¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cuba y la Unión Europea inician negociaciones hacia cooperación

El Consejo de Ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) aprobó el inicio de la negociación de un acuerdo de diálogo político y cooperación con Cuba para “acompañar las reformas y alentar la modernización de la isla”, informa el diario español Público. La aprobación se produjo en la reunión que mantienen los ministros en Bruselas, Bélgica.

El objetivo del acuerdo es ampliar los ámbitos de cooperación con la isla, acompañar sus reformas socioeconómicas y fomentar un mayor respeto de los derechos humanos, en un momento en que la UE ha observado cierto movimiento en el plano económico y moderación en el plano político, refiere Publico.

En 1996, la Unión Europea adoptó una posición común con respecto a Cuba, alentada por el gobierno español de José María Aznar con el objetivo de realizar presiones políticas y diplomáticas hacia La Habana. Este hecho inauguró una época de crisis diplomáticas, suspensiones de créditos y de endurecimiento de la posición española con respecto a la isla. Sin embargo, empresas de la nación ibérica como Sol Meliá continuaron sus negocios en Cuba.

La cancillería de Cuba, por su parte, confirmó que “considerará la invitación formulada por la parte europea, de manera respetuosa, constructiva y apegada a su soberanía e intereses nacionales”.

El comunicado difundido por la parte cubana recuerda que “en octubre de 2008, la Unión Europea y Cuba acordaron reiniciar el diálogo político y la cooperación sobre bases recíprocas, con carácter incondicional y no discriminatorio, con pleno respeto a la igualdad soberana de los Estados, al marco jurídico y al ordenamiento institucional de las Partes, y en total apego al principio de no injerencia en los asuntos internos de los Estados”.

El nuevo ciclo en las relaciones se inauguró en París durante una conferencia ministerial. En esta ocasión, La Habana recalcó que para “la creación de un nuevo marco bilateral en calidad de iguales también debe eliminarse la denominada posición común de la UE hacia el país caribeño”.

En la declaración emitida el 10 de febrero pasado no aparece la eliminación de la posición común como condicionante del diálogo.

Según Público,

algunos Estados miembros consideraron el mantenimiento de la posición común una garantía para mantener la misma política hacia La Habana en el caso de que las conversaciones no den los resultados esperados por la parte europea. En cambio, si el acuerdo llega a buen puerto, la posición común caería si se produce una decisión unánime de los países de la Unión.

Las relaciones podrían potenciar además las inversiones europeas en áreas como la agricultura y el turismo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.