¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bosnia: Manifestantes exigen pan, justicia social y libertad de expresión

Cuando los ciudadanos de Tuzla, la segunda ciudad más grande de Bosnia, salieron a protestar [en] el 4 de febrero de 2014, pocos esperaban ver las revueltas nacionales que el mundo vio apenas una semana más tarde. Si la reciente agitación en Bosnia-Herzegovina puede ser calificada como la “Primavera Bosnia”, como la han llamado algunos medios, no es lo que importa por el momento. Las razones tras la agitación y el rumbo que tomarán las cosas son los temas que muchos bosnios están pidiendo enfocarse a la comunidad internacional y a los medios de comunicación.

Las “uvas de la ira” en Bosnia

Los manifestantes han redactado un conjunto de demandas [en], enfocando su lucha sobre la justicia social [ba], el fin de la corrupción y la libertad de expresión. Los manifestantes también han dejado en claro que las protestas no están motivadas por una búsqueda de tensiones identitarias o interétnicas. Stefano Fait comentó [en] desde Italia:

Protestas en Bosnia? Son por la injusticia, las privatizaciones y una nación inexistente, no son por identidad. Por eso es que a los medios occidentales no les importa.

Eric Gordy [en], profesor del University College of London (UCL) y colaborador de un blog colectivo sobre política y academia balcánicas, describe imágenes [en] de la atmósfera reciente en Bosnia que él observó durante una visita, entregando una perspectiva sobre lo que aviva las actuales manifestaciones en contra del gobierno:

La conversación 1 fue con el mesero de un gran hotel de Sarajevo […] Un colega y yo habíamos oído que los empleados del hotel no habían recibido su paga por varios meses, así que preguntamos. Es verdad, nos dijo. La mayoría de los empleados había permanecido en el hotel a través de sucesivos cambios de propiedad y de quiebras, y a menudo pasaban períodos de paga reducida, sin paga o sustituto de paga. ¿Entonces para qué trabajaban? Ellos querían mantener el hotel en funcionamiento con la esperanza de que un día vuelva a ser rentable, y querían que el empleador continuase contribuyendo a los fondos de pensión y asistencia médica. […]

La conversación 2 fue con un grupo de estudiantes de posgrado en Tuzla. La mayoría de ellos había buscado o estaban buscando trabajo como profesores de escuela. Y solo lograban conseguir trabajos de corto plazo. ¿Por qué no había empleos permanentes en las escuelas? Porque los puestos disponibles se distribuían entre los partidos políticos locales, quienes los llenaban con sus miembros y los contrataban a plazo anual. El efecto de esto es que ninguna persona joven podía conseguir trabajo sino a través de los servicios de un partido político, y ningún joven podía mantener un puesto sino demostrando reiteradamente su lealtad al partido. Puedes imaginarte el maravilloso efecto que esto ejerce sobre el desarrollo y la enseñanza del pensamiento crítico e independiente en las escuelas.

El gobierno ha asegurado que no tiene fondos para proveer a sus ciudadanos ni las necesidades más básicas. Algunos bosnianos han respondido con humor, haciendo circular comentarios e imágenes en las redes sociales, como la que mostramos a continuación:

The note reads: "Donations for the government”, using the word ‘sergija’ which is a term for donations made to religious institutions and charities. Image widely circulated on Twitter.

La nota dice: “Donaciones para el gobierno”, empleando la palabra sergija”, que es un término que se aplica a las donaciones que se hacen a instituciones religiosas y la caridad. Imagen divulgada ampliamente en Twitter.

Cobertura mediática

En los principales medios nacionales y regionales, los manifestantes suelen ser tildados como hooligans. Un ejemplo de manipulación mediática es el sesgo de que los manifestantes poseen armas. El tabloide serbio “Kurir”, considerado un portavoz del gobierno en Serbia [en], publicó un artículo detallando una conspiración para la “unificación violenta” [sr] de los étnicamente diversos cantones de Bosnia-Herzegovina (BiH). El artículo grita, con signos de exclamación, imágenes de violencia y lenguaje sesgado, que los manifestantes están acumulando un arsenal de armas para llevar adelante la supuesta “unificación violenta” de la República Srpska, la llamada República Serbia de Bosnia que es una de las dos entidades políticas de Bosnia-Herzegovina, junto con la otra, la Federación de Bosnia-Herzegovina.

El artículo del Kurir cita generosamente a Mehmedalija Nuhić, llamándolo “el analista político de Tuzla” a través de sus líneas. En las redes sociales, la gente se pregunta [ba] quién es esta persona, y algunos de plano desestiman sus declaraciones. Tanja Sekulić [ba], directora ejecutiva de Klix.ba, tuitea [ba]:

El colmo de la idiotez: Analista Mehmedalija Nuhić afirma que manifestantes han adquirido armas que supuestamente usarán contra ciudadanos de RS [República Srpska, la parte mayoritaria serbia de Bosnia-Herzegovina].

La Kontakt Radio [ba] de Banja Luka publicó un artículo de investigación acerca del supuesto Nuhić, “presentado [al público] como analista”. “Todos los periodistas en Tuzla se están preguntando quién es este analista,” escribe el equipo de Kontakt Radio. Como reveló la rápida indagación de Kontakt Radio, Nuhić es de hecho un inspector municipal que trabaja en la ciudad de Lukovac. “Y no es broma,” comenta el autor, concluyendo con sarcasmo el artículo y agregando más información fácilmente disponible sobre Nuhić, descartando por completo su credibilidad como “analista político”.

Los habitantes de la región están acostumbrados a la manipulación mediática y el ejemplo anterior de tal maquinación es uno entre muchísimos otros. En una página de opinión [ba], Paulina Janusz reflexionó sobre la unidad que profesan los partidos políticos y los medios en contra de los manifestantes. Los medios, por su parte, informaron rápidamente sobre los rumores del mal comportamiento de los manifestantes, pero éstos reaccionaron con rapidez a los reportes. El activista Emir Hodžić, quien estuvo en las protestas de Sarajevo del 7 de febrero, detalló a la Radio Slobodna Evropa (Radio Europa Libre) lo que presenció, declarando que “no somos vándalos ni hooligans” [en].

También otros han sido minuciosos en describir sus experiencias [eng] en blogs. El siguiente video [ba] de una joven llorando, implorando a la policía que se una a la multitud, se volvió viral, acompañado de mordaces comentarios en las redes sociales que apuntaban “¿ven?, éstos son los hooligans de Bosnia”:

Dario Brentin, entre otros, ha reunido artículos de los primeros días de las protestas en una nota de Facebook [ba]. Materiales como éste son traducidos regularmente al inglés y actualizados en los Bosnia-Herzegovina Protest Files [en]. Asimismo, una recopilación de enlaces [en] ha sido mantenida colectivamente a través de la plataforma de CrowdVoice.org.

¿Y ahora qué?

Muchos políticos y representantes de los medios ya han comenzado a buscar culpables de manera bastante activa. Lord Paddy Ashdown, quien fuese Alto Representante y Enviado Especial Europeo en el país desde mayo de 2002 hasta enero de 2006, instó a la Unión Europea a “hacer operativa a Bosnia”. En una entrevista [en] con la periodista de CNN Christiane Amanpour, Lord Ashdown advirtió:

Actualmente sus ciudadanos se quejan de la pobreza y la falta de movimiento y disfuncionalidad del estado y de la corrupción de los políticos [pero esto] podría llevar a algo mucho peor muy rápidamente.[…]

La comunidad internacional debe actuar ahora. Si no lo hacen, mucho me temo que una situación donde impere el separatismo podría fácilmente ser imparable a medida que se acercan las elecciones.

El alarmismo también se ha hecho presente en varios sitios. Valentin Inzko, ciudadano austríaco y Alto Representante de Bosnia y Herzegovina, declaró [en] a Balkanist.net:

Si la situación escala, posiblemente tengamos que pensar en tropas de la UE. Pero no ahora mismo.

Independientemente de los causantes y de quién debería “arreglar” la situación, permanece una pregunta: ¿Por qué tantos países de Europa del Este y de los Balcanes de pronto están protestando? Inmediatamente después de que se encendieran las protestas en Tuzla y Sarajevo, el blog independiente búlgaro de investigación Banitza publicó un meditado artículo [en]: “Agitando a la ‘Democracia’ de Ucrania a los Balcanes”:

¿Por qué ahora? ¿Por qué no hace seis meses; por qué no hace un año? Éstas son preguntas dirigidas a los manifestantes búlgaros, que alcanzaron su mayor número en el verano. Claramente, la situación es tan extrema que bien nada o cualquier cosa podía gatillar la indignación pública. […]

Por supuesto, la violencia no puede ser la respuesta. Es destructiva. Pero evidentemente en este caso la desesperación predomina sobre el diálogo. […] Es simple – para los manifestantes, la actitud paciente no es posible. Y es comprensible. Hay un nivel de tolerancia que, como se ha visto una y otra vez durante el siglo XX, es muy flexible y maleable entre los seres humanos. Pero tiene límites. Y en los países balcánicos, este año, el sentimiento de tolerancia se ha visto desgastado por la rotunda arrogancia pública de los Intocables – llámense mafia o elites empresarias excomunistas. Todo es lo mismo. Su capacidad de ostentar su dominio económico es una cosa, pero su creciente poder para hacer cumplir su inmunidad política y jurídica parece ser demasiado. Ha sido un hecho, por mucho tiempo, el que la democracia es muy disfuncional.

Escribiendo para Balkanist, Darko Brkan formuló cuatro sugerencias [en]:

1) Declarar la victoria de los ciudadanos de Bosnia y Herzegovina
2) Cerrar todas las investigaciones policíacas [contra ciudadanos que han participado en las protestas]
3) Establecer gobiernos provisionales en los cantones
4) “Limpieza interna” de los partidos políticos

Un posible punto de inflexión es la reciente decisión [en] de la Corte Cantonal de Sarajevo que ordena el “decomiso temporal” de todas las posesiones de los medios que hayan documentado las protestas de Sarajevo. También se han registrado protestas a favor del gobierno, como se puede ver en un video del 10 de febrero.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.