¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Resumen de 2013: una charla con Jillian York y Eva Galperin de EFF

Graphic by 7iber (CC BY-NC-ND 2.0)

Gráfica de 7iber (CC BY-NC-ND 2.0)

Jillian York [en] y Eva Galperin [en] son colaboradoras de Advox que desde hace mucho tiempo trabajan para la Electronic Frontier Foundation [en], una destacada organización estadounidense defensora de los derechos humanos en la era digital. Ellas dirigieron esta semana un ejercicio de “resumen del año”, observando el estado de los derechos digitales en 2013 y haciendo predicciones para el nuevo año. No es de sorprender que se encontraran enfocándose en las amenazas de la vigilancia en un mundo post-Primavera Árabe.

Jillian York: Luego de la Primavera Árabe, no estaba segura cuán alocados podrían volverse los años subsiguientes en el frente de la libertad en internet. Y así fue.

Eva Galperin: Entonces, ¿fue este el “peor año para la libertad en internet” hasta la fecha?

JY: Para la gente que pensaba que la Primavera Árabe iba a ser un punto de viraje positivo, creo que 2013 fue un año muy duro. Hemos visto mucha evidencia de cómo la Primavera Árabe influyó en países de la región OMNA [Oriente Medio y Norte de África]. ¿Cuál crees que fue su impacto en otras partes del mundo?

EG: Definitivamente ha tenido influencia en Rusia y otros estados postsoviéticos. Por ejemplo, en Turkmenistán [en] el gobierno ha visto la Primavera Árabe como señal de que deberían elevar la vigilancia en internet. Y no ayuda que el equipamento se está volviendo menos costoso y la vigilancia se está haciendo más fácil mientras más gente en todo el mundo dirige más sus vidas hacia lo digital.

JY: La vigilancia se está abaratando y aun así sólo hay unos pocos países [en] que producen el tipo de equipo del que hablamos, ¿verdad?

EG: Mucho del equipamento se hace en Occidente, pero la compañías en EEUU y Europa se están enfrentando a una creciente competencia de compañías chinas como Huawei y ZTE. Como activistas, podemos presionar a compañías como BlueCoat o Cisco o hasta Teliasonera, pero no hay mucho que podamos hacer para influir en las políticas de las empresas chinas.

JY: Cierto –aunque me pregunto ¿cuánto de los contratos en Occidente para esas compañías pudiera influir en sus decisiones?

EG: De hecho, Huawei dijo oficialmente este año que ya no estaban interesados en el mercado estadounidense. No quiero sonar muy derrotista, pero si la mejor defensa de las compañías occidentales ante la venta de capacidades de vigilancia a regímenes autoritarios es: “si no lo hacemos nosotros, lo harán las empresas chinas”, entonces han cedido en el terreno moral. Ya que todos hablan hoy en día de la vigilancia del Estado, ¿crees que hemos progresado en la protesta contra las compañías occidentales este año?

JY: Sí y no. Creo que hemos progresado mucho con los proveedores de servicios digitales y empresas de medios sociales -incluso si no creemos que sus declaraciones han sido suficientemente contundentes, muchas de las compañías líderes se unieron [en] y fijaron su posición contra el espionaje masivo de la NSA. Pero en lo que respecta a los proveedores de equipos de vigilancia, creo que hay mucho más que podemos hacer. De hecho, lo estoy conviertiendo en mi resolución de Año Nuevo: Encontrar una manera de dirigirme a los inversionistas.

Por otro lado, hubo el lanzamiento de los 13 Principios en la Aplicación de Derechos Humanos a la Vigilancia de las Comunicaciones –este documento, desarrollado por una coalición (en la que EFF fue un miembro destacado) y firmado por más de 300 organizaciones en el mundo, se sintió como un paso importante hacia un ambiente digital más transparente y proteccionsita de los derechos. Así que hay buenas noticias.

EG: ¡Así es! Y esto pudiera tener un impacto duradero en los próximos años. Hablando de fuertes esfuerzos activistas –tú que observas de cerca al OMNA. ¿Qué gran activismo has visto que haya salido de la región este año?

JY: Ha habido algunas acciones contundentes en el caso del bloguero y activista egipcio Alaa Abd El Fattah –él está enfrentando cargos [en] bajo la nueva ley antiprotesta” [en] de Egipto, que prohíbe las manifestaciones públicas sin la previa autorización de los funcionarios gubernamentales. Cuando fue arrestado el mes pasado [noviembre] en Egipto, sus aliados crearon un “comunicado de prensa continuo” en un documento de Google que enviaron a periodistas y organizaciones –este está siendo actualizado constantemente. Es bastante ingenioso –un gran forma de mantener a la gente informada sobre las noticias más recientes de su caso.

Alaa Abd El Fattah. Photo by Alaa (CC BY-SA 2.5)

Alaa Abd El Fattah. Foto de Alaa (CC BY-SA 2.5)

Y en Jordania, la gente ha hecho un gran trabajo oponiéndose a la censura en línea [en] que ha surgido de la Ley de Prensa y Publicaciones –más de 300 sitios han sido bloqueados bajo nuevas enmiendas a la ley que incluye restricción de contenido y normas de registro para los sitios web. El año pasado, los activistas respondieron llevando un ataúd por toda la ciudad, llamándolo un “funeral por internet”.

¿Qué hay de los lugares que tú observas? Sé que sigues de cerca a Vietnam, ¿qué está sucediendo allí?

EG: Vietnam está inmerso en años de represión a los blogueros. Este año, vimos a blogueros destacados como Le Quoc Quan [en] (quien también es abogado en derechos humanos) encarcelado y condenado. También hay casos donde los blogueros fueron agrupados y condenados por docenas a la vez. Y personas como Dinh Nhat Uy [en] fueron encarcelados por publicar artículos antigubernamentales en Facebook.

Son muy descarados acusando gente de cargos no relacionados. Cargos como evasión fiscal, por el que son condenados, son muy comunes.

Esta también es una táctica común en China y Rusia. El bloguero y líder de oposición Alexey Navalny fue condenado por malversación y sentenciado a cinco años de cárcel en Rusia este verano.

JY: Hablando de Rusia, este verano parece que el país estuvo “en el tope” por así decirlo –entre Snowden y el éxito de Putin respecto a Siria– pero Rusia realmente está reprimiendo a los activistas, ¿o no es así?

EG:  Rusia no sólo reprime a la oposición política, también le han dado duro a la libertad de expresión en internet. El año pasado, la Duma aprobó una ley de censura a internet que estaba aparentemente dirigida a la proteccion infantil, pero que ha sido utilizada para silenciar a la oposición. Proteger a los menores de “extremismo”, “propaganda homosexual” e información acerca de la venta de drogas ha estado llevando a excusas en Rusia para censurar internet. Creo que el ángulo de la homofobia es relativamente nuevo e inusualmente fuerte allá.

¿Cuáles tendencias esperas se sigan viendo en 2014?

JY: Je – bueno, una desafortunada tendencia que amerita mención es a los periodistas siendo acusados bajo estatutos de terrorismo. Yo conté cuatro sólo este año. En una nota más positiva, creo que el crecimiento de la “escena” en derechos digitales es asombroso. No estamos solos en esta lucha –también hay muchos aliados en cada esquina del mundo… pero eso también signifca que tenemos que ser fuertes en defender TODOS nuestros derechos y no comprometer esa lucha.

EG: Yo he estado realmente impresionada por el surgimiento de nuevas organizaciones aflorando en todo el mundo. Espero que esto signifique que veremos una tendencia continua hacia un movimiento por la libertad en internet más exhaustivo y menos centrado en EEUU.

JY: Sí, yo espero lo mismo. Bueno, Eva – que tengas un feliz año nuevo y te veré del otro lado.

EG: ¡Igual para ti! Esperemos que sea un buen año.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.