¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Anulan estado de derecho en Nauru

Sydney Asylum Seeker Protest

Un manifestante en la protesta ante la Refugee Action Coalition lleva una pancarta que dice: “Cierren Manus y Nauru. No a los gulag en el exterior” Foto de Richard Milnes © Demotix (22 de noviembre de 2013)

La democracia en la pequeña y pacífica república isleña de Nauru ha estado derrumbándose [en] luego del despido del juez secretario del Tribunal Supremo -llamado, con acierto, Peter Law (“ley” en inglés)-, del exilio del presidente de dicho tribunal, Geoffrey Eames, y la renuncia del procurador general Steven Bliim a modo de protesta. Los tres son australianos.

Nauru ha estado en el foco de la controversia política dado su uso por parte del gobierno australiano como centro de procesamiento en el exterior de personas que solicitan asilo y que llegan en barco. En este momento, el centro de detención tiene alrededor de 900 detenidos. Se esperaba que Law escuchara las acusaciones [en] contra decenas de personas en busca de asilo que, presuntamente, provocaron disturbios en julio de 2013.

El gobierno australiano reaccionó con lentitud ante algunas personas que, en Twitter, lo acusaron de complicidad citando a Ben Saul, profesor de Derecho internacional en la Universidad de Sidney, en la sección “Comment is free” de la edición australiana del periódico The Guardian:

“Todas las manos sucias de Australia están posadas sobre el sistema legal de Nauru, y las acciones australianas han erosionado la cultura de legalidad en ese país”

Los académicos del ámbito jurídico han estado ocupados en Internet. Kevin Boreham blogueó en The Conversation [en]: “Australia tiene obligaciones para con las personas que buscan asilo político, a quienes hemos trasladado a Nauru. Tenemos un interés de tipo jurídico en cuanto al cuidado del estado de derecho en Nauru”.

Julian Burnside, abogado y defensor de los derechos humanos, también se expresó en la web y criticó a varios gobiernos de los últimos tiempos que apoyaron la Solución Pacífico, la “política de transportar a los solicitantes de asilo hacia centros de detención en países insulares en el Océano Pacífico en lugar de permitirles desembarcar en tierra firme australiana”:

…a los dos gobiernos -el de Nauru y el de Australia- les interesa ver el fracaso del estado de derecho en Nauru.

Australia es el mecenas de Nauru. Nauru hará cualquier cosa que le digamos que haga porque somos su principal fuente de ingresos. Eso, para Australia, es muy conveniente. Lo reconoció Howard, lo reconocieron Gillard y Rudd, lo reconoce Abbott.

En Twitter, muchos le exigieron al gobierno australiano y al ministro del Exterior, Julie Bishop, que tomaran cartas en el asunto como ocurrió con el boicot que se impuso en Fiyi en circunstancias similares. 

El gobierno australiano tendría que exigir que se suspenda ahora mismo la participación de Nauru en la Commonwealth. ¿Bishop?

¿Dónde están las protestas al estilo Fiyi y las sanciones oficiales para el presidente de Nauru por el despido inconstitucional del juez secretario del Tribunal Supremo?

El sistema legal de Nauru está aparentemente financiado en el programa neozelandés de cooperación al desarrollo: 

El lunes, en la radio RNZI se entrevistó al ministro de Asuntos Exteriores, Murray McCully, acerca de la crisis legal en Nauru:

Mientras tanto, en su informe anual, Human Rights Watch [en] criticó el tratamiento que le dio Australia a los solicitantes de asilo: 

…políticas perniciosas diseñadas para impedir que haya solicitantes de asilo a expensas de sus derechos, entre las que se cuentan el procesamiento forzoso en el exterior de solicitantes de asilo que llegan en barco, investigación de antecedentes o deportaciones por la vía rápida luego de interrogatorios superficiales y el retiro de la asistencia legal que el Estado brinda a los solicitantes de asilo.

Hay un nuevo giro en esta historia sin fin:

La tan controversial nueva Ley de deportación de Nauru también podría aplicarse a los solicitantes de asilo que envíe Australia http://t.co/2RrZzT7n2h RT @radioaustralia

En su página de Facebook, “representando a Miembros independientes del Parlamento en Nauru, Nauru Eko Dogin [en] advierte:

l hecho de que el gobierno de Nueva Zelanda esté considerando esta acción [terminar con la financiación] constituye la declaración significativa de que condenan las acciones del gobierno Waqa/Adeang y de que no seguirán apoyando ese abuso de poder tan descarado y esa indiferencia por la democracia, la buena gobernanza y el estado de derecho.

Nauru no puede permitirse arriesgar el apoyo de nuestros vecinos y amigos. Pese a que nuestra economía es más fuerte que hace diez años, sigue siendo increíblemente frágil. De la misma manera en que el Gobierno ha destruido nuestra magistratura, también se puede arruinar la economía en un instante. 

El gobierno nauruano ha lanzado una serie de acusaciones contra Peter Law, a quien se amenazó con que se lo demandaría [en].

@NObservers, un “observador político independiente en Nauru”, tuiteó:

Pronto se desatará un infierno en Nauru.

Para estar al tanto de las novedades, por favor siga la etiqueta de Twitter #Nauru [en]. En esta isla de solo 10 000 habitantes y un área de solo 21 kilómetros cuadrados, no hay mucho más que llame la atención.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.