¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Apestó durante días, pero los basureros camboyanos en huelga ganaron la batalla

La basura se apiló durante tres días en Phnom Penh, la capital de Camboya, cuando cientos de recolectores de basura estuvieron de huelga [en] para pedir un aumento de remuneración y mejores condiciones de trabajo. Su huelga terminó [en] el miércoles 5 de febrero, cuando los trabajadores acordaron un pequeño aumento salarial.

Más de 400 trabajadores de la empresa Cintri se negaron a trabajar el domingo 2 de febrero, en protesta por su salario mensual de US$65. Se comprometieron a bailar hasta que se cumplieran sus demandas, como un pago mensual de US$150, bono de salud y pago de sobretiempo durante los fines de semana.

Cintri [en], subsidiaria de Canadian Firm Cintec, firmó un contrato exclusivo de 50 años en 2002 para recolectar la basura de Phnom Penh.

Inicialmente, la gerencia estuvo de acuerdo [eng] en un ligero aumento salarial:

La gerencia de Cintri estuvo de acuerdo en aumentar el salario básico mensual para todo el personal de US$65 a US$80, y de US$70.5 a US$95 para recolectores diurnos de basura. A los recolectores nocturnos de basura se les ofreció un aumento salarial de US$97.5 a US$110, y a los conductores diurnos de camiones de basura se les ofreció un aumento de US$110 a US$120, y de US$120 a US$135 para los conductores del turno de noche.

Pero los trabajadores rechazaron la oferta. Luego de varias negociaciones, y de varios días de acumulación de basura en la ciudad, ambas partes llegaron a un acuerdo [en]. Los encargados de la limpieza de las calles recibirán ahora US$90 al mes y los conductores de camiones recibirán US$130. Además, la empresa financiará un centro de salud. El gasto de uniformes que se cobraba a los trabajadores también se dejará de lado [en].

Durante la breve huelga de los trabajadores de la basura, los habitantes de Phnom Penh se quejaron del hedor que venía de la basura no recogida de las calles. A continuación algunas reacciones en Twitter:

Exterior de oficina principal de correos de Phnom Penh en el tercer día de huelga de los recolectores de basura de la ciudad.

Cultivando los ingredientes crudos de Le Parfum de Penh, destinados a ser el aroma de la semana… o más.

Apesta, pero es muy bueno ver el aumento de la protesta -ya sea de recolectores de basura o trabajadores textiles.

Evidentemente, los carteles de ‘no ponga basura acá’ no están funcionando.

No se informó con entusiasmo del lanzamiento del primer bus público de Camboya porque coincidió con la huelga:

Desde hace un mes, ¡Phnom Penh tiene un bus público! Pero hoy no hay mucha gente en las paradas de bus, ¿tal vez sea por los montones de basura?

Luego del fin de la huelga, los trabajadores de la basura empezaron a recoger la basura de las calles:

¿Así que los recolectores de la basura en huelga regresaron a trabajar? Acá están recogiendo la basura frente a la Embajada de Corea del Norte.

¡Hurra! Los recolectores de basura llegan a un acuerdo salarial y Phnom Penh se limpia. Trabajadores de Cintri cargan un camión en la margen del río.

Es bueno saber que los trabajadores de Cintri regresaron a trabajar. Ayer casi en todas partes se olía a basura. Personalmente, [creo que] los trabajadores merecían aumento de salario.

La huelga de los trabajadores de basura llegó justo después de que el gobierno dispersara violentamente una huelga de los trabajadores textiles, que pedían un salario mensual de US$160. Se temía que la huelga de basura también sería dispersada debido a la creciente presencia de fuerzas militares y policiales en la ciudad.

*La foto pequeña es de @LTO_cambodia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.