¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Empleada doméstica indonesia fue golpeada, privada de comida y quemada en Hong Kong

Thousands rallied on January 19, 2014 demanding justice for Erwiana Sulistyaningsih, an Indonesian maid who was allegedly tortured by her employer. Photo from Hong Wong.

Miles de personas se reunieron el 19 de enero de 2014 para pedir justicia para Erwiana Sulistyaningsih, una empleada doméstica indonesia que se supone que fue torturada por su empleadora. Fotografía de Hong Wong.

[La autora de este post es editor voluntario del sitio de noticias inmediahk.net, el cual se cita en este informe].

Otro caso abrumador de abuso a empleadas domésticas ha salido a la luz recientemente en Hong Kong. Miles de trabajadoras domésticas indonesias y habitantes de la ciudad pidieron justicia el 19 de enero de 2014 para Erwiana Sulistyaningsih, una sirvienta que, al parecer, fue maltratada por su empleadora [en] durante meses.

La empleada de 23 años llegó a Hong Kong en mayo de 2013 y comenzó a trabajar para una familia en Tsueng Kwan O, donde ella dice que fue golpeada con palos y colgadores día a día por 8 meses, debido al “mal desempeño” de su trabajo. Como era obligatorio residir en su lugar de trabajo, no podía comunicarse con sus compañeras sirvientas para pedirles ayuda. Tampoco podía escapar porque la empresa de servicios domésticos tenía su pasaporte, la cual, según ella, solo se preocupaba de obtener el pago de sus servicios a través del salario mensual de las trabajadoras domésticas e ignoraba su desesperado llamado de ayuda.

Los medios de comunicación locales informaron que fue encontrada “cubierta de cortes y quemaduras” en el aeropuerto de Hong Kong el 10 de enero, 2014, y fue hospitalizada inmediatamente después de llegar a su hogar en Java, Indonesia. Aparte de los cortes evidentes, según el informe médico inicial, también presentaba pequeñas fracturas óseas en la cabeza. De hecho, su empleadora la dejó ir porque ella casi no podía caminar debido a las heridas.

Erwiana Sulistyaningsih was found in the Hong Kong airport on January 10 with obvious physical injuries in her body. Photo from Apple Daily News, non-commercial use.

Erwiana Sulistyaningsih fue encontrada en el aeropuerto de Hong Kong el 10 de enero de 2014 con evidentes lesiones físicas en su cuerpo. Fotografía de Apple Daily News, uso no comercial.

Ya en un hospital de su país, Sulistyaningsih comentó a los medios de comunicación que “fue golpeada a diario, quemada y sólo le permitían 2 comidas al día que consistían en arroz y pan. Podía dormir sólo de 1 p.m. a 5 p.m., pero no de noche.” En realidad, ella no es la primera sirvienta de esta familia que ha denunciado que ellos eran abusivos; a lo menos otras dos empleadas que han trabajado para la misma empleadora han dicho que pasaron por experiencias similares.

Grupos activistas están trabajando en conjunto para presionar a las autoridades para la obtención de una solución política que ponga fin al sistema de esclavitud moderno [en] de la ciudad. Auyang Lunfa de inmediahk.net, un sitio local de información ciudadana, informó desde la manifestación [zh] el testimonio de una de las sirvientas:

Foreign maid Susie revealed in the rally that she was also starve abused by the same employer between 2011 to 2012. Photo from Tom Grundy's Twitter.

La empleada doméstica extranjera Susi afirmó en la manifestación que ella también tuvo que pasar hambre y soportar maltratos por parte de la misma empleadora entre los años 2011 y 2012. Fotografía del Twitter de Tom Grundy.

印傭 Susi 稱,自己在2010年4 月開始為涉案僱主工作至2011年3月,期間11個月,除了被禁足不準出門,而且每天被要求工作20小時,同時亦受到不同程度的虐打。她指「每當做錯野時就會被打」,曾被僱主曾用雞毛掃打,亦試過被猛耳仔。最嚴重一次,僱主曾威脅 Susi 叫她自殺。結果 Susi 苦苦哀求對方說:「自己有一對子女, 唔好要我死。」Susi 又指,中介公司無按合約每月3580付人工,反而在 Susi 終止合約時,只付上約六千元,作為11個月人工。Susi 表示已經到警署提供資料。

La empleada doméstica Susi afirmó haber trabajado para la misma empleadora entre abril de 2010 y marzo de 2011. Por 11 meses a ella le prohibieron dejar el departamento y la hacían trabajar 20 horas al día. También fue golpeada. Ella dijo: “Cuando hacía algo mal, me golpeaban”. Su exempleadora la golpeaba con palos y le torcía las orejas, incluso, una vez Law la amenazó y le dijo que se suicidara. Susi tuvo que suplicarle: “Tengo dos niños, no me pida que muera”. Susie afirma que la agencia no le pagó los 3.580 dólares de Hong Kong [aproximadamente 480 dólares americanos] de sueldo mensual. Sólo le entregaron 6.000 dólares de Hong Kong  [aproximadamente 880 dólares americanos] al terminar sus 11 meses de trabajo. Susi ha informado su caso a la policía [luego de la exposición del caso de Sulistyaningsih].

外傭組織發言人 Eni Lestari 透露,有另一名叫 Tina 的印傭於2011年間,為涉案僱主短暫工作三個月。Eni 說,Tina 要每日超時工作和沒有足夠食物,並同樣受到虐打。最後 Tina 在朋友幫助下報警,最後成功離職,現身在新加坡。

Eni Lestari, una trabajadora inmigrante y activista, mencionó que otra trabajadora doméstica indonesia llamada Tina había trabajado para la familia Law por tres meses durante el año 2011. Tina también tuvo que pasar hambre, trabajar más del tiempo necesario y también fue golpeada. Ella informó el caso a la policía con la ayuda de sus amigos y pudo renunciar a su trabajo. Ahora Tina está trabajando en Singapur.

Según un informe de los medios de comunicación locales, el caso de Tina nunca se investigó. La policía de Hong Kong indicó que no tenían las evidencias suficientes. Cuando el caso de Sulistyaningsih fue expuesto por los medios locales, la policía de Hong Kong lo clasificó como “caso diverso” porque no tenían suficiente evidencia para justificar una acción posterior.

Local women rallied on January 19, 2014 to show their support for Erwiana Sulistyaningsih. Photo from campaign page: Justice for Erwiana! Justice for Migrant Domestic Workers!

Mujeres locales protestaron el 19 de enero de 2014 para mostrar apoyo a Erwiana Sulistyaningsih. Fotografía de la página de Facebook ¡Justicia para Erwiana! ¡Justicia para las trabajadoras domésticas inmigrantes!

Organizaciones de migrantes y grupos de activistas locales, entre los que se incluye la Misión por el Trabajador Inmigrante, Amnistía Internacional (Hong Kong), el grupo Open Door, la Asociación de Mujeres Trabajadoras y la Coalición de Sindicatos de Hong Kong, estuvieron haciendo campaña con el fin de obtener justicia para Sulistyaningsih. La protesta del fin de semana pretendía revelar la negligencia de la policía de Hong Kong cuando las empleadas domésticas pedían ayuda y otras políticas discriminatorias y explotadoras, entre las que se incluye el requerimiento de residir en el lugar de trabajo, la regulación quincenal de la visa, la falta de un salario mínimo y la protección de las horas de trabajo. Un debate similar había ocurrido un par de semanas atrás, cuando la historia del maltrato hacia Kartika Puspitasari salió a la luz.

An info-graphic showing exploitative policy concerning foreign domestic worker. Image from campaign page: Justice for Erwiana! Justice for Migrant Domestic Workers!

Una infografía que explica la política explotadora respecto a las trabajadoras domésticas extranjeras. Imagen de la página de Facebook ¡Justicia para Erwiana! ¡Justicia para las trabajadoras domésticas inmigrantes!

Es evidente que el gobierno de Hong Kong tiene que asumir su responsabilidad por la situación vulnerable de las trabajadoras domésticas extranjeras en ese país. Post 852, una nueva plataforma de comentarios, explicó [zh] el desequilibrio de la relación de poder entre el empleador y la sirvienta, y sugirió:

與大部份香港人不同,外傭在港其實是「叫天不應,叫地不聞」,處境特別危險。[…]外傭在香港根本「冇人冇物」,親友都在遠方的鄉下。所以,一旦受虐,根本不會有人知曉。事實上,即使外傭在港認識了其他同鄉,對方也未必知道自己的住址,只要僱主突然沒收其手提電話,外傭就會立刻與世隔絕。

A diferencia de los residentes locales, las trabajadoras domésticas extranjeras son aisladas de la sociedad y, por lo tanto, quedan en una posición vulnerable. […] Las sirvientas extranjeras tienen muy pocos amigos y los miembros de sus familias no se encuentran en Hong Kong. Nadie sabe que la están maltratando. Incluso, si las sirvientas extranjeras llegan a conocer a algunas de sus pares en Hong Kong, ellas no tienen las direcciones de las otras. Cuando su empleador le confisque su teléfono móvil, quedará aislada del resto del mundo.

Many kids joined the rally to support their nannies. Image from campaign page: Justice for Erwiana!

Muchos niños se unieron a la marcha para brindar apoyo a sus nanas. Imagen de la página de Facebook ¡Justicia para Erwiana!

每間公司也會有「售後服務」,例如其公司就會免費為首次來港工作的印傭,提供最多兩次的家訪服務。不過,家訪的出發點並非為了確保印傭安全,而是幫忙解決僱傭雙方的語言障礙或合作問題(其實服務對象是以僱主為主)。更何況,假如僱主簽約時表明不需家訪服務,則公司也不會強求。

(En principio) cada agencia debería realizar servicios como visitas al domicilio de las sirvientas. Sin embargo, tales visitas no aseguran la seguridad de las empleadas domésticas, sino que pretenden solucionar los problemas de comunicación entre los empleadores y las sirvientas (cuyo objetivo principal es servir a los empleadores). Si el empleador elige la opción “sin visitas al hogar” cuando firman el contrato, la visita no es obligatoria.

其實,政府可立法強制中介公司定期家訪外傭,假如公司不遵守或敷衍了事,可被政府除牌。進一步說,政府更可直接由自己成立「外傭安全小組」作定期抽樣家訪,或要求外傭定期要到政府的辦事處面見職員。

De hecho, el gobierno puede hacer que la realización de visitas a los hogares sea obligatoria para las agencias o ellos no obtendrían las licencias. Otra opción es que el gobierno cree su propio equipo para realizar visitas al azar o solicite entrevistas privadas a las sirvientas.

Como resultado de la presión realizada por las organizaciones de inmigrantes y el consulado indonesio, la policía de Hong Kong y el Ministerio del Trabajo enviaron finalmente un equipo de investigación a Indonesia [zh] el 20 de enero para obtener el testimonio de Sulistyaningsih y sus informes médicos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.