¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Por qué el gobierno finalmente rechazó el proyecto Eurovegas en España?

eurovegasno

Protesta contra Eurovegas. Imagen: Página de la Plataforma Eurovegas No

La Comunidad de Madrid hizo público el rechazo a la construcción del macroproyecto Eurovegas el pasado 20 de diciembre.

Después de dos años de negociaciones, de presiones, de aceptar cambiar cuantas leyes fueran necesarias para complacer al magnate Sheldon Adelson y de vender Eurovegas a los españoles como la solución a la crisis del desempleo para la capital, el Ejecutivo madrileño dice ahora que las exigencias de Las Vegas Sands son “inaceptables”.

Han sido el Gobierno central, el de Madrid y la Comisión Europea quienes han rechazado la propuesta. Las Vegas Sands lo explica en un comunicado en el que dice no ver “un camino que pueda conducir a obtener los criterios necesarios para sacar adelante este desarrollo de gran escala”. Varias plataformas, incluyendo Ecologistas en Acción, han aplaudido la caída del proyecto, que se esperaba que empezara a construirse a finales de 2013.

Opiniones y desacuerdos

Aunque la prensa adepta al gobierno del Partido Popular refleje la noticia como si hubiera sido éste quien “le ha parado los pies a Adelson”, cabe preguntarse qué ha sucedido realmente. Por un lado, Las Vegas Sands no contaba con el apoyo de los bancos, que desaconsejaban la inversión, y varias entidades españolas rechazaron financiarlo. Por otro lado, La Comunidad había aceptado ya concesiones exigidas por el magnate, como modificar la ley Antitabaco o eliminar el juego online, criticadas por muchos sectores.

Pero, aparte de las concesiones legales, Las Vegas Sands pedían además una indemnización de la Administración pública en el caso de que la empresa no diera beneficios como consecuencia de algún cambio normativo en materia laboral o económica. La opinión del presentador de radio Javier Gallego en Twitter está entre los cientos de comentarios que inundan las redes sociales:

Por último, la posibilidad de que Japón legalice los casinos ha cambiado definitivamente el rumbo del proyecto de Madrid a Asia.

Cómo nos lo habían vendido

El proyecto de Eurovegas ha sido presentado como un remedio contra el paro (desempleo) desde que nació. Se calculaba que crearía una cantidad de puestos de trabajo que iba desde los 50.000 hasta más de 250.000 (según el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González), argumento que caló en un país donde el desempleo es la mayor preocupación.

Una muestra del sentir general se puede encontrar en la página de Facebook creada en su apoyo, que da información a los interesados, que llega a dar explicaciones detalladas de la mano de obra que iba a ser necesaria (“ingenieros, arquitectos, transporte de materiales, movimiento de tierras, carpinteros, electricistas, maquinistas, pintores, decoradores…”) y que recoge las novedades de la negociación y sus reacciones.

Por ejemplo, cuando se publicó la noticia de que la ciudad de Alcorcón era candidata, varias personas expresaron su alegría en los comentarios: “A ver si esto nos ayuda a salir de la crisis…”. “A ver si cambia esto de una puta vez ya…”. El día 7 de febrero, cuando definitivamente Alcorcón se destacó como la ciudad elegida, aparecieron nuevos comentarios de alegría de los usuarios: “Si esto se lleva a cabo ayudará al país no solo a ponerse sino incluso a superar a algunos bastantes países europeos. España se lo merece y los españoles también”.

eurovegas

Imagen de la página de Facebook Eurovegas Spain

Muchos usuarios parecieron convencidos de que Eurovegas iba a dar “mucho trabajo” a la gente, y hay incluso quien asegura que las casas de la zona del sur de Madrid, donde iba a ser construido el proyecto, se “revalorizarán”. Alguien opina incluso que “el que se niega a la instalación de Eurovegas es porque o tiene trabajo o porque es un egoísta rastrero.”

Otros argumentos a favor se apoyan meramente en la resignación, como sucede en este comentario encontrado en un artículo del periódico La Razón:

¿Sería preferible una inversión en I+D? Sin duda. Pero esto es lo que tiene España, así que… abramos los brazos al dinero de Adelson y esperemos que nos vaya bien.

jrmora-eurovegas-euribor

Viñeta de J.R.Mora, usada con permiso. 

El cambio de los derechos laborales como condición

Sin embargo, en la página de la Plataforma Eurovegas No, creada en 2012 para oponerse a la creación del macroproyecto (que no cuenta con el apoyo de ningún partido político salvo con el del PP), se encargan de desmentir creencias populares como la de que éste crearía empleo.

(…) es imposible que Eurovegas cumpla esas altas promesas. Por otra parte, los puestos de trabajo que efectivamente se creen, serán previsiblemente precarios y sin las garantías adecuadas. (…) Hemos aprendido con la burbuja urbanística cómo la temporalidad y los contratos precarios en el sector de la construcción han dejado a miles de familias en la ruina.

Efectivamente, Las Vegas Sands pedía que se realizaran cambios en el Estatuto de los Trabajadores para relajar los derechos laborales de sus empleados: entre otras cosas, poder contratar más barato y que hubiera menos presencia de los sindicatos. Aunque la reforma laboral de Mariano Rajoy benefició en cierto modo los intereses de Adelson, no se llegaron a realizar esos cambios.

Según Ecologistas en Acción, la caída del proyecto es una buena noticia. Llevan tiempo denunciando los impactos ambientales, económicos y sociales que hubiese tenido su construcción. Sin embargo, advierte que ya se introdujeron importantes modificaciones en la normativa urbanística, y que deben ser modificadas de nuevo. Todos estos colectivos han celebrado la caída del macroproyecto y achacan parte del éxito a la movilización social en su contra:

2 Comentarios

  • Alexander Peña

    Si es tan malo como dicen porque un país como Japón con tantos principios y honor se plantean la posibilidad de tener un Asia Vegas

  • Hola, Alexander.
    Yo creo que el juego, de por sí, no es malo. Lo que es malo es presentar un proyecto para el cual se va a modificar entre otras la ley laboral para beneficiar a los magnates y perjudicar a los trabajadores. Y, desde luego, me parece totalmente inmoral que se lo vendan a la ciudadanía como algo ideado “para acabar con el paro”, porque desde luego no es su fin. Desconozco si los japoneses tienen los mismos planes…
    Un saludo.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.