¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Célebre actor ruso pide a Putin que vuelva a convertir la sodomía en delito

Ivan Okhlobystin, entrevista de junio de 2013, captura de YouTube.

Ivan Okhlobystin, entrevista de junio de 2013, captura de YouTube.

Un célebre actor ruso Ivan Okhlobystin, ha saltado a los titulares por su última acción homofóbica: una carta pública [ru] dirigida a Vladimir Putin, en la que se pide al presidente que vuelva a convertir en delito la sodomía en Rusia. Okhlobystin, que ha sido actor, director y escritor y que incluso ejerció como sacerdote ortodoxo durante una década, es famoso [ru] por sus controvertidas declaraciones públicas, a menudo en contra de los homosexuales. Por ejemplo, sólo hace un mes, en diciembre de 2013, Okhlobystin dijo ante una multitud en Novosibirsk que está a favor de quemar a los gais en hornos [ru], junto a la prensa de Moscú, a quien acusó de simpatizar «de forma poco profesional» con el colectivo gay.

Okhlobystin también ha pedido [ru] que se prohíba la maternidad de alquiler (comparándola con la prostitución), equiparó [ru] el matrimonio homosexual con la necrofilia y la zoofilia, y prometió asesinar a sus propias hijas si llegaran a enamorarse de un africano. (Aunque nunca se ha disculpado por sus comentarios homofóbicos, Okhlobystin intentó aclarar [ru] su racismo en un blog de Snob.ru, web que abandonó posteriormente culpando [ru] a la editora en jefe Masha Gessen de «promocionar la homosexualidad y el amor entre lesbianas»).

Aunque la intolerancia de Okhlobystin puede parecer lo suficientemente extrema como para tratarse de una actuación, mucha gente en la RuNet expresa su temor [ru] de que el actor sea peligroso de verdad. En un comentario [ru] de Facebook que ya lleva más de 500 me gusta, el productor teatral Eduard Boyakov escribió que ha dejado de considerar a Okhlobystin un «idiota» y un «payaso» y ha terminado por verlo como un auténtico fascista. En el mismo sentido, la periodista Ksenia Larina se hizo eco del mismo sentimiento en otro comentario [ru] en Facebook que ha recabado cerca de 400 me gusta.

Otros internautas se contentan con bromear sobre la carta de Okhlobystin a Putin. Comparándola con los comentarios de Novosibirsk, Aleksandr Zaborovsky bromeó:

Okhlobystin ha pedido a Putin que restablezca el castigo penal a la sodomía. Pero sólo hace un mes, Ivan sugirió quemar a los homosexuales en hornos. Se está ablandando.

Okhlobystin (en el centro) y el reparto de «Internos», la serie hospitalaria de televisión que lo ha hecho popular en Rusia. Captura de YouTube.

Okhlobystin (en el centro) y el reparto de «Internos», la serie hospitalaria de televisión que lo ha hecho popular en Rusia. Captura de YouTube.

Entre todas sus extravagancias, hay que recordar que Okhlobystin sigue estando ordenado como sacerdote ortodoxo, aunque de forma algo particular, gracias una decisión [ru] del patriarca Kirill de febrero de 2010, en la que el líder religioso concedía a Okhlobystin su deseo de volver al mundo del espectáculo. Aunque ya no se le permite oficiar servicios o llevar vestiduras talares, Okhlobystin puede volver al sacerdocio cuando así lo decida.

En septiembre de 2011, demostró su incondicional compromiso con la Iglesia cuando abandonó [ru] de repente una campaña presidencial [ru], después de que el Secretario de Prensa de la Iglesia anunciara [ru] que los religiosos tenían prohibido servir a instituciones políticas. (De hecho, la prohibición tiene ya 14 años, puesto que está codificada en los «Fundamentos de Conceptos Sociales» [ru] de la Iglesia que datan del año 2000).

Fuera de la Iglesia, Okhlobystin tiene amigos en las altas esferas. El vicepresidente del gobierno regional de Moscú, Andrei Ilnitsky, publicó este tuit apoyando la carta a Putin:

Okhlobystin ha dicho abiertamente lo que la mayoría lleva mucho tiempo pensando, pero por alguna razón teme decir.

Además, la petición de Okhlobystin de «meter a los gais en hornos» tiene un sorprendente parecido al discurso [en] de Dmitry Kiselyov en abril de 2012 en televisión, en el que argumentaba que los corazones de los homosexuales que mueren en accidente de tráfico deberían ser quemados o enterrados en los caminos. Días antes de los comentarios de Okhlobystin en Novosibirsk, Vladimir Putin nombró a Kisleyov presidente de una nueva organización mediática encargada de mejorar la imagen de Rusia en el extranjero.

No obstante, los ataques contra homosexuales en Rusia no han hecho ningún favor a la reputación del país en el exterior. Por ejemplo, el 5 de enero de 2014 (tres días antes de que Okhlobystin pidiera la ilegalización de la sodomía), veinte grupos distintos de derechos LGBT publicaron su propia carta abierta [en] al director ejecutivo de Apple, Tim Cook, pidiendo a la empresa que inventó el iPhone que reconsidere su colaboración con la minorista rusa Euroset, en la que Okhlobystin ocupa el puesto de director creativo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.