- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Rescate financiero del FMI en Pakistán trae doloroso aumento de la inflación

Categorías: Asia del Sur, Pakistán, Alimento, Economía y negocios, Gobernabilidad, Medios ciudadanos

En Pakistán, un país que sufre de pobreza, cortes de energía y problemas de inseguridad, la inflación está creciendo, gracias a las severas medidas implementadas por el gobierno para satisfacer las rigurosas condiciones [1] [en] parte de un préstamo económico equivalente a 6.6 billones de dólares americanos por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI). 

El FMI aprobó [2] [en] un préstamo con una duración de 3 años para estabilizar la economía de Pakistán como parte de su Programa de Asistencia Financiera en setiembre del 2013. A cambio, demanda [1] [en] que el gobierno de Pakistán imponga medidas muy estrictas tales como la implementación de cortes de presupuesto, recortar subsidios, incrementar la taza de impuestos, la privatización de empresas estatales y reformar el sector de energía con incremento de precios. 

Potato and onion [3]

El gobierno de Pakistán está considerando prohibir la exportación de cebolla para terminar con los incrementos de precios. Imagen del usuario de Flickr, Olaf Kellerhoff. CC BY-NC

El gobierno ha recortado los subsidios en un 35 por ciento [4] [eng] en un esfuerzo por obedecer las demandas, causando un incremento en la inflación [5] [en] y elevando los precios en los mercados locales.

Pakistán, al igual que gran parte del mundo en desarrollo, ha estado a dieta de préstamos del FMI [6] [en] desde los 80s. Parte del préstamo actual es para pagar deudas atrasadas – “deuda circular”. Los préstamos del FMI a Pakistán en el 2008 fueron por 11.3 billones de dólares [7] [en]. Pakistán aún le debe al FMI cerca de 5 billones de aquellos préstamos cuyos intereseses se encuentran acumulando [8] [en]. La mayor parte de los ingresos del país están destinados a pagar la deuda con el FMI. Así, cada año, 2-3% del presupuesto anual es para servicios médicos y educación y un 25% en pagar adeudos.

Aunque el Ministro Federal de Finanzas y Hacienda de Pakistán, Ishaq Dar [9] [en], señaló que el gobierno, la Liga Musulmana de Pakistán-(Nawaz) ha “heredado una economía maltrecha” y que acabar con los subsidios era esencial [10] [en] para la autosuficiencia del país, la inflación llegó a  9.1 por ciento en octubre del 2013 [11] [en], el mayor aumento que ha sufrido en los últimos 16 meses.

Gráfica que representa el incremento de la inflación durante un año, medido de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor. Fuente: Oficina de Estadísticas de Pakistán, Islamabad [12]

Gráfica que representa el incremento de la inflación durante un año, medido de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor. Fuente: Oficina de Estadísticas de Pakistán, Islamabad

El precio de la comida así como el de otras necesidades básicas se ha disparado. Debido a que los ingresos de las personas no se incrementan en proporción a la inflación monetaria, esto ha significado una situación muy estresante para muchos, especialmente para aquellos que sobreviven con ingresos diarios. De acuerdo con un artículo [13] [en] de IRIN Asia, la inflación en Pakistán ha repercutido severamente en la seguridad alimentaria del país.

Como se reportó en el diario The Express Tribune [14] [en], el aumento de precio en alimentos perecederos fue de un 18.3 por ciento, mientras que en ropa y calzado un 14.6 por ciento. Contra la situación de fondo del gobierno recortando los subsidios y aumentando la tarifa de la energía [15] [en], todo esto ha puesto una intensa presión financiera a los ciudadanos de Pakistán.

Ha habido mucho desacuerdo por las medidas puestas para satisfacer los términos del FMI. El creador de contenido digital Rabab Khan comentó [16] [eng] en su cuenta de Google+:

Los préstamos de donantes internacionales como el FMI y el Banco Mundial, mientras que intentan ayudar implementando políticas de crecimiento inclusivo, no logran su propósito debido a que atraen mayor inflación, inestabilidad económica y desempleo en el país.

Desde su cuenta oficial de Twitter, el partido de la oposición Pakistan Tehreek-e Insaf [17] tuiteó [18] [en] de su presidente, el jugador de cricket Imran Khan [19]:

La inflación va tal cual se declaró en un acuerdo del FMI. La injusticia sobre el pueblo de Pakistán.

El periodista Osama Bin Javaid (@osamabinjavaid [21]) [en] reportó:

La inflación en Pakistán subió un 9.08 por ciento en octubre del 2013 desde hace un año. Ha sido el mayor incremento en los últimos 14 meses.

Banker Sayem (@SayemZA [23]) [en] apuntó a una gráfica mostrando que el índice de precios (SPI) ha ido aumentando desde que el ministro de finanzas dijo su discurso en junio del 2013:

Una gráfica para explicar el desempeño de PMLN – ¡¡La inflación está que arde!!

Usama Usmani, un estudiante de contabilidad de Karachi, se lamentó:

¡La inflación está mostrando su peor impacto en Pakistán en estos momentos! Y estamos perdiendo el tiempo en debates inútiles. Qué mala suerte tiene la gente buena.

Las medidas del gobierno para generar ingresos y su incapacidad de controlar la alza de precios está siendo agotador para las clases media y media baja. Aparte del incremento de los precios, el gobierno ha impuesto un ”cash tax [32]‘ [en], impuestos sobre el dinero en efectivo debido a las presiones que ha causado la inflación, mientras la rupia se devalúa. 

El precio de la rupia se ha devaluado demasiado a comparación del dolar americano, valiendo cada dolar unas 108.27 rupias, haciendo las importaciones y el pago de las deudas muy costosas. El IMF admite [33] [en] que con la devaluación de la moneda de Pakistán y la eliminación de subsidios en energía eléctrica, la inflación seguirá aumentando. Y por si fuera poco, la crisis seguirá empeorando debido a la falta del desarrollo económico y el desempleo que Pakistán pasa por estos momentos.

En un intento por detener dicha crisis y mantener la economía estable, el 13 de noviembre de este año, el Banco del Estado de Pakistán cambio su tasa de interés de un 10% a un 9.5%, con la esperanza [34] [en] de nivelar las presiones económicas y controlar la devaluación de su moneda nacional.

Sólo el tiempo dirá si la inflación se frenará, aliviando así al necesitado pueblo de Pakistán.