¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Las 10 cosas más importantes que debe saber sobre las lenguas amenazadas

Nota de Rising Voices: Este artículo se publicó originalmente [en] en el blog de Living Tongues y se republica con su autorización.

Como homenaje al Día Internacional de la Lengua Materna de la UNESCO (21 de febrero), me gustaría dirigir la atención hacia ciertas cuestiones claves relacionadas con la pérdida de lenguas. A medida que los movimiento en pos de la preservación y revitalización de lenguas se han ido volviendo más fuertes en todo el mundo, las lenguas amenazadas han recibido más y más atención mediática positiva, lo cual representa un gran paso para los activistas de lenguas indígenas que buscan que sus lenguas ganen más respeto y reconocimiento. Sin embargo, los activistas de la lengua enfrentan aún muchos obstáculos que no se sortearan fácilmente. Comparto esta lista en un esfuerzo por llegar a un mayor número de personas y lograr que comprendan las dificultades de la revitalización lingüística, tal vez desterrar algunos de los mitos que giran en torno a las lenguas amenazadas y, ojalá, ayudar a la gente a comprender qué es lo que está en juego cuando una lengua desaparece. Sin más, a continuación presento las diez cosas más importantes que debe saber acerca de las lenguas amenazadas: 

10. A partir del comienzo del siglo XX, las lenguas minoritarias han ido siendo reemplazadas por lenguas dominantes a un ritmo nunca antes visto y cada vez más veloz.

Está sucediendo rápido, en especial en exasentamientos coloniales. El reemplazo de lenguas es muy veloz y está relacionado con los efectos en curso de la colonización, la asimilación cultural, la urbanización y la globalización. La contracción de la diversidad local produce erosión cultural, desaparición de lenguas minoritarias e incluso pérdida progresiva de la identidad cultural.

9. Más de la mitad de las 7105 lenguas del mundo podrían estar en peligro de extinción.

En la actualidad, varios miles de lenguas enfrentan cierto nivel de amenaza. Es importante señalar que no solo existen muchas lenguas individuales en peligro, sino que familias lingüísticas enteras están extinguiéndose, lo que representa una pérdida irreparable para la humanidad. 

Al analizar el nivel de amenaza de una lengua amenazada, no siempre es posible determinar si una lengua se encuentra a salvo basándose únicamente en el número de hablantes. Algunas veces una lengua posee aún una gran cantidad de hablantes, pero si la edad promedio de estos es superior a los 50 años, tenemos un indicador de que no se está pasando el lenguaje a las generaciones más jóvenes. Esta se encuentra, por lo tanto, en un estado delicado y el número de hablantes fluidos se reducirá muy pronto: La lengua podría desaparecer en solo una o dos generaciones. En otros casos, el número de hablantes de una lengua puede ser bajo, pero si estos pertenecen a todas las franjas etarias, la lengua está siendo transmitida a los miembros más jóvenes de la comunidad, lo que permitirá que sobreviva por muchas generaciones futuras. 

8. Muchas lenguas en peligro jamás han sido grabadas en audio ni plasmadas por escrito.

Es cierto. Existen muchas lenguas que jamás han sido grabadas en audio. Las grabaciones en sonido de alta calidad de palabras y expresiones idiomáticas de una lengua se vuelven una herramienta fundamental para las comunidades que no poseen ya demasiados hablantes fluidos y deseen preservar la pronunciación correcta de una lengua luego que los últimos hablantes fallezcan, si ese llega a ser el desenlace del proceso de cambio que la comunidad está experimentando. Las próximas décadas representan un período crucial para grabar a los últimos hablantes de las lenguas que están a punto de extinguirse y para ayudar a los activistas de la lengua indígen local que están realizando un gran trabajo en la resurrección de lenguas (relativamente menos amenazadas o en peligro) en sus comunidades. Las grabaciones de alta calidad también son fundamentales para los lingüistas que deseen analizar la fonética y la gramática de una lengua y ayudar a las comunidades a desarrollar material apropiado para la transmisión de la lengua. 

Como si fuera poco, muchas culturas han transmitido su legado oralmente y nunca confiaron en los sistemas de escritura para transmitir saberes. Sin embargo, la necesidad del desarrollo de un sistema escrito acorde aparece cuando los hablantes desean que su lengua se enseñe en establecimientos educativos, tenga presencia en los medios de comunicación y sea reconocida por las autoridades públicas. En ciertos casos, si el sistema de escritura se desarrolla con demasiado apuro, puede no llegar a capturar de manera apropiada la compleja fonética de esa lengua. Los mejores sistemas de escritura aparecen cuando hablantes competentes trabajan junto con educadores expertos y otros especialistas, y todos se toman el tiempo necesario para desarrollar un sistema de escritura que satisfaga las necesidades de la comunidad y pueda además utilizarse en las interfaces informáticas más modernas. El desarrollo de un sistema de escritura preciso y la tecnología que lo acompaña y permite representar los caracteres específicos de esa lengua (si los hubiera) requiere tiempo, diligencia, paciencia y coordinación, sin contar dinero para pagarle a la gente involucrada en el proceso. 

7. La extinción lingüística es un hecho en prácticamente todos los países del mundo.

Está sucediendo cerca de usted. Dejando a un lado algunos países monolingües tales como Uruguay (en donde muchas lenguas de pueblos originarios fueron exterminadas), Corea del Norte y del Sur y algunos otros pocos países, la extinción lingüística es un problema que afecta a todo el mundo. Si vive en Canadá, Estados Unidos o Australia, tal vez se sorprenda al darse cuenta que la extinción lingüística no es un fenómeno únicamente fóraneo, sino también vernáculo. Muchas de las lenguas de los pueblos originarios de Canadá, Estados Unidos y Australia de las que ha escuchado se extinguirán a menos que los hablantes consigan los recursos e infraestructura necesarios para evitarlo (y los utilicen sabiamente). Si nos vamos a Europa, también existen en varias regiones muchas lenguas minoritarias en peligro.

Si bien es cierto que las lenguas amenazadas son una realidad en casi todos los países, es importante aclarar que los cambios lingüísticos no se encuentran distribuidos de manera equitativa en el mundo y que uno puede identificar puntos lingüísticos clave [en]: Regiones específicas del planeta que poseen al mismo tiempo los niveles de diversidad y extinción lingüística más altos y las lenguas menos estudiadas. En estas áreas es necesario que se lleve a cabo una documentación lingüística de manera urgente.

6. Las lenguas minoritarias son parte importante del patrimonio cultural intangible de la humanidad.

En este mundo diverso y multilingüe, las lenguas son una fuente de riqueza cultural. Moldeadas por los lugares en los que están arraigadas, las lenguas minoritarias del planeta cifran sistemas de conocimiento valiosos que denotan el desarrollo cultural de los hablantes en relación con los paisajes que los rodean. Íntimamente conectadas con la ecodiversidad, estas lenguas locales diversas son verdaderos tesoros de taxonomías y saber ambiental reunidos a lo largo de generaciones. La extinción de una lengua puede causar además la desaparición de tradiciones espirituales ancestrales: Ciertas costumbres que alguna vez se tuvieron en una lengua determinada probablemente no se tengan de la misma manera en una lengua diferente y, por lo tanto, es de suma importancia proteger a las lenguas minoritarias para que no se pierdan tradiciones espirituales irremplazables.

5. Los activistas de la lengua nativos y los profesionales de la lengua que los asisten generalmente trabajan arduamente, en el anonimato y por poco o nada de dinero

Los activistas de lenguas indígenas son hablantes vernáculos que dirigen los esfuerzos locales para proteger sus lenguas, ya sea mediante la enseñanza de estas a niños y adultos, el registro del saber de los hablantes mayores, la organización de talleres y eventos culturales, etc. En general sus esfuerzos son poco apreciados por sus comunidades y trabajan por poco o nada de dinero. Por supuesto que también existen comunidades en las que los activistas de la lengua y los educadores son bien recompensados por sus esfuerzos, así que más bien depende de cada situación en particular. El activismo por los derechos lingüísticos es un empleo a tiempo completo: Si los activistas trabajan sin remuneración, al menos merecen ser recompensados de alguna otra manera.

Los profesionales de la lengua que los asisten son en general investigadores, lingüistas o individuos que pertenecen a medios de comunicación o a alguna ONG: Utilizan sus conocimientos o contactos para colaborar con los activistas. En muchos casos, estas personas también trabajan voluntariamente, sin remuneración alguna por el valioso tiempo que dedican a estos proyectos. Por si fuera poco, asegurarse de que los programas de documentación de lenguas sean financiados es un trabajo arduo y problemático ya que no hay garantías de lograr mantener la financiación el año siguiente. 

4. La documentación lingüística es un trabajo tedioso pero fascinante.

La correcta documentación científica de una lengua puede llevar muchos años y los mejores resultados se logran gracias a la colaboración activa de hablantes competentes con otros miembros preocupados de la comunidad. El proceso es siempre más fructífero si tiene la participación de múltiples lingüistas expertos que puedan aportar sus pericias particulares.

3. Los programas de revitalización de lenguas requieren un esfuerzo que puede durar toda la vida.

Un proyecto de revitalización de lenguas no es un simple proyecto realizado durante una pasantía de verano. Una verdadera revitalización es posible únicamente si hablantes, educadores y activistas de la lengua de la comunidad se comprometen a largo plazo. Los lingüistas no tienen el secreto mágico ni de la salvación ni de la conservación de lenguas nativas, y no existe un camino fácil hacia la revitalización de una comunidad lingüística. 

2. Internet no es la culpable.

Tenemos la idea equivocada de que Internet, en su estatus de poderoso tentáculo de la globalización, contribuye a la desaparición de las lenguas minoritarias. Sin embargo, pasa todo lo contrario: Gracias a los medios de comunicación ciudadanos, Internet ofrece un espacio sin precedentes en donde las voces minoritarias pueden ser oídas. Lo que es más, los programas para el aprendizaje en línea de lenguas no solo ayudan a hacer más públicas a las lenguas minoritarias, sino que además permiten que los hablantes compartan sus saberes y se mantengan comunicados a pesar de la distancia. 

1. La tecnología digital jamás reemplazará a las comunidades de hablantes, pero puede conectarlos y ayudar a preservar y enseñar lenguas.

Los avances en la tecnología de grabación de audio y video ayudan a proteger registros, pueden facilitar el aprendizaje de lenguas y conectan hablantes de una lengua que no viven en el mismo lugar. Las comunidades que hablan lenguas amenazadas tienen ahora la posibilidad de desarrollar espacios virtuales en donde los hablantes de esas lenguas pueden ingresar para escucharlas, sin importar en qué parte del mundo se encuentren. Las aplicaciones, las redes sociales, los blogs y los foros de lengua son poderosas herramientas que mejoran y facilitan la comunicación pero por supuesto que no pueden ni podrán ser jamás sustitutos de una comunicación entre hablantes de carne y hueso. 

Le agradezco que haya leído este artículo, ¡siéntase libre de compartirlo!

3 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.