¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

En defensa de los elefantes de Laos

Photo from Facebook page of Elephant Conservation Center

Fotografía de la página de Facebook del Elephant Conservation Center

(Todos los enlaces de este artículo dirigen a páginas en inglés, salvo que se indique lo contrario). 

Laos era una vez conocida como la «tierra del millón de elefantes» pero hoy en día el número de elefantes se ha visto reducido a unos pocos cientos a causa de la caza furtiva y el tráfico ilegal de marfil. Algunos de ellos también mueren por culpa de la excesiva explotación forestal.

El número estimado de elefantes salvajes oscila entre 300 y 600:

Se estima que la población de elefantes salvajes es de alrededor de 300 a 600 y viven en pequeñas manadas fragmentadas y dispersas. Al igual que en muchos otros países, los elefantes salvajes en Laos están en peligro a causa del hombre. Esto incluye la deforestación, la caza furtiva, la expansión de los asentimientos humanos y el conflicto entre los humanos y los elefantes.

Por otro lado, alrededor de 420 elefantes viven en cautividad:

Desgraciadamente, la población de elefantes en cautividad se encuentra en declive. En Laos tan solo quedan aproximadamente 420. El nuevo milenio ha traído consigo problemas económicos por lo que los mahouts (los dueños de los elefantes) hacen trabajar a sus elefantes siete días a la semana para poder salir adelante. La mayoría de los elefantes trabajan en la explotación forestal, un trabajo extremadamente duro y peligroso. Los elefantes macho están demasiado cansados y ocupados para reproducirse y además muchos de ellos mueren en accidentes mientras trabajan.

Por suerte, la gente en Laos se está concienciando acerca de la necesidad de proteger a sus elefantes. Uno de los grupos que han promovido la defensa de los paquidermos es el Elephant Conservation Center:

El Elephant Conservation Center se distingue de otros santuarios turísticos de elefantes en el hecho de que éste sí es un refugio donde los elefantes se pueden reproducir, amamantar a sus crías, recuperarse y recibir cuidados veterinarios. ¡Aquí NO verás paquetes turísticos para montar en elefante todo el día!

Además de ser el primer hospital para paquidermos en Laos, se ha convertido también en un centro de ecoturismo ya que proporciona asistencia técnica y sustento a los dueños de los elefantes o mahout, cuyos ingresos dependen de los elefantes. 

El centro es también un santuario para elefantes que han sido rescatados. Una de estas crías rescatadas se llama Noy y, después de tres años, este elefante elegirá su nuevo nombre a través de un proceso que describe a continuación el veterinario jefe Emmanuelle Chave:

Los mahouts entrenan a sus futuros elefantes a la edad de tres años para que respondan a diferentes órdenes y así poder trabajar con los hombres. Después un chamán prepara este viaje en el que el elefante abandona la selva para adentrarse en el mundo de los humanos. Al final del entrenamiento, le ofrece al joven elefante tres cañas de azúcar, cada una con un nombre. El nombre de la primera caña que elija será su nuevo nombre.

Brita visitó el centro y reconoce su vital importancia para proteger el bienestar de los elefantes:

El Elephant Conservation Center es probablemente uno de los pocos lugares que puedes visitar donde el elefante no es el que se tiene que adaptar a los horarios de la gente, sino que es la gente la que se tiene que adaptar al ritmo y las necesidades de los elefantes.

Soy muy exigente a la hora de elegir un centro de elefantes ya que existen muchísimos por todo el mundo donde los elefantes son maltratados y lo único que se consigue es cambiar una vida horrible (la explotación forestal) por otra casi igual de mala (tratar al animal como atracción turística).

jo ebisujima también visitó el centro y descubrió que colocar una silla sobre el elefante resulta doloroso para el animal:

Una de las cosas más importantes que te enseñan es que las sillas que se usan para transportar a la gente y al equipaje a lomos del elefante (hawdah) no es buena para sus espaldas. Esto se debe a su estructura ósea… Para el elefante es más cómodo que la gente vaya sin ningún tipo de montura a la altura del cuello. 

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.