¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Zambia reemplaza al inglés por los idiomas locales en colegios de primaria

En lo que probablemente sea el cambio de política en Zambia más radical del gobierno del Frente Patriótico en dos años de gobierno, está el cambio de idioma de instrucción en los grados de primaria del inglés a idiomas locales.

La educación primaria elemental en Zambia es del primero al cuarto grado y abarca edades entre los tres y los 12 años porque no hay una política con respecto a la edad a la que un niño debe empezar o completar la instrucción escolar.

Hay personas que apoyan el cambio de idioma, pero hay otras que lo critican, y entre estos últimos están los jefes, los líderes tradicionales que encabezan diversos grupos étnicos como custodios del idioma y la cultura de sus grupos étnicos.

El problema es que en el país hay 73 idiomas reconocidos —aunque la mayoría de ellos están clasificados como dialectos—, pero solamente siete están reconocidos para comunicaciones oficiales y se transmiten por la radio estatal, Corporación Nacional de Radiodifusión de Zambia (ZNBC, por su nombre en inglés). Son nyanja, bemba, tonga, lozi, kaonde, lunda y luvale, y serán los únicos idiomas locales de instrucción, a pesar de la existencia de muchos otros.

The story of Chieftainess Nkomeshya opposing the use of the seven

Imagen de la noticia en el periódicio Post sobre el jefe Nkomeshya que se opone al uso en Zambia de los siete idiomas locales “oficiales” a nivel de primaria. Imagen de la página de Facebook de Zambian Watchdog. Usada con autorización.

Un año antes de que se diera a conocer la política del idioma, el ministro de Justicia, Wynter Kabimba, que también es Secretario General del partido de gobierno, se preguntaba [en] por qué se insistía con el uso del inglés:

Nuestro sistema educativo no cumple con los parámetros de un país del tercer mundo. Estamos produciendo estudiantes que no son los relevantes a las necesidades de nuestro país […]. Es la política del Frente Patriótico de revivir lenguas vernaculares porque un idioma nos da identidad.

Las primeras señales de problema para esta propuesta fue cuando los alumnos de un colegio rural en el distrito Zambezi de la Provincia Noroeste protestaron [en] porque les enseñan en uno de los dos idiomas, lunda y luvale, en uso en la zona. La protesta obligó a las autoridades del gobierno a cerrar temporalmente los colegios afectados.

El bloguero Munshya wa Munshya sostuvo que [en] la política se basa en inútiles motivos panafricanistas:

Cuando un gobierno no tiene un plan tangible para el desarrollo, empieza a formular inútiles ideales panafricanistas que no tienen valor práctico. Nada demuestra esta insensatez mejor que la reciente decisión del gobierno de Michael Sata de implantar lenguas vernaculares como el único medio de instrucción en los primeros años de primaria. Según el Honorable Kabimba, el gobierno presentó esta política para que Zambia realmente pueda estar libre del idioma extranjero del inglés. El Secretario Permanente en el ministerio responsable para la educación está formulando esta nueva política como la “revisión necesaria para el currículum educativo”. Viéndolo de cerca, encontramos que esta nueva política no es otra cosa que un nocivo invento que carece de objetivos adecuados.

Además criticó la política y la llamó absurda [en]:

El gobierno está diciendo que ha revisado el currículum de tal manera que los alumnos ahora aprenderán en los “idiomas locales”. Esto es absurdo. Para que este razonamiento persista, primero debemos desmenuzar qué significa “idioma local”. La idea de que Zambia tiene siete idiomas locales es tal vez la mayor fabricación que salió de la dictadura de Kenneth Kaunda [primer presidente de Zambia]. Zambia no tiene siete idiomas locales. Es más, los siete idiomas locales no expresan de manera lógica la condición de idioma de la mayoria zambiana. Kaunda escogió los siete idiomas como una manera arbitraria y nos los impuso.

Los jefes de la provincia minera de Copperbelt, una zona muy urbanizada de Zambia donde se habla bemba o sus variantes, rechazó su enseñanza y favoreció a su étnico lamba, que se habla más en las zonas rurales. El jefe superior Chiwala dijo en una declaración [en]:

Los jefes de la provincia Copperbelt observamos que es una violación de derechos humanos imponerles a los niños la enseñanza de una lengua vernacular que no es la suya. […] La posición que han adoptado los lambas no debería verse comprometida nunca y ninguna intimidación debería persuadir al pueblo de la tierra lamba de esta decisión.

A lo largo de la historia colonial británica e independiente de Zambia, los lambas nunca han sido tolerantes y sacrificaron suficiente tierra en areas del desarrollo nacional, conscientes del hecho de que Zambia es un estado unitario en una diversidad tribal.

En la provincia de Lusaka, donde se ubica la ciudad capital Lusaka, el jefe tribal Nkomeshya de los soli, cuya lengua indígena ha sido dejada de lado mucho tiempo, se opuso [en] a la capacitación de los jefes de la zona en idiomas seleccionados. En cambio, los soli tienen que aprender chewa/nyanja, una práctica que virtualmente ha acabado con los soli [en].

De manera similar, algunas personas originarias de la provincial Central también han rechazado el uso de los idiomas [en] diferentes al lenje, que se habla en la mayoría de partes de la región.

Está por verse si la política funciona o no.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.