¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cruz Roja cobrará a la sanidad pública de Madrid por la sangre donada

Convocatoria de la concentración del 8 de febrero. Imagen de la web de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid

Convocatoria de la concentración del 8 de febrero. Imagen de la web de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid

El pasado 1 de enero de 2014 entró en vigor el acuerdo firmado en diciembre de 2013 entre el gobierno autónomo de la comunidad de Madrid y Cruz Roja, por el que esta organización pasa a encargarse de las colectas de sangre en unidades móviles, responsabilidad que hasta ahora recaía sobre un organismo público, el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid.

Por este servicio, la Comunidad de Madrid (CM) pagará a Cruz Roja 9,3 millones de euros al año, es decir, 67 € por bolsa de sangre, con una estimación de 140 000 bolsas. A esta cifra hay que añadir el material que la comunidad cederá a Cruz Roja, que podría alcanzar un valor de 14 millones de euros, además de los vehículos utilizados en las colectas.

Aunque en su momento las autoridades aseguraron que este acuerdo no supondría pérdidas de empleos en el Centro de Transfusión, según explica el diario Público,

Trabajadores del CTCM encerrados para «paralizar la privatización del servicio». Foto de la web de la Coordinadora Gregorio Marañón

Trabajadores del CTCM encerrados para «paralizar la privatización del servicio». Foto de la web de la Coordinadora Gregorio Marañón

El uno de marzo, Cruz Roja se llevará la mitad de unidades móviles de las que dispone el Centro de Transfusión tanto en calle como en hospitales. Ese día sobrarán 8 equipos completos de trabajadores formado cada uno por un médico, uno o dos enfermeros, un auxiliar de enfermería, un auxiliar de obras y servicios y un conductor, además de otros departamentos que también se verán afectados. En total 130 trabajadores serán despedidos o trasladados.

Muchos ciudadanos ven este acuerdo como una privatización de un servicio público, ya que al ser la sanidad un servicio público universal en España, la cesión de competencias a un organismo privado –ya sea una empresa o una ONG– no tiene sentido si la sanidad pública puede hacerse cargo de dichas tareas. Los trabajadores del Centro de Transfusión iniciaron un encierro de protesta el 3 de febrero, y se ha convocado una concentración para el día 8 del mismo mes apoyada por la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid y los principales sindicatos. Este vídeo de HispanTV en YouTube recoge las reivindicaciones de los trabajadores afectados:

Cruz Roja se ha defendido publicando en su página web una nota en la que explica los términos del acuerdo:

Las tarifas de los componentes sanguíneos se regulan a través de una tarifa oficial que publican los Boletines Oficiales de cada Comunidad Autónoma, con un doble objetivo: que no exista negocio con la sangre y que se recuperen los gastos de procesamiento para asegurar su autofinanciación. (…)

(…) Como Cruz Roja no va a fraccionar y distribuir la sangre a los centros sanitarios, se ha hecho una estimación de compensación de gastos por dicha actividad, resultando un coste unitario de 67 euros por bolsa de sangre.

Pero esta explicación no ha llegado o no ha convencido a los internautas, que en su mayoría se muestran indignados con la nueva medida de la sanidad madrileña, indignación comprensible dado el historial de las autoridades madrileñas en lo que a la sanidad se refiere. Juan+Manuel contó su experiencia en la web de la cadena SER:

Buenas…. En una de mis visitas al autobus de donación de sangre de la Comunidad de Madrid, pregunté a una de las auxiliares la diferencia entre donar a la Cruz Roja ó a la sanidad madrileña, su respuesta fué más o menos la siguiente: La Cruz Roja vende la sangre a Hospitales privados, como la sangre no se puede vender el negocio está en el precio de la bolsa, y si la sangre no sirve para la donación se vende a empresas de cosmética. Dicho comentario me llamó la atención y desde entonces decidí que mi sangre siempre sería donada a hospitales públicos, despues de leer esta noticia en realidad no sé donde irá a parar la sangre por lo que yo también quiero ser partícipe del negocio y me paguen por ello, si no la sangre me la sigo quedando yo. En definitiva que a no ser que vaya al centro de donación del Hospital el autobús de Cruz Roja me puede estar esperando sentado.

En Twitter, el debate se concentró en torno a etiquetas como #PorMiSanidadSangro y #DonarEsRegalar. Como muchos otros tuiteros, SíSePuede y asambleaHTajo llamaban a donar solo en centros públicos:

En el mismo sentido, Confederación Pirata tuiteó:

Cruz Roja de Madrid intervino con este tuit:

  a lo que MªEugenia contestó:

Protesta por la privatización de las donaciones ante el Centro de Transfusiones de Madrid. Foto publicada en Twitter por Patusalud HIC

Protesta por la privatización de las donaciones ante el Centro de Transfusiones de Madrid. Foto publicada en Twitter por Patusalud HIC

Nisio, en el diario Público, dejó su opinión de porqué una ONG no debe encargarse de un servicio público, a la vez que recordaba algunos casos poco claros que han salpicado a Cruz Roja de Madrid:

Una cosa son las subvenciones y otra bien distinta es [PAGAR a una ONG] (¿Quien elige y nombra a sus cargos?.¿Que sueldos se reparten?) (…) por efectuar una función pública, que ya efectúa la propia administración.

(…)

También te puede interesar las noticias que hay sobre un tal Juan Manuel Suárez del Toro. Casualmente presidente de esa ONG desde 1994 e imputado en el caso Bankia, por ser uno de los consejeros.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.