¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Siete teorías de por qué Putin liberó a Khodorkovsky

«Hay o no hay acuerdo», gentileza del presidente ruso Vladimir Putin. Composición de imágenes por Kevin Rothrock.

«Hay o no hay acuerdo», gentileza del presidente ruso Vladimir Putin. Composición de imágenes por Kevin Rothrock.

Andrey Illarionov [en] es un antiguo consejero económico de Vladimir Putin, veterano miembro libertario del Instituto Cato de de Washington DC. Illarionov ha dedicado atención especial en su blog a la inesperada liberación de Mikhail Khodorkovsky el pasado diciembre, y su artículo más reciente sobre el tema compila varias explicaciones distintas de la repentina decisión de Putin de dejar en libertad a su enemigo político más notorio.

Andrey Illarionov en el Foro Económico Mundial en Moscú, Rusia, el 2 de octubre de 2003.  CC 3.0.

Andrey Illarionov en el Foro Económico Mundial en Moscú, Rusia, el 2 de octubre de 2003. CC 3.0.

El escrito de 3240 palabras [ru] de Illarionov sobre Khodorkovsky estaría en parte motivado por la entrevista [ru] de Maria Baronova a Stanislav Belkovsky, aparecida en Slon.ru el 31 de diciembre de 2013, en la que este último decía de Illarionov que era «una buena persona, pero no muy inteligente» en referencia a sus opiniones liberales. En su artículo para LiveJournal, Illarionov atribuye a Belkovsky la primera de las siete principales teorías de por qué Putin ha perdonado a Khodorkovsky, advirtiendo que la explicación de Belkovsky «no debe difundirse ni tomarse en serio».

Estas son las siete teorías:

(1) Putin muestra clemencia, generosidad, humanidad y piedad hacia la madre enferma de Khodorkovsky y por eso lo libera

Illarionov rechaza de plano la idea de que Putin tenga un átomo de clemencia en el cuerpo. Repitiendo una frase que acuñó en un artículo [ru] del 22 de diciembre de 2013 (también sobre la liberación de Khodorkovsky), Illarionov da a Putin el apodo de «KhZhL» o «Хозяина железного ларца» (Maestro de la Caja de Acero), insistiendo en que es simplemente inverosímil que el perdón de Khodorkovsky sea el resultado de un cambio de actitud de Putin.

(2) Khodorkovsky confesó su culpabilidad, y por eso fue liberado

Illarionov achaca al secretario de prensa de Putin, Dmitri Peskov, y a la personalidad televisiva –muy crítico con Khodorkovsky– Vladimir Pozner la propagación de esta teoría. No obstante, según el propio Khodorkovsky, la petición de indulto dirigida a Putin no contenía ningún reconocimiento de culpa.

(3) La liberación de Khodorkovsky fue un triunfo de la diplomacia alemana

Illarionov dedica algún tiempo a investigar este argumento. Al final, concluye que Putin eligió a los alemanes como mediadores oficiales para el indulto de Khodorkovsky tanto como favor a Angela Merkel (que acaba de ganar las recientes elecciones) como por razones «puramente técnicas», dado que Hans-Dietrich Genscher resulta ser la última de las muchas personas que han hecho campaña a favor de la liberación de Khodorkovsky. La razón para rechazar la idea de que los diplomáticos alemanes encabezaron el indulto, dice Illarionov, es que Genscher no tenía más influencia sobre Putin que otras figuras internacionales más poderosas que no consiguieron en el pasado convencer al Kremlin de que liberara a Khodorkovsky.

(4) Putin quería enviar a su entorno un mensaje de calma

Illarionov atribuye esta teoría a la entrevista [ru] con Evgenia Albats, del The New Times, en la que Khodorkovsky argumentó que, para poner orden en sus filas, Putin necesitaba liberarle o encarcelar al antiguo ministro de Defensa Anatoly Serdyukov por corrupción. Illarionov reconoce que la reclusión de Serdyukov enviaría una clara advertencia a la gente de Putin, pero concluye que, como señal, la liberación de Khodorkovsky no tiene ninguna lógica.

(5) Putin liberó a Khodorkovsky para proteger los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi y la presidencia rusa del G-8 en 2014

Illarionov confiesa que al principio estaba de acuerdo con esta teoría, aunque terminó por rechazarla. La liberación de Khodorkovsky llega demasiado tarde para atraer a los líderes mundiales indecisos a Sochi, dice, y demasiado pronto para tener ningún impacto en la próxima reunión del G-8, convocada para junio de 2014.

(6) A Putin le preocupa la reputación de Rusia como estado democrático

Esta es otra de las teorías que Illarionov atribuye a Khodorkovsky, con un mordaz comentario sobre Belkovsky:

Своим якобы демократическим характером помилование Ходорковского смогло потрясти воображение только такой впечатлительной персоны, как С.Белковский, без устали пытающейся мистифицировать публику регулярно повторяемой им мантрой про осуществляемую ныне «перестройку-2». Ни один сколько-нибудь серьезный наблюдатель как внутри страны, так и за рубежом ни на йоту не изменил своего мнения о характере современного российского политического режима.

Con su supuesta naturaleza democrática, el indulto a Khodorkovsky solo puede conmover a alguien tan impresionable como Stanislav Belkovsky, que incansablemente ha intentado engatusar al público, repitiendo su mantra sobre la «Perestroika 2» que está en marcha. Ningún observador serio, ni en Rusia ni en el extranjero, cambiaría ni un ápice su opinión sobre la naturaleza del régimen político de la moderna Rusia.

(7) Putin y Khodorkovsky acordaron el «trato de la década»

Finalmente, Illarionov ofrece una séptima teoría para explicar el indulto: que Putin liberase a Khodorkovsky con la condición de que este último se comprometiera a alcanzar un buen acuerdo en el litigio sobre Yukos en el tribunal de arbitraje de La Haya (donde el gobierno ruso podría ser condenado a pagar una indemnización que podría exceder los 100 000 millones de dólares). Mientras tanto, el Kremlin mantiene como rehenes a Platon Lebedev [en] y Alexey Pichugin [en], los antiguos colegas de Khodorkovsky en Yukos, que siguen encarcelados en Rusia. De hecho, Illarionov basa el título de su artículo en LJ, «El abrek del Kremlin» en la supuesta inclinación de Putin por tomar rehenes, comparando al presidente, conocido como el «alemán del Kremlin» a los abreks, un grupo de montañeses del Cáucaso Norte que lucharon contra el imperio ruso en el siglo XIX.

En los comentarios [ru] al artículo en el blog, los lectores discuten aspectos de la teoría sobre el «trato de la década», cuestionando que un Khodorvsosky en libertad pueda convencer a los otros accionistas de Yukos (al menos tres de ellos no se encuentran en Rusia) para que reduzcan su demanda contra el Kremlin (en cierto punto, Illarionov considera que probablemente Putin estaría de acuerdo con una indemnización de 30 000 millones). No obstante, al final Illarionov admite que Lebedev y Pichugin estarán condenados a permanecer en la cárcel para siempre si Khodorkovsky fracasa en su misión. Los términos de Putin para el antiguo oligarca, supone [ru] llarionov, se han reducido a «depende de ti, es asunto tuyo, chico».

1 Comentario

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.