¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Arrestado por llamar «batata» al Presidente de Zambia

Cuando el sacerdote católico y actual político Frank Bwalya llamó batata al presidente Michael Sata en una desconocida cadena comunitaria de radio en la Zambia rural, probablemente no tenía la menor idea de que la frase se convertiría en un meme global en pocas horas y que la historia saltaría a las principales webs internacionales de noticias.

Frank Bwalya, que encabeza el partido político opositor Alianza para una Mejor Zambia, dio una entrevista en Radio Mano de Kasama, a más de 1000 km al Norte de la capital, Lusaka, durante la cual dijo que el presidente era tan retorcido como una batata que no se puede enderezar, un dicho común en el lenguaje local, el bemba. La policía irrumpió en los estudios [en] incluso antes de que pudiera concluir su entrevista y lo expulsó. Más tarde fue arrestado y acusado de difamar al jefe del estado

Un montaje fotográfico que satiriza la evolución del presidente Sata de «Rey Cobra» a «boniato» publicado en Facebook.

Un montaje fotográfico que satiriza la evolución del presidente Sata de «Rey Cobra» a «camote» publicado en Facebook.

El Huffington Post, Yahoo [en] y muchos otras webs de noticias se hicieron eco de la historia, no por el arresto del sacerdote, sino más bien por la razón que lo provocó: comparar al jefe de estado con una humilde batata.

Un usuario de Twitter siguió la broma en una conversación imaginaria entre el presidente Sata y su asesor de prensa, George Chellah:

Y mientras el batatagate de Zambia sigue haciendo ruido: Chellah al presidente Sata: Buenos días, jefe. Buenas noticias, se le menciona en toda la prensa mundial…

Otro usuario se lamentaba de la razón por la que Zambia protagoniza las noticias internacionales:

Por desgracia, esto es lo único por lo que #Zambia aparece en la prensa internacional…

Erasmus Mweene, presidente regional de la organización empresarial Kairos Society, mencionó el primer lugar en el que leyó la historia:

El primer sitio en el que he visto hoy la historia de la «batata» es en Voz de Rusia… Que deprimente.

El asesor empresarial Trevor Simumba escribió sobre dónde había visto la historia:

¡De todos los sitios del mundo, lo he visto en San Francisco! Si no lo hubieran arrestado, nadie hubiera oído hablar nunca de Frank Bwalya.

La web de noticias Zambia Reports informó de que el asunto de la batata se había hecho viral por todo el mundo [en]:

La historia del arresto del padre Frank Bwalya por llamar batata al presidente Michael Sata se ha hecho viral en numerosas webs de noticias, incluyendo The Independent, en el Reino Unido, Yahoo, Metro UK, BBC y Al-Jazeera.

Varias webs más de Sudáfrica y Estados Unidos, incluyendo los sitios tradicionales de Zambia, se han hecho eco de la noticia. Internet también se llenó con distintas imágenes de batatas.

Al Jazeera publicó las palabras [en] del padre Bwalya, que también aparecieron en Zambia Reports:

En ese programa de radio, critiqué con dureza el mal liderazgo del Presidente. Dije que era como una batata torcida que no puede enderezarse. Es una frase común que no tiene nada de insultante. Explica la actitud de una persona que no quiere aceptar advertencias ni consejos.

Bwalya, que ya ha ha sufrido otras veces el acoso de la policía, encabezó la campaña «Red Card» [Carta Roja; en] antes de las elecciones de 2011, que perseguía echar del poder al entonces gobernante Movimiento para la Democracia Pluripartidista en favor del Frente Patriótico del presidente Sata.

Poco después de que el FP formara gobierno, Bwalya, que se ha tomado un descanso de sus obligaciones religiosas, fue nombrado presidente de la empresa eléctrica Zambia Electricity Supply Corporation, pero al año renunció a este puesto [en] para formar el partido político Alianza para una Mejor Zambia.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.