¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

guifi.net, la red inalámbrica libre de España

En cualquier momento miles de personas están usando internet en España. Pero más y más españoles están buscando un tipo de internet paralelo, aquel que evite los altos costos de los proveedores de servicio comerciales y reduzca la brecha digital.

guifi.net es una red neutral, propiedad de los usuarios, en la cual una comunidad creciente de voluntarios pueden conectar sus computadoras para usar un tipo de intranet y al mismo tiempo compartir una conexión de internet. La red sin fines de lucro es gratuita salvo los costos individuales de los equipos para las redes y cualquier persona puede unirse y usarla como desee.

Al día de hoy, guifi.net tiene más de 22,000 nodos activos, la mayoría de ellos concentrados en la región de Cataluña (adyacente a la costa española del mar Mediterráneo) y el resto a lo largo de la Península Ibérica, aunque algunos están presentes en lugares tan distantes como Argentina, China, India, Nigeria, Estados Unidos y Yemen.

guifi.net logo

Logo de guifi.net. El texto afirma en catalán: “corta los vínculos que te limitan. Una red libre es posible para todos”.

Descrita como la red en malla más grande del mundio en su tipo, guifi.net comenzó a principios de la década de 2000 para llevar internet de banda ancha a las zonas rurales de Cataluña, donde los proveedores comerciales de internet no ofrecían conexiones. Ramon Roca, cofundador y entonces empleado de Oracle, no quería hacer el largo viaje hasta Barcelona solo para obtener acceso a internet.

Roca y otras personas con ideas similares detrás del esfuerzo de la comunidad hicieron amistad con los funcionarios locales, quienes les permitieron colocar equipos para redes en puntos estratégicos como torres de iglesias [en], y el alcance de guifi.net aumentó paulatinamente.

Aunque ha pasado casi una década desde que la red inalámbrica “hecha a mano” de guifi.net nació como una forma de llevar internet donde no llegaban los proveedores comerciales, la situación no ha cambiado tanto, como Roca explicó en una entrevista con la web Eroski Consumer en 2010:

No comparto en absoluto la idea de “ofertas variadas”. Es lo que algunos quieren hacer creer a la ciudadanía para disuadir a nuevos competidores, pero la realidad es que hay poca oferta, de mala calidad y casi obsoleta.

Son necesarias aún alternativas para España, un país con tasas menores de penetración de internet con respecto a la media en Europa. Según datos de Eurostat [en], 68 por ciento de los hogares contaban con acceso a internet para 2012, mucho menos con respecto al estándar de Unión Europea de 76 por ciento y poniendo a España en la compañia de la República Checa, Croacia e Italia. España tiene algunas de las conexiones de banda ancha más caras en Europa, según [en] la organización de investigación de telecomunicaciones Ofcom.

guifi.net ayuda a los usuarios a dividir los altos costos de internet de banda ancha al permitir que un grupo de familias, por ejemplo, contraten a un proveedor de internet con una VPN (Virtual Private Network o redes virtuales privadas) y compartan dicha conexión a través de guifi.net.

Los gobiernos locales se están preparando para aprovechar la red de guifi.net. Municipalidades pequeñas como Avinyonet del Penedès [ca/en], pueblo de solo 1,500 personas en el sureste de Cataluña y Cabanes, pueblo de cerca de 2,900 habitantes en la costa norte de Valencia, usan guifi.net para brindar acceso digital a residentes que normalmente no podrían tenerlo y apoyan a la red instalando supernodos que amplifican su señal inalámbrica.

El esfuerzo comunitario ha sido tan exitoso que se ha extendido más allá de la conectividad inalámbrica y ha añadido cables físicos de fibra óptica a su red. En 2010, guifi.net firmó un acuerdo [ca] con el gobierno regional de Cataluña para llevar internet a zonas rurales vía fibra óptica, comenzando con el pequeño pueblo de Gurb.

El más reciente ente en unirse a la red de fibra óptica fue el Hospital General de Vic [ca] durante el pasado verano, parte del esfuerzo de interconectar a la zona de Osona para la penetración de internet. “Las compañías grandes no están interesadas en hacerlo y las pequeñas no pueden. Conectar entre todos […] es la mejor y única forma” dijo Roca al sitio web de noticias El9Nou.cat.

Meses atrás, el banco español Bankia donó tres kilómetros [ca] de cable de fibra óptica -alguna vez propiedad del banco de ahorros Caja Laeitana, absorbido por Bankia- para guifi.net en Mataró (Cataluña).

Todo como parte del plan, según declaraciones de Roca a openSUSE.org [en] en 2012, para construir “internet para todos. Eso significa contar con una alternativa de redes comunes en todo el planeta, sin importar si la llamas guifi.net o no”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.