¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La polícia abrió fuego contra trabajadores del sector textil en huelga en Camboya

Una de las fotos de hoy. Tomada por la tarde en el bulevar Veng Srey en Nom Pen, Camboya

Se confirmaron cuatro muertos [km] y docenas de heridos después que la policía y los militares se enfrentaran [en] con los trabajadores del sector textil en huelga en la zona industrial de Nom Pen, la capital de Camboya.

Cientos de miles de trabajadores han estado en huelga desde la última semana de diciembre después que el gobierno rechazara la petición de los sindicatos de aumentar el salario mínimo mensual a 160 dólares. El salario mínimo actual es de sólo 80 dólares y el consejo del trabajo sólo estaba dispuesto a conceder una subida de 15 dólares en el salario base. Cuando las protestas se intensificaron el gobierno estuvo de acuerdo en aumentar el salario mínimo en otros 5 dólares.

Pero los trabajadores se han mantenido firmes reivindicando su demanda de un salario mínimo de 160 dólares. El sector textil de Camboya es una industria exportadora de 5.000 millones de dólares que emplea a más de 600.000 trabajadores. Muchas de las principales marcas de ropa del mundo consiguen sus suministros de Camboya, que tiene uno de los salarios mínimos más bajos de Asia y el Pacífico.

John Vink informó de lo que vio en la escena del enfrentamiento [en]:

Había al menos tres muertos y varios heridos graves por los cientos de balas que las fuerzas armadas dispararon durante la brutal represión la mañana del 3 de enero en las barricadas levantadas por miles de trabajadores en huelga en la calle Veng Sren, en la zona industrial de Nom Pen. Otros fueron arrestados y posteriormente disparados con pistolas eléctricas, lastimados o golpeados hasta la inconciencia.

Imágenes espantosas de heridos/muertos por todo Facebook. Parece una guerra civil en vez de un sofocamiento de las protestas. Camboya

La tensión aumentó cuando la policía arrestó a varios manifestantes, incluyendo a monjes y activistas pro-derechos humanos. En respuesta, los manifestantes levantaron barricadas que la policía intentó limpiar aldía siguiente. Hay testigos que aseguran que la policía usó balas reales para dispersar la protesta.

La policía militar ocupa la calle Veng Sreng. Hubo al menos cuatro manifestantes detenidos y uno estaba sangrando

Licadho describió [en] la represión como “el peor ataque del estado contra civiles que ha habido en Camboya en quince años”. El grupo pro-derechos humanos pide que:

…las fuerzas de seguridad deben acabar inmediatamente con el uso de balas reales contra civiles y asegurar que todos los heridos serán trasladados sin riesgos a un hospital sin demora.

Ou Virak del Centro Camboyano para los Derechos Humanos cree que la policía actuó de forma violenta para proteger los intereses de los grandes negocios [en]:

Mientras que muchas de las manifestaciones políticas que han tenido lugar en los últimos meses han sido controladas solo por las fuerzas de seguridad, hay un vínculo cada vez más claro entre el excesivo uso de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad y la protección de los grandes negocios de Camboya. De los 25 casos en los que había un uso excesivo de la fuerza, 21 de ellos estaban relacionados con las huelgas de los trabajadores del sector textil y las protestas sobre la tierra.

Primera línea de barricadas

Alborotadores destruyeron la Clínica Ekreach tras la negativa a tratar a algunas de las víctimas de un enfrentamiento en Canadia Park el 3 de enero.

Los trabajadores contaron con el apoyo del partido de la oposición, el Partido para el Rescate Nacional de Camboya (CNRP por sus siglas en inglés), que prometió que aumentaría los salarios hasta 160 dólares si entrara al poder en el país.

La oposición ha llevado a cabo protestas diarias en el Parque de la Libertad de Nom Pen para exigir la destitución del gobierno actual acusado de manipular los resultados electorales del año pasado. El Primer Ministro Hun Sen ha estado en el poder durante tres décadas aunque su partido perdió muchos escaños en las recientes elecciones parlamentarias. La oposición boicoteó las sesiones parlamentarias aunque tenía sólo 55 escaños.

Muchos trabajadores se han unido a la protesta de la oposición, lo que podría debilitar más a la administración de Hun Sen. Los sindicatos obreros prometieron continuar con las protestas hasta que el gobierno accediera a sus demandas.

El líder de la oposición, Sam Rainsy, anunció su intención de presentar cargos [km] contra el gobierno en relación a la sangrienta represión de la huelga:

Interpondremos una demanda al TPI para que estos criminales en el poder que hoy ordenaron a los soldados que abrieran fuego contra los trabajadores sean procesados.

El gobierno, por su parte, acusó a la oposición de provocar la violencia para ganar simpatía pública.

La huelga de los trabajadores del sector textil y la protesta de la oposición ocasionó la mayor manifestación callejera de Camboya en las últimas décadas. Después de la violencia, se espera que la crisis política de Camboya empeore.

*La imagen en miniatura usada es de la página de Facebook del CNRP, el partido de la oposición camboyano.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.