- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Impopulares algunas de las medidas de la actualización del modelo económico cubano

Categorías: Caribe, Latinoamérica, Cuba, Activismo digital, Economía y negocios, Política, Trabajo

Foto0415La actualización del modelo económico cubano ha implicado el establecimiento de medidas que, aunque económicas, tienen un impacto en otros aspectos de la vida cotidiana: las relaciones entre los diferentes grupos sociales y entre los individuos.

Dichas medidas han estado apoyadas conceptualmente por los Lineamientos de la política social y económicas del Partido y la Revolución, que fueron discutidos en el sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba y aprobados en abril del 2011.

Según consta en el documento oficial [1] (pdf):

Los Lineamientos definen que el sistema económico que prevalecerá continuará basándose en la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción, donde deberá regir el principio de distribución socialista “de cada cual según su capacidad a cada cual según su trabajo.

A partir de aquí, el conjunto de medidas implementadas han sido muchas y disímiles. Algunas que han reorganizado el funcionamiento de instituciones estatales, como el Ministerio de Relaciones Exteriores [2] por ejemplo, y otras cuyos ámbitos de actuación ha sido estrictamente la producción de bienes y servicios a destacar las relacionadas con la agricultura [3].

Sin dudas, las referidas a la estimulación de un sector no estatal de empleo y gestión económica, entiéndase el trabajo por cuenta propia, ha sido una de las más novedosas y sus consecuencias han sido también estudiadas.

En este sentido, la socióloga Mayra Espina Prieto, en una trilogía [4]de trabajos publicados en la revista Cubacontemporanea, revela alguna de las tensiones que se producen en la sociedad cubana a partir de la aplicación del nuevo modelo económico:

A través de consultas a expertos se ha podido establecer que la lista de actividades autorizadas para el trabajo por cuenta propia preferencia actividades masculinas, con lo que se crea un desbalance y barreras de género desde el inicio. De igual modo, muy pocas de las ocupaciones listadas se basan en conocimiento técnico de media y alta calificación, activo que poseen muchas mujeres y generaciones adultas mayores.

Y añade:

Es difícil pronosticar los impactos sociales de la reforma, y es obvio que los cambios que se producirán no provendrán exclusivamente del rumbo de transformaciones centralmente pautado y planificado.

¿Medidas impopulares?

Ante las decisiones tomadas a nivel gubernamental, en virtud de la actualización del modelo económico cubano, llama la atención la repercusión que han tomado algunas de ellas, las cuales no se concentran únicamente en el ámbito del trabajo privado o por cuenta propia.

Con el objetivo de conocer cuales han sido, en opinión de usuarios y usuarias de Twitter, quienes residen Cuba, acerca de las medidas más polémicas que ha tomado el gobierno cubano, esta autora le preguntó a los internautas cuál pensaban que era la medida más impopular. A continuación algunas opiniones:

A la cual respondió @cubanoinsular19:

  Por su parte @nimlothcuba reveló:

 Interesada en ahondar el por qué de la preocupación por la edad de jubilación en Cuba, @cubanoinsular19 nos comenta:

… porque es una medida q en cualquier país sería de un gobierno neoliberal, pero en Cuba fue presentada como una “medida necesaria”.

La edad de jubilación en Cuba fue extendida a 60 años para las mujeres y 65 para los hombres, de manera progresiva desde el 2009 hasta el 2015, o sea durante 7 años se ha añadido progresivamente uno más hasta llegar a las edades limites establecidas para cada género. Sin embargo, según @cubanoinsular19:

… en lo personal, no conozco a nadie q esté de acuerdo con los términos de jubilación.

La actualización del modelo económico de Cuba necesitó además que se reescribiera el Código del Trabajo, cuyo anteproyecto [15] fue discutido en la Isla por los sindicatos de trabajadores y al cual se le hicieron numerosas críticas por parte de bloggers, algunas de ellas tan contundentes como la realizada por activistas LGTB [16], al punto de que fueron tomadas en cuenta en la escritura final [17] de dicha norma jurídica.

Respecto a los cines 3D, en el diario Juventud Rebelde, órgano de la Unión de Jóvenes Comunistas, se publicó un extenso reportaje titulado “La vida en 3D [18]“, al cual sucedió la decisión, por parte del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, de prohibir dichas salas de exhibición [19], las que habían sido establecidas y se mantenían operando a partir de la licencia para realizar trabajo por cuenta propia denominada: “Operador de equipos de recreación”.

La polémica [20] que levantó dicha medida fue muy ardua y en ella participaron reconocidos intelectuales cubanos como Victor Fowler, Dean Luis Reyes, Gustavo Arcos, por ejemplo, y también tuvo repercusión en las redes sociales:

Y los precios de los carros

Al decir por la cantidad de medios de prensa que han abordado el tema, la lista de precios (en CUC) de los autos que el gobierno cubano vende a la población por primera vez en 55 años, clasificará para que, al final del 2014, se le otorgue a dicho acontecimiento el titulo de “el más comentada y vilipendiado” de las decisiones gubernamentales. El bloguero Alejandro Cruz publicaría su descontento en su perfil de Twitter:

Además desde Facebook, bitácoras y medios de prensa, y sitios es posible acceder a los numerosos escritos a propósito de la medida; por ejemplo la revista OnCuba Magazine [26] publica un extenso reportaje con el titulo “El mercado automovilístico en Cuba: surrealismo antillano [27]“.

Si bien la noticia de la comercialización de autos fue tomada con beneplácito en su momento, los precios han derrumbado todas las posibilidades que algunas personas tenían de comprarse, como se dice en Cuba “un carrito”.

Por su parte, en un artículo [28] publicado por Cubadebate [29] una comentarista llamada Lourdes dijo:

Y los médicos, artistas, ingenieros y todos los cubanos que de una manera íntegra y muy sacrificada lograron obtener la carta de autorización del Ministerio al que pertenecen y del Ministerio de Transporte luego de una minuciosa investigación de sus ingresos, un certifico del Banco Cubano donde fue depositado este dinero, que la mayoría no sobrepasa los 5 000.00 CUC que será de ellos???? El Estado Cubano al que han servido durante tantos años los olvidó???. No tendrán nunca la posibilidad que tanto soñaron y por la que trabajaron durísimo en nuestro país y fuera de él??? En fin no son pocos los amigos que se encuentran con las “AMBICIONADAS CARTAS” en sus manos, sintiéndose estafados, engañados y decepcionados con esta nueva medida que quizás debió tener en cuenta que estas personas que ya estaban aprobadas hace más de un año no podrán nunca alcanzar un auto de 2da al menos con estos nuevos precios!!!. Qué será de ellos????? :(

Y como una de las especialidades de las personas de la Isla es reírse en situaciones difíciles, aparecieron comentarios en las redes como los siguientes, ambos en el perfil en Facebok del periodista Francisco Rodríguez [30] quien ademas bloguea en PaquitoeldeCuba [31]:

Y eso no es nada, deja que empecemos a vender barcos…

y

Dicen que había muchas personas en las agencias de autos: NINGUNA es periodista.”

De este modo se han suscitado reacciones importantes en las redes sociales que nos hacen pensar que quizás el tema de los precios de los autos que vende el gobierno cubano sea revisado tal como sucedió en los casos del músico Robertico Carcassés [32] y el cierre de las salas de cine 3D, aunque en este último caso la reacción oficial se limitó a hacer un análisis [33] de dicha repercusión en el diario Granma, órgano del Partido Comunista de Cuba. Sin embargo, en lo que se llamo “El Carcasseo [32]” probablemente la presión que se realizó desde las redes influyeron positivamente en la solución definitiva que tuvo el caso.

Tal vez el tema de los precios de los carros se solucione por dicha presión ciudadana o pase a segundo lugar, en el presente año, cuando sea sustituido por la noticia definitiva acerca del cambio de moneda [34].