¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Víctimas de la contaminación petroquímica en Taiwán

Las personas que viven cerca de la planta petroquímica Naphta Cracker en el Condado de Yunlin (Taiwán Occidental) ven amenazada su salud por estar expuestas a varias sustancias tóxicas que contaminan el aire y que pueden causar diversas enfermedades, por ejemplo cáncer, según un informe realizado por investigadores de la Universidad Nacional de Taiwán. 

Publicado en julio de 2012, el exhaustivo informe sobre el impacto de la planta Naphta Cracker No. 6 del grupo empresarial Formosa Plastics Group [zh], reveló que entre los contaminantes a los que están expuestos los residentes se encuentra el cancerígeno [en] y dañino en extremo para el hígado cloruro de vinilo [en], que es la materia prima en la producción de PVC y de otros productos plásticos.

Las conclusiones son las mismas que había revelado la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, que aseguraba que había “muchas” irregularidades en las plantas de Formosa Plastics en Luisiana y Texas en 2009. En ese caso, la empresa taiwanesa tuvo que llegar a un acuerdo monetario de 13 millones de dólares estadounidenses con el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

La planta Naphtha Cracker [en] del Condado de Yunlin se enfrentó a la oposición pública por sus posibles consecuencias a la salud desde el inicio de su construcción en 1992. En 2009, el gobierno local, que había recibido con los brazos abiertos la inversión en la zona, aceptó invitar a investigadores de la Universidad Nacional de Taiwán para realizar un estudio de tres años de duración y evaluar los riesgos a la salud pública relacionados al complejo.

Los concluyentes resultados han inspirado a los habitantes de Yunlin a que lleven adelante posibles acciones legales contra Formosa Plastics Group [zh]. Jung Sheng-Hsiung dio información sobre este tema en el portal público de noticias PNN:

台西鄉民陳財能則說,他的父親、母親、姊姊、哥哥,甚至年僅19歲的兒子,都因為肝硬化過世,他自己也罹患肝硬化5年[…]「有人說我愛『牽拖』,但如果真的是我爸爸的『種』不好,為何我嫁去外地的三個姊姊都沒事,只有留在當地的人生病死亡?」陳財能強調,六輕讓當地居民活在威脅之中[…]如果居民為了後代子子孫孫,決定對台塑六輕提起集體訴訟,他一定第一個加入。

Tsai-Neng Chen, que vive en Taishi, contó que sus padres, su hermana, su hermano y su hijo murieron de cirrosis hepática. Su hijo tenía solo 19 años cuando murió. El mismo Tsai-Neng Chen ha padecido esta enfermedad durante cinco años […] “Algunos dicen que yo ‘estoy imaginando’ la conexión. Sin embargo, si la enfermedad es el resultado de problemas genéticos transmitidos por mi padre, ¿por qué mis tres hermanas, que se mudaron tras haberse casado, están sanas y en buen estado físico? Sólo los que nos quedamos aquí, nos enfermamos y morimos.” Tsai-Neng Chen enfatizó la amenaza que enfrentan los habitantes de la zona cercana al complejo Naphtha Cracker […] Si los residentes, preocupados por las generaciones futuras, deciden llevar a cabo una demanda contra Formosa Plastic Group, él será el primero en la lista de demandantes.

El estudió también alentó a otros pueblos aledaños, como el Condado de Changua, a exigir que se realicen investigaciones similares sobre su situación. El Condado de Changua está situado al norte de la planta y sus residentes temen que, cuando llegue el verano y soplen los vientos desde el Sur, puedan acarrear los contaminantes del aire hacia esa zona.

Jung Sheng-Hsiung, como parte de su labor periodística para PNN, visitó los pueblos afectados del Condando de Changua y publicó una fotografía de primera plana [zn] titulada “El viento del Sur”. Jung permitió a Global Voices publicar aquí la fotografía y traducir parte de su informe especial:

eelfarm

台西村幾乎人人都會在冬天時下海捕鰻苗。按照老漁民說法,以前入夜後的濁水溪口簡直像夜市一樣熱鬧,四處都擠滿為了貼補家用而下海撈鰻苗的村民。然而好景不常,現在濁水溪口已經沒有什麼人在捕鰻苗了;原因無他,鰻苗正以急遽的速度消失中。

En el pasado, todos en el pueblo se metían al mar para atrapar anguilas. Los viejos pescadores contaban que antes la desembocadura del río se llenaba de personas, como si fuera un mercado nocturno, mientras los pobladores atrapaban anguilas para incrementar los ingresos familiares. Sin embargo, esos buenos tiempos no duraron mucho y ahora casi no se ven personas pescando anguilas. Las anguilas están desapareciendo a gran velocidad.

eelfarm

陳金鳳61歲,前年過世的丈夫許世賢幾乎什麼也沒能留給她;除了一棟已經繳了20年房貸還沒結清的破房子,還有幾年來為了治病所欠下的負債。許世賢還在世時,兩夫妻總是一起下田耕種,但他們名下沒有任何土地,只能幫人代種領工錢,家境一直不好。民國95年,不菸不酒不嚼檳榔的許世賢突然罹患口腔癌,四處求醫也無法獲得改善,最終在100年11月轉移肺腺癌過世,享年59歲。
談起許世賢的病,陳金鳳說自己只是沒讀多少書的鄉下人,無法多做說明,但她確實對丈夫的病感到疑惑–何以一名不煙不酒不嚼檳榔的鄉下農夫,會得到口腔癌、肺腺癌呢?

El difunto marido de Chin-Feng Chen, de 61 años, Shih-Hsien Hsu, murió hace dos años y sólo le dejó a su esposa una vieja casa, cuya hipoteca pagan hace 20 años y van a seguir pagando aun más tiempo. Y la deuda por la enfermedad queda por aclararse. Cuando Shih-Hsien Hsu vivía, ellos eran agricultores. Como no tenían tierra propia, sólo podían trabajar para otras personas y así tener ingresos. Nunca tuvieron un buen pasar económico. En 2006, a Shih-Hsien Hsu, que nunca había fumado tabaco, bebido alcohol o mascado nueces de areca, le diagnosticaron cáncer de boca. A pesar de la ayuda médica, su salud se deterioró. Murió en noviembre de 2011 a los 59 años, cuando el cáncer hizo metástasis en los pulmones.

Chin-Feng Chen dijo que ella no sabe explicar por qué su marido murió de cáncer de boca. Sin embargo, se pregunta cómo una persona como su esposo, un granjero que vivía en el campo y que no tenía ningún hábito poco saludable, como fumar, beber o mascar nueces de areca, puede morir de esa enfermedad.

scar

魏林星今年74歲,3年前左肺葉長了顆6公分大的腫瘤,才知道自己罹患肺腺癌。考量到魏林星的年紀與腫瘤大小,醫生本來擔心她體力無法負荷,所以建議不要開刀,沒想到魏林星一句「我要和你(腫瘤)拼了」,並且證明自己體力充足,這才說服醫生動刀。
現在魏林星的身上有道長達15公分的疤痕,採訪時她非常大方地褪去衣物展示傷痕,因為那疤痕對她來說,彷彿不只是病痛的痕跡,更是自我堅韌求生意志的勳章。

A Lin-Shin Wei, de 74 años, le creció un tumor de seis centímetros de largo en el pulmón izquierdo hace tres años y le diagnosticaron un adenocarcinoma de pulmón. Teniendo en cuenta su edad y el tamaño del tumor, los médicos aconsejaron no operarla para quitar el tumor, ya que el pronóstico no era muy favorable. Sin embargo, Lin-Shin Wei dijo que quería pelear contra el cáncer y demostrar que tenía un cuerpo fuerte que soportaba una cirugía. Finalmente, convenció a su médico.

Hoy, Lin-Shin Wei tiene una cicatriz de 15 centímetros de largo en el cuerpo. Me la enseñó con orgullo durante la entrevista. Para ella, esa cicatriz no es sólo evidencia de su enfermedad, es también un premio a su voluntad de seguir con vida.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.