- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Dr. House hiere los sentimientos de los rusos

Categorías: Europa Central y del Este, Rusia, Arte y cultura, Derechos homosexuales (LGBT), Economía y negocios, Humor, Medios ciudadanos, Periodismo y medios, RuNet Echo
"Everybody lies": everything Hugh Laurie is wearing and using is captioned with random Russian companies and factories as a riff on his joke that Russia produces nothing for export. Anonymous image distributed online.

“Todos mienten”: todo lo que Hugh Laurie porta o usa es señalado por varias compañías rusas e industrias como respuesta a su broma en que menciona que Rusia no produce nada para exportar. Imagen anónima distribuida en línea. 

El actor británico Hugh Laurie (Gregory House, Bertie Wooster) causó revuelo en la RuNet el fin de semana pasado, cuando reaccionó de manera vehemente a un artículo de The Guardian [1] [en] describiendo las opiniones de Vladimir Putin en torno a la homosexualidad y las Olimpiadas. Laurie tuiteó (y ha sido retuiteado más de 4 mil veces): 

Boicotearía los bienes de Rusia si tan sólo pudiera pensar en una sola cosa que hacen además de deprimir al resto del mundo.

Un par de minutos después, continuó la broma con un segundo tuit, después que varios usuarios le mencionaron el vodka como ejemplo de exportación rusa:

Sí, está bien. El vodka sirve si lo que quieres es limpiar la estufa. Para ingerirlo, el vodka debe de ser polaco.

Doce horas después suavizó su comentario:

Me retracto. Insto a los buenos y amables rusos a enfrentarse a esos malhechores que producen este tipo de veneno.

Los tuits de Laurie rápidamente fueron traducidos [5] [ru] al ruso y cayeron en tierra fértil, indignando a varios patriotas, nacionalistas y otros rusos que no disfrutan de críticas foráneas. El popular fotobloguero Ilya Varlamov por ejemplo, tuiteó:

Con este tuit quiero decirle oficialmente a Hugh Laurie que se vaya a la ch*ngada, junto con sus opiniones respecto a nuestros productos y sus planes por boicotearlos.

El increíblemente gracioso diputado municipal Ernest Makarenko despotricó, confundiendo a Laurie con su personaje Dr. House: 

¡¿Cómo se atreve este flacucho doctor Hugh Laurie a insultar al país que vio nacer a Pushkin, Suvorov, Putin, Gagarin, Nevsky, Stolypin, Lobachevsky?!

Posteriormente, Makarenko tuiteó [8] [ru] un llamado a prohibirle la entrada a Laurie a Rusia, con la intención de frenarle el paso al “lobbying de la sodomía”. Algunos rusos homofóbicos [9] [ru] interpretaron las declaraciones de Laurie en defensa de los gays como si Laurie estuviera declarando que él mismo es gay. Lena Miro, una bloguera popular que escribe sobre salud y ejercicio, incluso publicó una entrada bastante larga en la que comentaba que el hecho de que Laurie tuviera una esposa “fea”, seguramente significaba que él es homosexual no declarado.

Otros felizmente señalaron lo que vieron como hipocresía — un bloguero notó [10] [ru] que recientemente Laurie se ha hecho famoso por interpretar el rol de Bertie Wooster en la producción de la BBC de las novelas de P.G. Wodehouse, Jeeves y Wooster. El bloguero escribió que !El mismo Wodehouse cooperó con los Nazis al ser capturado durante la Segunda Guerra Mundial! Otros señalaron [11] [ru] que el Reino Unido compra gas y petróleo de Rusia así que si Laurie quisiera boicotear al país, podría empezar por no manejar y no prender la calefacción de su hogar.

Otros parecían más agraviados por los ataques al vodka ruso que a la misma Rusia. La joven periodista y bloguera Lolita Gruzdeva escribió una larga carta a Laurie [12] [ru], pidiendo una explicación por los ataques a la bebida nacional rusa e invitándolo al país para poder mostrarle “la verdadera Rusia”. La cuenta apócrifa de Twitter que personifica a Vladislav Surkov añadió de forma cómica: 

Hugh Laurie me está matando con su amor por el vodka polaco, no su rusofobia. La rusofobia es simplemente un caso de delirio extremo pero… ¿amar el vodka polaco? Eso es un diagnóstico fatal.

Estas palabras de Laurie tal vez fueron difíciles de tragar por el hecho de que justo hace un par de meses mientras hacía una gira por Rusia, mencionó en una entrevista que amaba el vodka ruso [14] [ru].

Por su parte, otros cibernautas miraron hacia adentro y se preguntaron si en verdad existe algo que Rusia exporte que valga la pena boicotear. Un bloguero pensó [15] [ru] que es poco probable que Laurie haga un boicot en contra de las exportaciones militares rusas pero que el Antivirus Kaspersky es un producto del cual los rusos pueden estar orgullosos. Sus lectores tuvieron dificultar en encontrar otros ejemplos. 

A final de cuentas, con la “retracción” de Laurie, la oleada mediática cesó tan rápido como inicio, terminando con esta broma como su último hurra:

Así que según entiendo, Hugh Laurie no quiere boicotear la depresión. Que gran comediante, c*rajo.