¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sin regulación, las trabajadoras domésticas de la India enfrentan bajos salarios y otros abusos

Nari Shakti Manch, a  women's organisation,  celebrates International Workers day 2013 with oppressed domestic workers of Gurgaon. Image by Rajeev R Singh. Copyright Demotix (8/3/2013)

Nari Shakti Manch, una organización de mujeres, celebra el Día Internacional del Trabajo en 2013 con trabajadoras domésticas oprimidas en Gurgaon. Imagen tomada por Rajeev R Singh. Copyright Demotix (8/3/2013)

La dramática detención de la vicecónsul india en Nueva York, Devyani Khobragade [en], acusada de cometer fraude migratorio por exagerar el sueldo de su empleada doméstica, ha puesto la grave situación de las trabajadoras domésticas indias en el candelero.

Según se dice, Khobragade mintió en unos documentos para su criada diciendo que le pagaba 9,75 dólares estadounidenses por hora, cuando en realidad la mujer recibía alrededor de 3 dólares, monto muy por debajo de la tarifa mínima. El arresto ha provocado el enfriamiento de las relaciones entre India y los Estados Unidos acerca del tratamiento a Khobragade, que incluyó el registro al desnudo de sus cavidades corporales mientras estaba bajo custodia.

La empleada doméstica Sangeeta Richard asegura que Khobragade la hacía trabajar muchas horas [en] siete días a la semana, hasta que un día renunció. Khobragade y algunos funcionarios indios dicen que la criada intentó chantajear [en] a la diplomática. Durante los primeros días del incidente, los medios masivos de comunicación se enfocaron principalmente en la mala experiencia que vivió Khobragade, y brindaron muy poca atención a Richard. 

Es interesante que toda la India se escandalice por cómo se trata a una diplomática, pero no por lo que se le paga a una trabajadora doméstica.

El supuesto registro al desnudo de la diplomática de la India aumenta la preocupación por la dignidad y la privacidad. Pero hablemos también de los derechos de las trabajadoras domésticas.

Cualquiera sea el caso, la historia suena familiar. Las más de nueve millones [en] de trabajadoras domésticas de la India, casi el 20 por ciento del total de los trabajadores, representan una mano de obra indispensable y vital para el desarrollo del país. Sin embargo, a menudo se las priva de muchos derechos. El salario mínimo establecido, la paga por trabajar horas adicionales, la licencia por maternidad, la asistencia médica y otros beneficios básicos siguen siendo esquivas para ellas [eng] en ausencia de una política nacional. Son vulnerables al abuso y a la pobreza. La naturaleza de su trabajo, la relación informal empleado-empleador y el hecho de que las tareas se lleven a cabo en la privacidad del hogar, las dejan fuera del alcance de las leyes laborales existentes para los trabajadores de otras industrias.

En 2012, el Ministerio de Trabajo preparó un borrador de una política nacional para trabajadoras domésticas [en] que envió al Consejo de Ministros para su aprobación. Con dicho planteamiento se daría a las trabajadoras el derecho a un salario mínimo, a una licencia paga y a la regulación de las horas de trabajo. La propuesta se originó a partir de la recomendación del Comité Asesor Nacional (NAC, por sus siglas en inglés) de abril de 2009, cuyo objetivo era poner a las trabajadoras domésticas bajo el resguardo de las leyes laborales existentes. Sin embargo, en mayo de 2013, el gobierno indio pospuso la propuesta [en], con lo que el destino de la política se volvió incierto.

Trabajadora doméstica intimidada, explotada y acusada falsamente por Khobragade para salvar su pellejo. Gobierno de la India, toma conciencia de tu obligación hacia los trabajadores.

Vidyut [eng], en AamJanata, señaló que los derechos de las empleadas domésticas en India se ignoran en todos los ámbitos:

Es probable que el trabajo doméstico sea el único “sector laboral” en la India en el que la revolución industrial nunca va a generar un avance, porque usar todos los días una aspiradora, una lavadora o un lavaplatos implica más gastos en la factura de electricidad que contratar a una criada, que puede hacer mejor el trabajo. […]

La India ha firmado el Convenio sobre derechos para los trabajadores domésticos [de la Organización Internacional del Trabajo] en 2011, pero aún tiene que ratificarlo. Los pedidos de fijar la tarifa mínima por hora de un trabajador doméstico en 30 rupias han llegado a oídos sordos.

La directora del India Today, Gayatri Jayaraman, defendió la profesión de las empleadas domésticas:

El trabajo doméstico es una ocupación válida. La mayoría de los indios decentes tienen criadas. La mayoría de las criadas en Bombay son mujeres independientes que mantienen sus propias casas.

En KracktvistKamayani Bali Mahabal [en] informó que, en noviembre del 2013, los representantes de 42 países (entre los que se incluye la India) se unieron para crear la Red Internacional de Trabajadores Domésticos (IDWN, por sus siglas en inglés), la primera federación formal de empleados domésticos.

Shashank Sahay [eng], en el blog Mowing the Law, analizó algunas maneras de asegurar los derechos de las trabajadoras domésticas y sugirió una legislación que contemple a dichas trabajadoras en las leyes laborales.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.