¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Más de 300 árboles talados para expansión de centro comercial en Puerto Rico

Una de las fotos ampliamente compartidas en Twitter sobre la tala de árboles en Plaza Caribe. Foto tomada por el periódico La Perla del Sur y compartida en su cuenta de Twitter (@LaPerlaPR).

Una de las fotos ampliamente compartidas en Twitter sobre la tala de árboles en Plaza Caribe. Foto tomada por el periódico La Perla del Sur y compartida en su cuenta de Twitter (@LaPerlaPR).

En días recientes los usuarios puertorriqueños de Twitter reaccionaron molestos ante la tala de 302 árboles en los predios del centro comercial Plaza del Caribe en Ponce, al sur de Puerto Rico. La eliminación de estos árboles responde a los planes de expansión del centro comercial, que incluyen la ampliación del estacionamiento. Los usuarios reaccionaron airados no solo por la tala de árboles, sino por lo calladamente en que se dio el proceso de aprobación del permiso para talarlos.

El centro comercial envió un comunicado de prensa en donde expone sus planes de mitigación:

A tono con su política de buen vecino y en cumplimiento con los reglamentos y todos los permisos autorizados, Plaza se ha comprometido a exceder la siembra de árboles requerida para la mitigación. La reglamentación requiere la siembra de 703 árboles, y el centro comercial se comprometió a sembrar 961, 258 más que lo requerido. De este total, 400 se sembrarán en los propios terrenos del centro comercial y 561 ya se sembraron en el Parque Monagas, a poco más de un kilómetro de distancia de Plaza Del Caribe.

El centro comercial también reveló sus intenciones de transplantar 46 árboles sanos dentro de los mismos predios de Plaza del Caribe. Sin embargo, Sandra Molina Colón, profesora de Ecología en la Pontificia Universidad Católica en Ponce, advierte sobre la poca probabilidad de éxito del transplante de árboles adultos en un artículo publicado en Mi Puerto Rico Verde:

La probabilidad de sobrevivencia de los arboles adultos es limitada por el mismo proceso de transplante, en el que se le cortan gran parte del follaje y del sistema radicular. Es como cortarle todas las arterias, venas y capilares a un ser humano, luego esperar a que desde la aorta y el corazón se desarrollen nuevos vasos sanguíneos y el ser humano siga viviendo.

La profesora Molina Colón señaló en su escrito, además, que el documento de consulta ambiental realizado para este proyecto estaba lleno de fallos y errores. Aun así, el Municipio de Ponce concedió el permiso para la eliminación de los árboles. El Comité Amigos de los Árboles (COAMAR) solicitó que la Oficina de Permisos interviniera, pero su petición fue denegada. Solicitaron una reconsideración, pero las empresas Fonalledas, dueñas de Plaza del Caribe, procedieron con la tala durante el último fin de semana largo, cuando todavía no se había decidido si la solicitud de reconsideración sometida por COAMAR procedía. De esta forma, se impidió que COAMAR tomara acción legal alguna. La profesora Molina Colón terminó su artículo con la siguiente reflexión:

¿Dios mío, cuánto más me falta por ver? Seguimos siendo igual de trogloditas como miles de años atrás. Lo que más me deprime es reconocer que personas que fueron educadas en las ciencias ambientales, como es el licenciado de las empresas Fonalledas, quien no nos permitió grabar en la reunión que ellos mismos nos invitaron para presentarnos el proyecto y luego tener base para decir que fuimos informados, sean las mismas personas que defienden a las grandes corporaciones y abogan por los derechos de estos de hacerse cada vez más ricos, lo que a su vez les da prestigio entre esa clase social y le dan grandes ingresos económicos a sus arcas privadas.

Es la lucha de David contra Goliat en la que no vemos el final.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.