- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Aumentan las protestas en Ucrania, #Euromaidan se pierde en un mar de información

Categorías: Europa Central y del Este, Ucrania, Activismo digital, Medios ciudadanos, Periodismo y medios, Protesta, Tecnología, Últimas noticias
Protesters gathered under flags in Kyiv to demand the Ukrainian government to reverse its policy decision and sign a landmark agreement with the EU; photo by Sergii Kharchenko, courtesy of Demotix, used with permission.

Manifestantes reunidos bajo banderas en Kiev para pedir al gobierno ucraniano que dé marcha atrás en su decisión y suscriba un importante acuerdo con la Unión Europea. Foto de Sergii Kharchenko. Derechos reservados Demotix.

Las protestas en Ucrania [1], que empezaron el 21 de noviembre de 2013, cuando el presidente Victor Yanukovych y su gobierno incumplieron sus promesas de suscribir un acuerdo de asociación con la Unión Europea, son las más concurridas desde la Revolución Naranja de 2004. Los nuevos medios y las redes sociales han tenido un rol clave en el inicio y desarrollo de las protestas de Euromaidán, como se les conoce.

Pero con el aumento del movimiento, se ha vuelto más difícil de seguirlo únicamente en internet.

Dicen los observadores que Euromaidán se hizo posible en gran parte gracias a los medios sociales [2] [en]. Facebook y Twitter en particular han surgido como plataformas clave para coordinar las actividades de protesta y compartir información, fotos y videos acerca de los números de la protesta, lugares y problemas como violencia policial y provocación [3] de todas partes.

Las etiquetas usadas inicialmente (en ucraniano #євромайдан [4], en ruso #евромайдан [5] y en inglés #euromaidan [6]) surgieron inmediatamente tras la primera noche de las protestas y fueron muy útiles como instrumento de coordinación preliminar y para informar a los usuarios en línea en Ucrania y en otros países. Dieron a la gente un sentido de la magnitud de los acontecimientos [7] [en] – durante la etapa inicial de las protestas, cerca de 3,200 tuits se publicaron por hora el 25 de noviembre y hasta 4,800 por hora el 30 de noviembre [8], el día de la primera represión violenta de la policía contra los manifestantes.

Pero cuando las protestas aumentaron, con las autoridades dispersando violentamente a un grupo de manifestantes que acampaba afuera de la plaza principal de la capital de Ucrania, Kiev, en las primeras horas de la mañana del 30 de noviembre, y con grandes multitudes bloqueando y ocupando edificios clave del gobierno al día siguiente, lo que desencadenó violentas dispersiones con la policía antidisturbios, las etiquetas empezaron a desaparecer de muchos tuits sobre las protestas de Euromaidán, con lo que se dificultó seguirlas de lejos.

Una gran cantidad de tuits sobre los disturbios todavía usan las etiquetas, pero hay muchos tuiteros que están dejando de lado lo que fue una herramienta para unir a los manifestantes y dispersar la información después:

.@andresmh [9] @emmaspiro [10] Claro, las etiquetas son útiles, pero la gente las suelta como una papa caliente una vez que la agenda está lista. No es bueno para el análisis.

La socióloga Zeynep Tufekci [12] [en] observó cuando siguió las protestas de Gezi en Turquía [13] que a medida que se sucedían los acontecimientos en #occupygezi, las etiquetas populares usadas para coordinar a la gente y fijar la agenda de la protesta dieron paso a conversaciones entre la gente en lo que muchos de ellos vieron como una red ya establecida de ciudadanos que pensaban igual. La discusión y la acción en línea y fuera de línea siguió con vida e igualmente importante para el resultado de las protestas, pero siguió sin la etiqueta. Agregó [14] en Twitter:

Por ejemplo, en el caso de Turquía, una vez que “Gezi” se convirtió en absolutamente dominante como convocatoria, la gente dejó de lado la etiqueta. Totalmente opuesto.

 

No, la conversación se quedó en Twitter. Fue absolutamente dominante en Twitter. Aun así, nada de etiquetas.

Las fuentes populares de información en las protestas Euromaidán, como el nuevo canal de televisión en línea Hromadske TV [16] [uk], que ofreció una de las pocas transmisiones en vivo de las protestas, y el fundamental medio en línea Ukrainska Pravda [17] [uk] simplemente asumieron que los interesados en seguir las protestas las seguirían de todas maneras o retuitearían sus actualizaciones a sus propias redes, así que no se molestaron con etiquetas que ocupan más caracteres que se pueden usar para información adicional la mayor parte del tiempo.

La misma línea de ideas se aplica a los ya consolidados esfuerzos de los activistas en difundir la información acerca de las protestas, como las cuentas de Twitter @euromaidan [18], @EuroMaydan [19] y su contraparte en inglés @EuroMaydan_eng [20]. Con el avance de los acontecimientos, los que manejan esas cuentas dejaron de adjuntar etiquetas pertinentes a cada tuit y las usaron ocasionalmente.

Hromadske TV [21] [uk] presentó evidencia [22] [uk] de la golpiza a uno de sus reporteros:

Dmytro Gnap, periodista de Hromadske, que fue golpeado en el parque Mariinsky, DETALLES ACÁ

Ukrainska Pravda [25] compartió [26] [uk] información útil para manifestantes heridos:

Los participantes en la protesta que han quedado heridos serán admitidos en el Hospital de Kiev no. 17, en el Hospital de Atención de Emergencias de Kiev y el hospital Oleksandrivska.

La cuenta en inglés de Euromaidán [27] [en] transmitió las últimas noticias del tráfico [28]:

La intersección por Mikhalivskya está llena de conductores demostrando su apoyo.

Por su parte, algunos cibernautas han reunido listas de fuentes confiables [30] [uk] de información y transmisiones en vivo de los acontecimientos en un intento de ayudar al público en general, que puede no ser muy versado en aspectos de la web o entender los acontecimientos y el desarrollo del movimiento Euromaidán.

Corresponsales extranjeros que cubren los asuntos en Ucrania, como Christopher Miller [31] [en], el editor de inglés del Kyiv Post, o el director ejecutivo de Mashable Jim Roberts [32] [en], junto con otros periodistas de medios locales e internacionales, rara vez agregan la etiqueta internacionalizada #Euromaidan. Con mayor frecuencia, simplemente usan las etiquetas generales #Ukraine [Ucrania] o #Kiev en sus tuits para ubicar los acontecimientos que están describiendo:

Muy preocupante. Diez manifestantes enviados a prisión, una docena de desaparecidos cuando las protestas callejeras entran a su tercera semana.

 

Mientras tanto, explosiones en #Kiev. Increíble transmisión en vivo de las protestas en Ucrania.

Nataliya Gumenyuk [41] [uk], periodista de Hromadske TV [16], tradujo su tuit en ucraniano al inglés [42] para difundir información a los medios extranjeros.

Cerca del presidente, la oposición trata de calmar a la gente. Hubo provocaciones, PERO hay muchos que no escuchan.

Christopher Miller [31] [en] del Kyiv Post combinó la popular etiqueta #Euromaidan con palabras claves de ubicaciones más generales:

Rol de los medios sociales en el movimiento #EuroMaidan [34] es esencial.

Recientemente, parece que los manifestantes y los que están en el lugar de los hechos en Kiev no pueden tomarse el tiempo o el espacio de incluir una etiqueta. Los acontecimientos ocurren demasiado rápido, se desarrollan de manera impredecible, y el tiempo y el espacio valioso para informar al público es fundamental. Pero esas tendencias de comportamiento con respecto a las etiquetas significa que los investigadores agregando información sobre las protestas que usan etiquetas relacionadas para seguir la noticia están perdiendo mucho contenido importante. La información reunida así puede distorsionar el alcance de las protestas, su tono y mensaje, lo que posiblemente resulta en notorias omisiones de voces clave presentes en la actividad cívica y política en torno a la protesta.

Los medios convencionales a menudo se siguen refiriendo a las protestas de Euromaidán como protestas a favor de la Unión Europea y a veces como antirusas, y continuamente se ocupan de la política de las protestas, aparentemente sin darse cuenta de que el sentimiento entre los ciudadanos ucranianos hoy en día, en particular después de la brutalidad policial que empezó el octavo día de las protestas, representa una batalla por la igualdad social, cambio en el gobierno y, como muchos manifestantes destacaron, un medio de “retomar” su país. Como tuiteó [47] [en] el usuario James Bray [48] [en], usando una etiqueta completamente diferente y sin relación:

Yatsenyuk también nos dice que las protestas en Ucrania son una “lucha para seguir siendo una nación soberana”. Noticias nocturnas.