¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Periodistas ciudadanos exponen brutalidad policial en protestas en Argelia

Por primera vez en la historia contemporánea de Argelia, las certezas del estado policial han sido desmontadas por los ciberactivistas, jóvenes argelinos que han utilizado las nuevas tecnologías y todas las herramientas que Internet les ofrece para denunciar la arbitrariedad y proteger los derechos humanos.

Todo comenzó a finales de noviembre de 2013, cuando las manifestaciones quebrantaron durante varios días la tranquilidad y la abulia de la localidad de El Guerrara [en], a pocos kilómetros de la ciudad de Ghardaïa, capital de la provincia del mismo nombre y ubicada a más de 600 km al sur de Argel. En esta región del sur de Argelia, donde los jóvenes sufren los problemas del desempleo, las privaciones y la precariedad, existe una minoría religiosa llamada ibadí –cuyas creencias discrepan del rito suní, el más común en el país–, que se considera víctima de la discriminación y las injusticias de las autoridades políticas argelinas.

Captura de pantalla en la que se ve a policías durante los enfrentamientos

Captura de pantalla en la que se ve a policías durante los enfrentamientos

Cada vez que se reúnen para reclamar mejores condiciones de vida, los manifestantes son detenidos y conducidos a una comisaría, donde se les golpea con saña, por no decir que los torturan. Este tema era un tabú en ausencia de pruebas tangibles con las que la sociedad civil pueda obligar a las autoridades políticas a procesar judicialmente a los agentes encargados de la represión.

Cada vez más instruidos y despiertos, los jóvenes de la región han descubierto el impacto y la utilidad de la red para defender su causa y proteger sus derechos más elementales. Periodistas ciudadanos integrados en redes de militantes se apresuraron a utilizar sus teléfonos móviles para filmar escenas de represión y recabar testimonios de jóvenes torturados y golpeados por la policía.

También han aparecido vídeos de Youtube en la red argelina, y las redes sociales se inflamaron cuando se difundieron para demostrar la brutalidad de las fuerzas del orden. Incluso un agente, miembro también de un colectivo de cibermilitancia, filmó secretamente a sus colegas comentando y revelando información confidencial sobre los arrestos abusivos y las prácticas de tortura de las fuerzas antidisturbios. Colgado en YouTube con un montaje cuidadosamente estudiado para explicar cómo este o aquel activista fueron arrestados o torturados, el vídeo ha provocado un escándalo y movilizado la opinión pública.

Y cuando las manifestaciones populares de este conflicto entre comunidades, que opone a los ibadíes mozabitos y a los árabes suníes, se extendieron a la ciudad de Ghardaïa a principios de enero de 2014, los periodistas ciudadanos se reorganizaron para poner de manifiesto las prácticas racistas y brutales de ciertos policías argelinos.

De nuevo, vídeos y reportajes ciudadanos sacaron a la luz los abusos de las fuerzas de represión. Un vídeo realizado por un ciberactivista en Ghardaïa muestra claramente cómo la policía protege a agitadores árabes y ataca solamente a los manifestantes mozabitos:

El escándalo ha tenido repercusión internacional. Vídeos y testimonios de ciberactivistas de la región han llegado a varias cadenas informativas extranjeras [fr]. En Facebook, que cuenta con cerca de 6 millones de usuarios argelinos [fr], las páginas más célebres y los movimientos de periodismo ciudadano se han hecho eco de las informaciones procedentes de Ghardaïa, y han expuesto las razones subyacentes tras las tensiones en la ciudad:

Les policiers sont de fait impliqués dans ces tensions car ils sont, pour la majorité, issus de la communauté arabe de Ghardaïa et des villes voisines. Ce qui explique le fait qu’ils prennent parti pour les Arabes. Contrairement à eux, les gendarmes sont bien accueillis par la communauté mozabite.

De hecho, los policías están implicados en estas tensiones, porque en su mayoría proceden de la comunidad árabe de Ghardaïa y sus alrededores. Esto explicaría que tomen partido por los árabes. Por el contrario, la comunidad mozabita ha dado una buena acogida a los agentes [que acudieron a mantener la paz en la ciudad].

La Liga Argelina de Defensa de los Derechos Humanos (LADDH) [fr] se apoya a su vez en estos vídeos, artículos y testimonios escritos o filmados para alertar a la opinión pública nacional e internacional. La LADDH podría haber obtenido informaciones que prueban [fr] que:

l’attitude scandaleuse de certains agents des forces de police que ce soit lors du conflit (gestes obscènes, comportement et propos racistes etc) ou lors de l’arrestation des Algériens Mozabites (jeter de l’eau froide sur des détenus, les obliger à se déshabiller, les obliger à mimer des attitudes obscènes) laissent croire que les forces de police Algériennes se comportent comme les forces d’occupation Américaine en Irak notamment dans la prison d’Abu Ghraib!

La actitud escandalosa de ciertos agentes de las fuerzas policiales, ya sea durante el conflicto (gestos obscenos, comportamiento e insultos racistas, etc.) o durante los arrestos de argelinos mozabitos (echar agua fría sobre los detenidos, obligarlos a desnudarse, obligarlos a posar en actitud obscena) hace pensar que las fuerzas policiales argelinas se comportan como las fuerzas de ocupación estadounidenses en Iraq, concretamente en la prisión de Abu Ghraib.

http://www.youtube.com/watch?v=Gwa28deBNrU

Ante estos escándalos reiterados, las autoridades argelinas se han planteado ciertas cuestiones y han iniciado investigaciones. Incluso van a sancionar y llevar ante los tribunales a los policías [en] «sospechosos de haber tomado partido durante los sucesos de Ghardaïa», según ha reconocido la Dirección General de la Seguridad Nacional (DGSN), que controla todos los servicios de la policía argelina. Hay otras investigaciones en curso que prometen sacar a la luz los secretos de la represión. Hoy, gracias a la movilización de los periodistas ciudadanos, la represión policial no sigue aceptándose en silencio. Los ciberactivistas han ganado una gran batalla contra el régimen argelino. Incluso han conseguido doblegarlo al momento de la lucha por los derechos humanos.  

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.