¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Olvídate de lo que sabes sobre visitar Kosovo

En estos días, un viaje a Kosovo convenceria a cualquiera que este país, lejos de su reputación a veces negativa, ciertamente tiene mucho que ofrecer. Según datos del Banco Mundial [en], más del 70 por ciento de la población de Kosovo es menor de 35 años, lo que seguramente explica el hecho de que en el vuelo que esta autora de Global Voices hizo a la capital del país, Pristina, la mitad de los pasajeros tuviera menos de 10 años de edad. ¡Esto hace que el inicio de las vacaciones sea fuera de lo común!

Aunque la juventud de Kosovo debe lidiar con terribles tasas de desempleo de 55.3 por ciento [en], se las arregla para llenar de energía el país y alejar más y más los duros recuerdos de la guerra [en]. La bloguera estadounidense Adventurous Kate [en] comenta cómo se sienten los que vienen por primera vez:

Es mi primera visita a Kosovo, y no sé qué esperar. Solamente la mención de “Kosovo” en Estados Unidos trae a mi mente imágenes de guerra, de muerte, de limpieza étnica, de bombas. Aunque esto ocurrió hace más de una década, me pregunto qué tipo de heridas tendrá el país.

Lejos de las heridas, lo que más impacta a un visitante recién llegado son las increíbles cafeterías de Pristina. Todos deberían probar el sabor de un perfecto macchiato en una terraza soleada y bien iluminada, mirando los frenéticos andares de los transeúntes. Ciertamente, no es una leyenda que ahí el café a veces tiene mejor sabor que uno italiano – pedimos disculpas a nuestros amigos italianos, ¡pero esto hay que decirlo!

Enjoying a latte macchiato at the Shipja e Vjetër café in Prishtina

Disfrutando un latte macchiato en el Shipja e Vjetër café en Pristina

The Dit' e Nat' café celebrating the Irish poet Yeats

El café Dit’ e Nat’ celebra al poeta irlandés Yeats

Aunque puede ser cierto que la arquitectura de Pristina, mayormente gris y con edificios desordenados, no es su mayor atractivo, la ciudad es animada en su actitud y estilo. Sus paredes están llenas de grafitis y otras formas de arte callejero; el alma de la ciudad aparece en ellos como un libro abierto para los visitantes.

"I love colors" and "I love flowers" appear very frequently on the walls of the city.

“Me encantan los colores” y “Me encantan las flores” aparecen muy frecuentemente en las paredes de la ciudad, sobre todo en las partes más tristes.

The claims not to forget the leaders of the Kosovo independance are visible here and there.

Arte urbano que insta a la gente a no olvidar a los líderes de la independencia de Kosovo está visible por todos lados.

Creative details are available on every corner.

Los detalles creativos están en cada rincón de Kosovo.

La gente de Kosovo parece mirar hacia el futuro en vez de quedarse atracada en el pasado alabando a héroes de guerra o íconos pacifistas de la batalla de Kosovo por independizarse de Serbia, como Ibrahim Rugova. Kosovo, ahora el país más nuevo de Europa, fue históricamente parte de Serbia y antes de Yugoslavia. La guerra de Kosovo entre 1998 y 1999 se peleó entre las fuerzas de la República Federal de Yugoslavia, compuesta por Serbia y Montenegro en ese tiempo, y el grupo rebelde kosovar conocido como Ejército de Liberación de Kosovo (ELK), con apoyo militar aéreo de la OTAN, luego de 10 años de resistencia no violenta de la sociedad civil de Kosovo [en].

Aunque los retratos de Ibrahim Rugova, primer presidente del recién independizado Kosovo, y los líderes de la resistencia armada están visibles por todos lados, la impresión general al recién llegado es que los actores de hoy en Kosovo están elaborando sus propios modelos. Testigo de las elecciones en Kosovo de Pristina en noviembre de 2013, Darmon Richter [en] comenta:

Las noticias de los periódicos sobre policía antidisturbios y violentos ataques en centros de votación no hicieron nada para dar sentido a un Kosovo moderno, excepto por los pocos lugares del país donde la rivalidad racial sigue siendo muy fuerte. En la ciudad de Pristina, la gente ansía que se reconozca su independencia… pero en general, es una ciudad tan normal como en cualquier otro lugar de los Balcanes.
Es más, con un 60% registrado de asistencia a votar en todo el país, la democracia casi parece estar funcionando mejor acá que en el Reino Unido.

In the center of Prishtina, Rugova is still there, but the colors are washed out.

En el centro de Pristina, sigue el arte callejero con la imagen del primer presidente de Kosovo, Ibrahim Rugova, pero los colores se han desvanecido.

De alguna manera, Pristina podría parecer como un “Estambul en miniatura” en el sentido de que está bien equilibrada ente una cultura posotomana y europea occidental. El blog Kim's travel [en], desde una perspectiva estadounidense y coreana, subraya la sorprendente atmósfera cosmopolita de la “ciudad del amor”:

Luego de visitar Pristina, realmente entendí por qué la gente ha estado llamando a Kosovo un país de rápido desarrollo y energético. Se puede ver nuevos edificios apareciendo por todos lados, y puedes ver extranjeros recorriendo (mayormente europeos) la ciudad y había muchos restaurantes emocionantes disponibles además de solamente comida balcánica (…). Aunque no vi ningún asiático, uno de mis amigos me informó que había visto a cuatro japoneses recorriendo la ciudad. Me gustaría estar ahí, para ver a los ASIÁTICOS caminando por la ciudad, eso hubiera sido muy divertido. Probablemente hubiéramos intercambiado miradas extrañadas pensando “¿qué rayos haces acá…?” ja, ja

Lo que sale de esto, como en la ciudad de las maravillas de Turquía, es una fascinante mezcla de tiendas de arte tradicional de plata, cafés muy modernos, una gran variedad de panaderías, algunas mezquitas reconstruidas y algunas iglesias dejadas al abandono. En el centro, se puede ver algunos edificios increíbles como la biblioteca de la Universidad de Pristina, que parece casi como un objeto sin identificar en el medio de la arquitectura comunista que hay en el resto de la zona. El blog Kim's travel [en] también menciona este edificio:

Se puede ver muchos edificios históricos alrededor de la ciudad, y puedes ver que los kosovares están muy orgullosos. La Universidad de Pristina, la mejor de Kosovo, estuvo bien estructurada. Además, al lado de la universidad, está la Biblioteca Nacional de Pristina, diseñada de manera impresionante y extraña. Mi amigo que actualmente trabaja en la Universidad de Pristina me explicó en qué se basó la estructura y diseño, pero… por supuesto que esta cabeza de pollo se ha olvidado. Tal vez lo busque luego en Google y Wikipedia.

La revista Kosovo 2.0 [en], disponible en inglés, albanés y serbio, es la nueva marca de esta sociedad de mundo educada, políglota y muy abierta. Informa de política, arte, moda, debates sociales, asuntos de mujeres y de género, temas kosovares y globales, la revista está disponible impresa y en línea. Kosovo 2.0 también ofrece una selección de las últimas novedades musicales producidas localmente, en su mayoría de género electro, que están disponibles en línea: http://www.kosovotwopointzero.com/player. ¡Disfruta el paseo musical!

The flashy colors of a new way of life can not be ignored on the Pristhina walls.

Los colores llamativos de una nueva forma de vida no pueden ser ignorados en las paredes de Pristina.

Pristina está llena de sorpresas para los visitantes de todos los orígenes. Pero como Kosovo es joven, está creciendo y cambiando muy rápidamente. Así que no pierdas más tiempo y, si puedes, súbete al primer avión o auto y date un tiempo para descubrir esta prometedora ciudad y sus agradables contradicciones. Si eres rápido, ¡tal vez haya un trozo de pastel [en] para ti!

Tasty and creamy! Almost too much but not quite.

¡Sabroso y cremoso! Casi demasiado, pero no tanto

Todas las fotografías de este artículo son de su autora, Marie Bohner.

1 Comentario

  • boronat

    Es cierto,junto a mi esposa viajamos en coche desde Barcelona entrando por Serbia. La policia de fronteras kosobar,estupenda, en cambio la serbia……
    En Pristina nos alojamos en hotel y dando vueltas por la ciudad nos dimos cuenta, porque no puedes evitarlo, que todo estaba llenisimo de gente por las calles y paseos amen de los bares y cafeterias que con unos precios ( para nosotros) de risa podias observar que toda la gente parecia ser feliz ( y lo es)
    No lo dudeis, id y disfrutar de la ciudad asi como del resto del pais

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.