¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sangre en el hielo, furia en los tubos

Vladimir Putin sees all of your shenanigans.

Vladimir Putin ve todas tus travesuras. Imagen mezclada por Kevin Rothrock y Andrey Tselikov.

El drama nunca queda atrás cuando las selecciones nacionales de hockey de Rusia y Estados Unidos se encuentran en el hielo. El último partido en las Olimpiadas de Sochi, donde Estados Unidos ganó 3 a 2 en serie de definición por penales, no fue diferente. Mientras los estadounidenses celebraban, los hinchas rusos estaba enfurecidos por lo que consideraron una derrota injusta –al final del juego, los rusos anotaron un tercer tanto que fue anulado por los árbitros según las reglas de la Federación Internacional de Hockey, porque uno de los postes estadounidenses estaba ligeramente fuera de lugar. Discutiblemente, esta fue la razón que le costó la victoria a los rusos.

"There was a goal! Even we saw it." says a Russian cosmonaut. Anonymous image found online.

“¡Hubo gol! Hasta nosotros lo vimos”, dice un cosmonauta ruso. Imagen anónima encontrada en línea.

La posición de gol estaba tan levemente fuera de alineación que la mayoría de personas que veían el partido no lo notaron. La confusión por las razones de la anulación se convirtieron rápidamente en rabia y en teorías de conspiración, avivadas por el hecho de que el árbitro era ciudadano estadounidense. La cuenta de Twitter del canal liberal de cable Rain-TV tuiteó:

Por cierto, el árbitro que no contó el tercer disco en el gol estadounidense, porque el portero estadounidense movió el poste, también es estadounidense.

La insinuación acá es que mientras el Comité Olímpico Internacional sostiene que los jueces “no tienen nacionalidad”, de alguna manera, el árbitro estadounidense eligió pasar por alto el gol ruso para ayudar a “su” equipo. De cierta forma, la indignación ha unido a rusos de lados opuestos del espectro político como ha pasado pocas veces en el pasado. La parlamentaria Maria Kozhevnikova, partidaria del Kremlin, también tuiteó [ru] que el portero estadounidense movió el poste, mientras que el parlamentario opositor Dmitry Gudkov no podía creer que el árbitro fuera estadounidense, y calificó al hecho de “locura [ru]”. La publicación nacionalista Sputnik & Pogrom anotó que, de alguna manera, el juego refleja la debilidad de Rusia en la arena internacional [ru] –primero los rusos dejan que los estadounidenses juzguen su juego, y después se quejan por los resultados, en lugar de cuestionar toda la organización.

Algunos eligen expresar su frustración con el saliente embajador estadounidense Michael McFaul, que estaba alentando al equipo de Estados Unidos en Twitter. Luego que McFaul tuiteara “¡Victoria!”, alguien respondió:

@McFaul el árbitro estadounidense hizo trampa cuando anuló el gol. ¿Es esta una característica nacional?

A lo que McFaul respondió con un exasperado “¡Vamos, hombre!” [en, ru]. El tono defensivo de McFaul se mostró cuando tomó en serio un tuit obviamente en broma que parodiaba a los teóricos de la conspiración:

¡Ya lo he visto todo! RT@vdzyubenko Los jefes de Washington y McFaul robaron nuestra victoria.

Rusia sigue en competencia por la medalla de oro en hockey, aunque ahora se les hace más difícil. Y al final, culpar al árbitro es un tradición largamente usada en ambos países. Ojalá que Vladimir Putin, hincha del hockey, no se tome esta derrota tan en serio como imaginan algunos memes:

Putin over-reacts to Russia's hockey loss.

Putin exagera ante la derrota de Rusia en hockey.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.