¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Corea del Sur acusa a sacerdote católico de hablar a favor de Corea del Norte

Corea del Sur investiga a un prominente sacerdote católico después que este último hiciera ciertos comentarios en los que pedía la dimisión del presidente del país por la profusa manipulación de la red por parte de la agencia de inteligencia y el Ministerio de Defensa, que se remonta a las elecciones del año pasado.

Park Chang-shin, sacerdote de la diócesis de Jeonju y miembro de la Asociación de Sacerdotes Católicos para la Justicia (ASCJ), que ha criticado abiertamente a la presidenta por el escándalo de dichas elecciones, se encuentra en plena línea de fuego por sus comentarios sobre Corea del Norte. Durante una reciente homilía [ko], dijo que «es natural que el Norte ataque la isla de Yeonpyeong, ya que Estados Unidos y Corea del Sur realizaron maniobras militares conjuntas cerca de sus orillas», en referencia al ataque norcoreano contra esa isla fronteriza en noviembre de 2010, que tuvo como resultado la muerte de dos civiles y dos militares.

Estas palabras se han convertido en munición [en] para que el gobierno lo haga investigar por la fiscalía. La primera ministra surcoreana calificó [en] las palabras de Park de «destructivas para el país y favorables al enemigo», y el ministro de Defensa intervino llamándolo «enemigo del estado». Es irónico, porque en esa misma homilía, Park dijo también que está «tan harto de la retórica ‘pronorte’ que los regímenes conservadores se complacen en adoptar y exagerar para acallar a los críticos después de tacharlos de simpatizar con Corea del Norte».

Desde finales del pasado verano, los líderes católicos surcoreanos –encabezados por la Asociación de Sacerdotes Católicos por la Justicia– han condenado firmemente la sistemática interferencia [en] del gobierno, celebrando regularmente combinaciones de misas y vigilias de protesta. El grupo tiene un historial [ko] de resistencia contra el gobierno dictatorial del padre de la presidenta Park que se remonta a los años 70, y también fueron los que denunciaron la tortura y muerte de Park Jong-Chul [en], un hecho significativo que condujo al movimiento democrático de junio [en] de 1987.

Las últimas revelaciones sobre el escándalo de las elecciones muestran que la agencia de inteligencia y el Cibercomando del Ministerio de Defensa han publicado más de 24,2 millones de tuits calumniando a los candidatos de la oposición y alabando a la actual presidenta Park Geun-hye. Como cada vez surgen más protestas, la presidenta dijo [en] recientemente que «no toleraría ningún intento de causar división social y dañar la unidad nacional».

En Corea, la red ha hervido de rabia y preocupación sobre la democracia y la libertad de expresión en el país a la luz de la forma en que se ha tratado al padre Park.

El prominente periodista ciudadano @mediamongu tuiteó una foto de una misa especial organizada por la ASCJ [en] y celebrada por el padre Park el 22 de noviembre. Unos 400 sacerdotes y fieles católicos podrían haber participado en esta protesta:

Después de que acabara la misa y la protesta para pedir la dimisión de la presidenta Park, los sacerdotes y fieles católicos tomaron las calles, portando velas en las manos y gritando «¡Dimita, presidenta!»

Muchos internautas expresaron su temor por el hecho de que se esté usando la retórica sobre Corea del Norte con tanta frecuencia contra grupos progresistas y críticos con el gobierno:   

El gobierno de Park distorsiona y abusa de los comentarios sobre la isla de Yeonpyeong para calificar a la ASCJ de «pronorte». Si no hubieran hecho estos comentarios, el gobierno habría encontrado alguna otra excusa para tacharlos de pronorte. [Utilizan esta retórica] porque es la única baza que tienen en este momento. Cualquier grupo que critique las fraudulentas elecciones se tachará de «pronorte», ya sean protestantes, budistas Won, budistas coreanos de la orden Jogye o cualquier otra cosa. Es simplemente patético.

Con la [anterior] administración de Lee Myung-bak, las voces críticas con el gobierno se tachaban de «pronorte». Ahora etiquetan a la ASCJ de grupo católico favorable al norte. Está clarísimo: cualquiera que diga algo negativo sobre el gobierno y pida la dimisión de Park, es «pronorte».

La sociedad civil Gwangju dijo «Apoyamos firmemente la misa y la protesta del ASCJ. La gente ha acusado a las instituciones gubernamentales de conspirar para violar la constitución, y los líderes religiosos siguen celebrando misas y protestas: si la retórica «pronorte» es la única respuesta que el gobierno de Park puede dar a todas esas peticiones, pronto se enfrentarán a una resistencia pública más extensa y feroz.

Los internautas también lamentan el hecho de que los medios conservadores coreanos se hayan alineado ciegamente con el partido en el poder, y que los miembros de la Iglesia católica sufran ataques [ko] de grupos conservadores: 

La lógica de la «separación de iglesia y estado» está hecha para prevenir la complicidad entre la política y la religión, no para restringir la libertad de las personas, que está protegida por la constitución. Sus medios coreanos están tan ocupados echando tierra al escándalo de la manipulación de las elecciones por parte del servicio de inteligencia [publicando otros titulares sensacionalistas]. Aunque ladren por su amo, al menos tengan la cortesía de saber sobre qué estan ladrando. Y recuerden que su amo es el pueblo. Pagarán por esto. 

Bombardean a la ASCJ a base de ataques con «retórica pronorte», y los medios no hacen más que amplificar los asaltos.

Hoy, justo después que Park Geun-hye hiciera el amenazador comentario de que no permitiría que esos ciudadanos rebeldes se salgan con la suya, [nota: es la interpretación del usuario, no las palabras exactas de la presidenta], el grupo conservador Veteranos Goyeopje destrozaron completamente la iglesia de Jeonju. Veamos cómo reacciona Park Geun-hye ante la violenta e ilegal transgresión que se ha cometido contra un lugar sagrado, ya que fue ella la que dijo que iba a tomar severas medidas contra las protestas ilegales y violentas.

Cuando se conoció el asunto Lee Seok-ki [en], los grupos conservadores quemaron su efigie. Ahora tachan a la ASCJ de pronorte y queman sus efigies. Venga, esto ya cansa, es como ver quemar brujas. Suena mucho a chantaje lo que siempre alega esa gente, no hay nada de nuevo en todo esto.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.