¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Ser gay en Nigeria ahora es sinónimo de prisión

En Nigeria, se han arrestado a docenas de gays debido a la nueva ley contra los homosexuales firmada [en] por el presidente Goodluck Jonathan el 7 de enero de 2014. En este respecto, la Ley de Prohibición de Matrimonios entre Personas del Mismo Sexo considera delito las relaciones homosexuales, el matrimonio entre estos, las organizaciones homosexuales y también los eventos, clubs y sociedades de este tipo. La pena máxima puede llegar a los 14 años de prisión.

El proyecto de ley [en] se aprobó en el senado de Nigeria en noviembre de 2011, el mismo que aprobó en julio de 2013 que los menores se pudiesen casar.

En Pew's Global Attitudes Project, se muestra que Nigeria es el país menos tolerante del mundo [en] en lo referido a la homosexualidad. 

La homosexualidad se considera delito en 38 países africanos y, en los casos de Mauritania, Sudán y el norte de Nigeria, puede ser castigada con pena de muerte. Por su parte, el parlamento de Uganda aprobó una polémica ley contra los homosexuales el 20 de diciembre de 2013 que condenaría, en algunos casos, a los gays y lesbianas a cadena perpetua y pena de presión para cualquier persona que no diese parte a las autoridades.

Mapa que muestra las penas impuestas para gays y lesbianas en África. Fuente: http://ilga.org/

Por su parte, el gobierno de Nigeria empezó a arrestar a gays [en] desde el momento en que el presidente firmó el proyecto de ley para convertirlo en ley.

Ayo Sogunro, nigeriano y autor de un blog, reaccionó ante esta noticia explicando los motivos por los que los nigerianos deberían estar preocupados por esta ley contra los homosexuales [en]. En este respecto, rebatió los argumentos más comunes que suelen utilizar los grupos homófobos en Nigeria. Uno de esos argumentos es que la homosexualidad no es parte de “nuestra cultura”:

Un argumento muy común en apoyo de esta nociva ley (que suele utilizar de forma demagógica D. David Mark, el presidente del senado) es que la homosexualidad no es parte de nuestra “cultura”. Ignoremos la obviedad de que Nigeria tiene alrededor de 250 grupos étnicos que presentan su propia cultura y de las que al menos una conlleva que una mujer “se case” con otra, mientras que en otra se puede observar como el marido le “ofrece” su mujer a un invitado masculino y, asimismo, en otra está bien visto que se ataque algún campamento nómada cercano para raptar a una esposa potencial. También, en otras etnias el hermano del fallecido puede quedarse, como herencia, a sus mujeres. Ahora, volvamos a ignorar todos estos fenómenos sexuales y maritales para centrarnos en la esencia de nuestra cultura. Lo que nosotros denominamos “nuestra cultura” no es algo fijo, no se trata de mandamientos escritos por nuestros ancestros. Al contrario, “nuestra cultura”, como cualquier otra, es una mezcla de hábitos que van cambiando con el tiempo. La cultura, como les podría contar cualquier estudiante de sociología, está en un constante estado de cambio: nacen nuevas ideas, toma aspectos prestados de otras culturas, mueren algunas creencias ancestrales y siempre está cambiando. Por tanto, se puede observar que las únicas culturas que no cambian son las que están muertas. Las chaquetas y los autos deportivos no son parte de la cultura africana; sin embargo, todavía no he visto que hayan metido a algún africano en la cárcel por saber hacer el nudo de corbata windsor a la perfección.

Concluyó diciendo [en] lo siguiente:

Ahora, viene la peor parte: si hoy se aprueba esta ley, mañana podría afectarte otra nueva a ti. ¿Eres zurdo? Pues a la cárcel. ¿Aprietas el final del tubo para sacar la pasta de dientes? A la cárcel. ¿Llevas el reloj en la muñeca derecha? ¡A la cárcel! Puede que el caso sea diferente, pero el principio es el mismo. Los legisladores nos ponen a prueba con esta ley, para así medir hasta donde pueden presionar a la gente con sinsentidos. Por su parte, se sabe de sobra, que hay más de un payaso redactando leyes; de hecho, más de uno ha llegado allí por su trayectoria en el partido y no por su currículum. La tendencia suele ser ignorarlos, pero cuando estos payasos empiezan a desvariar es muy importante que los ciudadanos los vuelvan a poner en su sitio.

La entrada de Ayo ha recibido alrededor de 100 comentarios. Uno de sus lectores, Uju, que se define de homófobo, comentó [en] que es una ley muy dura, ridícula y que solo busca hacer daño:

Aunque soy una persona muy homófoba, reconozco que llevas razón en tu artículo. Considerar que la homosexualidad es un delito es muy duro. Sin embargo, no quiero que esto se entienda como que me gusta ver a dos hombres mostrándose afecto en público. A pesar de ello, me siento hipócrita, porque yo tengo mis propios pecados, aunque, en mi defensa, estos son privados. Con todo esto, lo que quiero decir es que, aunque nunca vayamos a entendernos con las personas que han nacido homosexuales, tampoco podemos ser hipócritas con ellos siempre y cuando mantengan su homosexualidad en privado. Dicho esto, creo que convertir la homosexualidad en delito es algo estúpido y que solo busca hacer daño.

Osemhen, a pesar de ser cristiano y considerar pecado la homosexualidad, piensa [en] que el Estado no debería decidir en lo moral:

[…] Soy cristiano y creo que la homosexualidad es pecado, pero creo que no tiene ningún sentido atacar a alguien por ser gay. No creo que sea jurisdicción del Estado el decidir sobre un asunto claramente moral que nada tiene que ver con lo jurídico.

No estoy seguro del origen del proyecto de ley, pero creo que empezó cuando alguien quiso legalizar los matrimonios gays. Un gran fallo. Esto es lo que pasa cuando dejas que entre el gobierno en tu dormitorio.

Otro lector, spacyzuma, anotó [en] lo siguiente:

[…] Los homosexuales no retrasaron mi paga de funcionario, el jefe de mi organización fue quien lo hizo. También fue él quien me recortó la paga y no los homosexuales. Los homosexuales tampoco subieron el precio de la gasolina, ni tampoco son los que están acabando con nuestro sector energético, ni con el transporte, agricultura y el petróleo. […] Estos legisladores que quieren aprobar la ley contra los homosexuales nunca serán los que apoyen que el robo de dinero público se convierta en un delito castigado con largas penas de cárcel o con flagelación. También, se olvidarán de redactar una ley que castigue y meta en presión a adúlteros y violadores.

Igualmente, Ashiwel se preguntaba [en] por qué hay muchos proyectos de ley pendientes que todavía necesitan atención urgente:

Me preocupa el hecho de que todavía hay muchos proyectos de ley pendientes, algunos incluso desde 2005 como, por ejemplo, la ley contra los delitos informáticos. Esta ley necesita atención urgente por parte de los legisladores nigerianos y, sin embargo, ponen todo su empeño y recursos en convertir en delito las orientaciones sexuales.

En este respecto, ¿deberíamos entender que les falta intelecto para centrarse y crear leyes que resuelvan problemas?

Asimismo, si las religiones predican el amor, la tolerancia y la paz, ¿adónde se fue la tolerancia?

David Mixner, un blogger estadounidense, publicó un artículo donde explica el motivo [en] por el que se ha aprobado la nueva ley:

Con todos los problemas importantes que tiene Nigeria (incluyendo la insurgencia que amenaza la propia existencia del país), ¿por qué el presidente sacrifica influencia política para aprobar y firmar una ley así? Ha firmado tal ley precisamente por los insurgentes de Boko Haram. Al ratificar la nueva ley, ha distraído a sus simpatizantes cristianos de su fallo ante Boko Haram en las provincias musulmanas del norte del país.

Por otra parte, Mixner advirtió [en] de lo siguiente:

Irónicamente, la ley contra los homosexuales solo crea más divisiones en un país débil. Además, esto no va a cambiar nada la dirección de la guerra civil. No se sorprendan de ver miembros de la oposición siendo arrestados por “conducta homosexual”.

Abajo, se pueden observar algunos comentarios recogidos en Twitter:

Seguro que hay asuntos más importantes en Nigeria que la ley contra homosexuales. Por una vez. ¿Con quién está firmando David Moyes? [entrenador del Manchester United]

Estoy en shock por ver que la ley contra los homosexuales de Nigeria no ha causado tanta polémica como en Rusia.

Los líderes de Nigeria dejan de robar para prohibir la homosexualidad. Los matrimonios de menores están genial. Yo nací en un lugar así.

Todos van a ver el partido del Bafana Bafana contra Nigeria en el estadio [durante el Campeonato Africano de Naciones]. Están invitados a llevar banderas arco iris como protesta contra la ley contra los homosexuales.

No todos los tuits mostraban rechazo hacia la nueva ley:

Si la poligamia está mal vista y, además, es delito en los EE.UU. y RU, la homosexualidad está mal vista en África.

Me molesta lo mucho que le preocupa a los extranjeros la decisión de prohibir las relaciones homosexuales en Nigeria… Nunca fue parte de nuestro ADN.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.