¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Periodistas de Pakistán en la mira del Talibán

Journalists of Hyderabad held a protest against the killing of 3 Media organization workers in Karachi. The Tehrik Taliban accepted responsibility for the killings. Image by Rajput Yasir. Copyright Demotix (18/1/2014)

Periodistas de Hyderabad realizaron una protesta contra el asesinato de 3 trabajadores de organizaciones de medios en Karachi. El Tehrik Taliban asumió la responsabilidad por los asesinatos. Imagen de Rajput Yasir. Copyright Demotix (18/1/2014)

La violenta organización militante Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP) ha declarado a los medios de comunicación del país blancos autorizados en su guerra en contra del estado Paqustaní. El TTP ha declarado una fatwa o decreto religioso en contra de algunos medios de Pakistán y preparado una lista de objetivos [en] con los nombres de dos docenas de periodistas y editorialistas. 

Esta provocación se da en el marco de la decisión del gobierno paquistaní de buscar diálogos de paz en lugar de operaciones militares [en] en contra del prohibido grupo. 

La fatwa de 29 páginas acusa a los medios de mentir constantemente respecto al TTP y sus objetivos, atribuyéndoles ataques en los cuales dicen no estar involucrados. El vocero Talibán Ehsanulla Ehsan explicó al Pakistani Daily Dawn [en]:

Por mucho tiempo hemos pedido a los medios ser imparciales. No los estamos forzando a cambiar sus creencias. Simplemente les pedimos que sean justos en su cobertura. A pesar de sus constantes promesas de hablar la verdad y sólo la verdad, los medios han actuado como propagandistas. 

Tres personas asociadas al canal de televisión Express News fueron asesinadas [en] durante un ataque al automóvil de la empresa en Karachi el 17 de enero del 2014. Después del ataque, Ehsanullah Ehsan declaró que éste había sido perpetuado por el TTP [en]:

La razón detrás del ataque es que en una guerra de ideologías todos los canales de medios… están actuando como armas de propaganda y como actor rival… Atacaremos a todos los medios que se involucren en ataques propagandistas en nuestra contra.

Los medios atrapados en la línea de fuego

Cyril Almeida [en], columnista de Dawn, compartió la opinión de Mushtaq Minhas [en], protagonista de un programa noticioso y de actualidad en urdu, en las siguientes líneas [en]:

“Si antes el enfoque eran las noticias, ahora son las opiniones y puntos de vista,” dijo Mushtaq Minhas, del programa Bolta Pakistan en Aaj News. “(El Talibán) quiere disolver al creciente estado y la narrativa social en su contra. Ellos quieren imponer su propia narrativa”. Minhas asevera que las operaciones del Talibán en torno a los medios se han vuelto más sofisticadas, en términos de diseminar su propio mensaje y en monitorear los medios electrónicos e impresos en urdu, inglés e idiomas regionales. Esto muestra que el Talibán se mantiene alerta del alza de críticas del público y los medios hacia el TTP, así como de la posibilidad de acciones militares por parte del estado en contra del TTP.

Malik Siraj Akbar [en], quien desde Washington, DC es editor del prohibido sitio noticioso The Baloch Hal, se mostró preocupado de que dichos ataques puedan llevar a paralizar los medios. The Baloch Hal es un medio que reporta acerca de la inestable región de Balochistán en Pakistán. Escribe en el Huffington Post [en]: 

El Talibán no sólo justifica sus ataques sino que demanda el mismo tiempo espacio para propagar su ideología extremista en los medios noticiosos. Es una expectativa muy extraña, pero ignorarla por completo probablemente pondría en peligro las vidas de muchos otros periodistas en el futuro. Si un solo grupo mediático concede los deseos del Talibán, sucumbiendo al miedo de ser atacados, se habrán comprometido la integridad y confianza que los medios libres gozan ante su público.

Ayesha Siddiqa [en], autora de ‘La Compañía Militar: Dentro de la economía militar de Pakistán’, explica en una editorial publicada por Al Jazeera [en], cómo este tipo de ataques dividen a la nación:

Estas declaraciones, seguidas de ataques, tienden a dividir al país y a la sociedad en dos bandos. Por un lado están las personas que se sienten frustradas por la falta de acción del gobierno en contra del Talibán y por el otro están los frustrados por distintas razones. Hablé con grupos de jóvenes hombres y mujeres en los centros urbanos en el sur del Punjab y ellos se mostraban mucho más empáticos hacia el TTP que hacia los soldados. Una joven mujer explicaba sus razones diciendo “¿Por qué está mal que el Talibán exija la implementación de la sharia? Si luchar es la única manera de forzar que el gobierno haga lo que la gente quiere, que así sea”.  

La cuenta de Twitter oficial de Pakistan Tehreek-e-Insaaf (PTI), (@PTIofficial) [en], un partido político en Pakistán que aboga por diálogos de paz con el Talibán publicó: 

Nuestros medios han sido inundados con dólares. Si luchas por la paz, nuestros medios te etiquetan como “simpatizante del Talibán”.

Desde que se aprobó la legislación de libertad de medios en 2002, los medios en Pakistán y en especial las difusoras de televisión, se han vuelto instituciones poderosas e independientes [en]. De acuerdo a la Autoridad Regulatoria de los Medios Electrónicos de Pakistán [en], el número de canales privados de televisión ha ascendido a 89 y docenas de ellos son de noticias.   

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.