¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El palacio de Yanukovich no es nada nuevo para los rusos

Yanukovich's presidential palace, where dreams came true. (And then crashed back to Earth.) Images mixed by Kevin Rothrock.

Palacio presidencial de Yanukovich, donde los sueños se hacen realidad (y, más tarde, se estrellan contra la Tierra). Imagen editada por Kevin Rothrock.

Cuando la semana pasada Viktor Yanukovich se marchó de Ucrania, tuvo que abandonar su casa a toda prisa. Entonces fue cuando multitud de ciudadanos y periodistas empezaron a abarrotar el palacio presidencial, tomándose su tiempo para maravillarse con una opulencia que, incluso para los mayores críticos de Yanukovich, resultaba sorprendente. La primera vez que llegaron los curiosos, se encontraron con un grupo de guardias que decidieron darle un tour a los periodistas por la propiedad, así como animarles a tomar fotografías [ru] para que se “revelase la forma en que vive el presidente de Ucrania”.

El famoso foto-blogger ruso Ilya Varlamov pudo acceder a la zona, por lo que pudo fotografiar varias vistas de la propiedad de 140 hectáreas. Había un zoo privado con animales domésticos y exóticos. En el garaje había toda una colección de coches clásicos bastante caros. A las orillas del lago privado había atracado un galeón que funcionaba como resturante. Y, como era de esperar, la propiedad contaba con su propio campo de golf. Por su parte, los ucranianos se apilaban en la mansión para ver donde había ido a parar el dinero de los contribuyentes. En este respecto, se extendió una invitación pública [ru] en Twitter para que la gente se acercase y viese el palacio con sus propios ojos.

La joya flotante del siglo XIX de Yanukovich. El galeón-restaurante.

Resulta curioso que la blogosfera rusa se quedase, en líneas generales, callada. Sin embargo, hay que admitir que los rusos están más que acostumbrados a ver ejemplos de ostentación y mal gusto en sus políticos ya que muchas fotos de sus residencias acaban publicadas en Internet. Por ejemplo, el presidente de la empresa estatal rusa de ferrocarriles, Vladimir Yakunin, acabo en el punto de mira el año pasado por un escándalo de este tipo cuando el blogger anticorrupción Alexey Navalny publicó material [ru] relacionado con la propiedad de 70 hectáreas de Yakunin en las afueras de Moscú.

Con esta historia en la cabeza, uno de los lectores de Varlamov comentó en broma [ru] que Yakunin debía envidiar a Yanukovich (debido a que su mansión era más grande):

Ни в коем случае не показывайте эти кадры Якунину.

No le enseñen estas fotos a Yakunin.

Otro blogger ruso, Oleg Kozyrev, le recordó [ru] a sus lectores un comentario que realizó Vladimir Putin en 2008 en el que se autodefinía [en] como un galeote:

Теперь понятно, что Путин имел в виду, когда говорил, что он раб на галерах. Вот галера Януковича

Ahora está claro lo que pensaba Putin cuando dijo que era un galeote. Aquí está el barco de Yakunin.

El periodista de Lenta.ru, Andrey Kozenko, publicó el siguiente tuit:

Hablando en líneas generales después de ver las fotos de la residencia, [tengo que decir que]: todos los corruptos tienen mal gusto.

Largas colas para ver la ostentación de la que se rodeaba Yanukovich.

El periodista Alexander Plushev hizo la siguiente observación en Twitter:

Me pregunto cuántos de nuestros conciudadanos [los moscovitas] irían a Novo-Ogarevo [la residencia que tiene Putin en las afueras de Moscú]. (En el supuesto de que se dieran las circunstancias adecuadas).

A lo que Vladimir Varfolomeev respondió en broma:

Espera… ¿Ya están tomando reservas para los tours? Jo… Otra vez me he perdido todo por estar de vacaciones.

Por su parte, Andrey Davidov ofrecía una solución creativa:

Podrías crear un sistema electrónico para gestionar las colas.

3 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.