¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Apoyando el derecho a la educación de los jóvenes malienses

Mientras Malí intenta reunir a su vasto territorio crispado por un prolongado conflicto interno entre las regiones del norte y el resto del país, sus jóvenes están impacientes buscando progresar en la creación de un futuro para Mali. Mis derechos, mi voz, Malí [en] es un proyecto liderado por jóvenes malienses y apoyado por Oxfam [en] para promover sus derechos a la educación y a la salud sexual y reproductiva.

Image from Facebook page for the My Rights, My Voice project. Used with permission.

Imagen tomada de la página de Facebook del proyecto Mis Derechos, Mi Voz. Usada con autorización.

Contexto

A pesar que el 80 por ciento de los niños de Mali fueron inscritos en escuelas primarias en el año escolar 2010-11, el sistema educativo tiene problemas para otorgarles una educación de calidad [en]. Casi la mitad de ellos abandonan sus estudios en forma temprana [en], mientras que muchos terminan la escuela sin las nociones básicas de lectura, escritura y matemática. Además el sistema educativo sufre de una falta de escuelas en las zonas rurales, así como de maestros y materiales.

High school students in Kati, Mali via wikipedia  Creative Commons Attribution 2.5 Generic license.

Estudiantes secundarios en Kati en Mali. Imagen con uso autorizado por Wikipedia Creative Commons Attribution 2.5 Generic license.

Laya Diarra, una bloguera que escribe para el sitio Afribone en Bamako, explica que el que finalizen la escuela primaria muchas veces no es suficiente como para solucionar la cuestión de la alfabetización [fr]: 

Il a été constaté que les enfants qui terminaient le 1er Cycle de l’Enseignement Fondamental retombaient très vite dans l’illettrisme. Cet enseignement ne garantissait pas le minimum éducatif que le système se donnait comme objectif.

Las estadísticas muestran que muchos niños que terminan la escuela primaria caen de nuevo rápidamente en el analfabetismo. Su formación no garantiza que se cumplan los objetivos mínimos a los que el sistema educativo apunta.

Además, la brecha de género, en cuanto al acceso a la educación, aún es una gran cuestión de preocupación. En 2008, más de 80.000 estudiantes aprobaron los exámenes para ingresar a la escuela secundaria, sin embargo a cerca de 17.000 — 40 por ciento de los cuales eran chicas — se les negó la matricula [en] en las escuelas secundarias. Marianne Opheim, una investigadora en materia educacional, explicó que la brecha de género no es tan grande como parece [fr]:

Tout en reconnaissant l'importance des facteurs particuliers au statut de la femme, je pense que la sous-scolarisation des filles est étroitement liée aux grands défis généraux de l'école malienne, tels que l'écart linguistique et culturel entre l'école et le foyer

Si bien es importante reconocer el impacto de factores individuales vinculados a la condición de la mujer, creo que la baja inscripción de niñas en la escuela está estrechamente vinculada a los desafíos generales enfrentados por el sistema escolar maliense, como son la brecha lingüística y cultural entre la escuela y su hogar.

Algunas soluciones

Mali sufre de una escasez de maestros (en algunas áreas hay sólo uno por cada 100 alumnos), una pobre formación docente, una falta de materiales escolares y una currícula anticuada. Aún así, algunas escuelas están a la altura del desafío, como la Escuela Primaria Mohamed Diallo. En el siguiente video en lengua francesa, su director indica que a pesar de los muchos desafíos, la escuela fue capaz de alcanzar sus objetivos gracias a la dedicación de los maestros:

La falta de responsabilización y de transparencia en la gestión financiera por parte de las autoridades educativas no permite ni que se cumplan las normas jurídicas ni que se implementen políticas como la que garantiza la educación a nivel nacional para niñas.

Mis Derechos, Mi Voz, trabaja en conjunto con socios en Mali como la coalición Educación para Todos para abogar por una mejor currícula a nivel nacional que incluya conocimientos para la vida y en materia de derechos de salud sexual y reproductivos. Además capacitan a grupos de jóvenes para que vigilen que se implementen las políticas para así poder hacer que el gobierno rinda cuentas en cuanto a su compromiso en proveer educación de calidad para todos los niños malienses y promover en particular la escolaridad femenina. 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.