol para pedir que el gobierno kirguiso exija un 70% de participación en Kumtor bajo la nueva reestructuración, en lugar del 50% que el gobierno hace tiempo propuso en las negociaciones. Las discusiones sobre la reestructuración entre la compañía y el gobierno empezaron [en] en enero de este año y ahora están a punto de concluir, supuestamente. En mayo, las revueltas cerca de la mina en la región oriental de Ysyk-Kol y la toma de un edificio gubernamental en el sur del país sacudieron la frágil república. Un vídeo publicado en YouTube parecía mostrar la implicación de criminales locales en la provocación de los disturbios.

Emil Kaptagaev, a former Presidential Chief of Staff and current governor of Issyk-Kul, had a strange day on October 7 (scanned photo taken from Gezitter.org)

Emil Kaptagaev, ex jefe del gabinete presidencial, tuvo un día extraño el 7 de octubre (foto escaneada tomada de Gezitter.org)

Ahora la palabra que empieza por K cobra vida en los políticos kirguisos otra vez. En la tarde del 7 de octubre, en lo que empezó como una manifestación pacífica, el gobernador de la provincia de Ysyk-Kol, Emilbek Kaptagaev, fue secuestrado bajo extrañas circunstancias. En las horas siguientes, en las que se podía ver a la policía y a los manifestantes enfrentarse, corrían rumores de que le habían cubierto de gasolina y le habían preparado para la inmolación. Una vez liberado, Kaptagaev aclaró [ru] que los manifestantes sólo le habían amenazado con quemarlo y “cortarlo en pedazos como si fuese chuletas”.

Cabe señalar que Kaptagaev, antiguo jefe de gabinete de la ex presidenta Rosa Otunbáeva, no es una figura pública popular. En un comentario debajo del articulo donde describe su experiencia como rehén, un lector, bajo el pseudónimo de “lector”, escribió [ru] lo siguiente:

О Боже, какой он бедный и несчастный! Зарезать прям его хотели…Да и вообще тебя надо было пристрелить или зарезать. а потом волкам на шашлык отдать. Хотя, если так посмотреть, то даже волки достойны лучшего мяса чем у лысика.

¡Dios mío, qué mala suerte tiene el pobre! Realmente querían cortarle en pedazos… Bueno, pues deberían haberle cortado o disparado y luego tendrían que habérselo dado a los lobos, como un kebab. Sin embargo, los lobos se merecen mejor carne que este calvo.

Mientras tanto en el parlamento, un comité parlamentario ad hoc decidió [ru] reanudar el debate sobre la propiedad de Kumtor y también preparar un voto de no confianza en el gobierno.

A Dastan Bekeshov, un joven diputado kirguiso y uno de los tuiteros más seguidos del país, le pareció gracioso el repentino frenesí de actividad por parte del comité:

Es extraño ver que “oportuna” es la decisión de Alimbekov [miembro del comité parlamentario] en el asunto del voto no de confianza en el gobierno. Al parecer, [Alimbekov] quiere jugar con el ánimo de los manifestantes en contra de Kumtor.

Bekeshov también reflexionó [ru] que sin la oposición política de Kirguistán en Kumtor no tendrían mucho que hacer:

La oposición y otras malas fuerzas tienen suerte de tener lo de Kumtor como pretexto [de los disturbios]. De lo contrario, saldrían con otra cosa.

Edil Baisalov, otro ex jefe del gabinete presidencial y un usuario activo de Twitter, mantuvo durante la vorágine que el tan acosado primer ministro del país debería abandonar su puesto:

Por cierto, ya que estamos en esto: [Jantoro] Satyibadliyev [el primer ministro] debería dimitir de todas maneras. Ha fallado, no ha cumplido con las expectativas, no ha sido capaz de hacer que las cosas funcionen. ¡Y no sólo por lo de #Kumtor!

Entre la pequeña comunidad de la república en Twitter, la etiqueta #СпаситеЖанторо [Salvar a Jantoro] fue tendencia. La idea es salvarlo, con su despido.

Protesters in Karakol held governor Emil Kaptagaev as hostage. Image by Kloop.kg, used with permission.

Los manifestantes en Karakol tomaron al gobernador Emil Kaptagaev como rehén. Imagen cedida por Kloop.kg.

Los medios de comunicación se hunden

Aunque Kirguistán no es una democracia perfecta, sus medios de comunicación cuentan con el dudoso añadido de ser los más libres en el Asia Central postsoviética. Sin embargo, la cobertura de los principales medios sobre los sucesos en Karakol es pobre. La primera cadena pública, OTRK, transmitió un breve reportaje sobre los acontecimientos; y prestó más atención a los viajes del presidente Atambayev y su mensaje de cumpleaños para el presidente ruso. El canal ni siquiera mencionó el hecho de que los manifestantes tomaron al gobernador como rehén.

Elvira Sarieva [ru], una empresaria de Biskek, tuiteó [ru]:

Sea quien sea [Kaptagaev], no pueden capturar a un representante del gobierno así de fácil, las autoridades deben responder inmediatamente, sin esperar hasta el anochecer; y @KTRK_kg [la televisión estatal] debería cubrir la noticia adecuadamente.

Mientras corrían las teorías conspiratorias sobre el gobierno siendo derrocado por ex presidentes y por “fuerzas externas” como los Estados Unidos, Vecherniy Bishkek [en], uno de los periódicos más antiguos y respetados de Kirguistán, publicó una serie de artículos donde citaba a sus “propias fuentes” y que parecían diseñados para avivar los rumores. Un artículo, que cita a una figura misteriosa “en la esfera del poder”, decía [ru] que el secuestro a Emil Kaptagaev fue planeado por su ex jefa, la ex presidenta Rosa Otunbáeva, que actuaba conjuntamente con el ex primer ministro, Omurbek Babanov, y sorprendentemente, el propio Kaptagaev.

Bajo otro artículo sensacionalista lleno de fuentes anónimas, un lector escribió [ru]:

Уважаемая вечерка,понятно,что на вас давят и требуют,чтобы вы размещали подобную информацию из “источников” . Но,помните,что для многих вы являетесь пока еще источником достоверной и объективной информации. Попробуйте объяснить тем,кто на вас давит и заставляет публиковать чернуху и желтуху, что вы просто перестанете пользоваться доверием и превратитесь в такой же отстой, как,скажем,аки-пресс.

Estimado Vecherka [diminutivo de Vecherniy Bishkek], está claro que está bajo presión y le exigen que escriba esta información basada en “fuentes”. No obstante, recuerde que para mucha gente usted es aún una fuente de información fiable y objetiva. Intente explicar a los que le presionan y le fuerzan a publicar esta basura que usted dejará de gozar de la confianza de sus lectores y se convertirá en la misma mierda que Aki-Press [una agencia de noticias kirguisa].

Atái Sadibakásov resumió la confusión del colectivo con la, podría decirse, evasiva de los principales medios del país, impresos y en línea, al tuitear [ru]:

Vecherochka [un diminutivo más cariñoso para Vecherniy Bishkek], mi luz, ¿te has vuelto loco?

A continuación aparecen escenas del caos en Karakol, donde uno de los manifestantes amenazó con prenderse fuego:

 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.