¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Un vídeo muestra abusos policiales en Venezuela… ¿O es en Colombia?

Screen shot of Twitter user sharing a YouTube video purporting to show police abuse of student protesters in Venezuelan city of Tachira, February 2014. The video was actually originally uploaded from an incident in Colombia in December 2013.

Un tuit que presenta un vídeo de YouTube con el que se pretende mostrar el abuso policial sobre los estudiantes manifestantes en Venezuela, en febrero de 2014. En realidad el vídeo fue filmado en Colombia en diciembre de 2013.

Por Madeleine Bair y Vienna Maglio

El 21 de febrero, al término de una semana de protestas masivas en Venezuela que se han resuelto con cientos de arrestos y cinco muertes, estuvo circulando por las redes sociales venezolanas un nuevo vídeo de YouTube en el que aparecen unos oficiales de policía rociando con un cañón de agua a un joven atado a un árbol.  Según la descripción del título, el GNB-un grupo de las fuerzas armadas venezolanas—tortura a un estudiante en Táchira, un estado situado en la línea fronteriza con Colombia en el que los enfrentamientos han sido particularmente violentos.

La cuestión es que este vídeo lo hemos visto anteriormente en el Human Rights Channel [en], el canal TESTIMONIAL de YouTube que  verifica, preserva y contextualiza vídeos de ciudadanos y activistas de todo el mundo. La misma grabación circuló entre los activistas colombianos a inicios de este año.

La descripción de esta versión en YouTube afirma que el vídeo fue subido desde un teléfono móvil el 29 de diciembre de 2013. Medios activistas colombianos comentaron el vídeo, describiendo cómo las ESMAD, fuerzas especiales antidisturbios colombianas, torturaban a un granjero [en] que participaba en las protestas de agricultores que se desarrollaban por todo el país.

A través de la búsqueda por imágenes [en] de Google encontramos otra publicación del vídeo, subido un mes más tarde con el título “La policía mexicana tortura grupos de defensa civil”. Al final el vídeo fue retirado por la persona que lo había subido, después de que algunos usuarios señalaran que había sido grabado en un contexto diferente.

La manipulación mediática desvía la atención de las grabaciones auténticas.

Aunque no resulta evidente quién podría apropiarse, subir de nuevo y falsear la identificación del video que muestra los abusos policiales, ni cuáles serían los motivos para hacerlo, sí resulta más fácil imaginar por qué tantos activistas, en la creencia de que el vídeo es auténtico, podrían compartirlo a través de sus redes. Al fin y al cabo, el maltrato de los activistas detenidos [en] ha sido señalado por fuentes fidedignas. Además, debido a los ataques a periodistas que informan sobre las protestas, los reportajes de los ciudadanos y las redes sociales se han convertido en instrumentos cruciales para documentar y compartir noticias sobre las manifestaciones y los abusos por parte de las autoridades. Pero como ha señalado Global Voices, tanto los activistas en la oposición como los canales informativos que apoyan al presidente Nicolás Maduro, han tomado parte en la difusión de imágenes falsas, descontextualizadas o engañosas.

One widely circulated Facebook thread condemned the alleged use of photos from Syria by anti-government protesters in Venezuela.

Un hilo de conversación que ha circulado en Facebook condenaba  el presunto uso de fotos de Siria por los manifestantes contra el gobierno en Venezuela.

La distribución de imágenes falsas con intenciones ocultas no sólo alimenta la -cada vez más violenta- ruptura política, sino que además hace más difícil para quienes supervisan el movimiento en línea, discernir entre hechos reales y ficticios. Y esto supone una carga ulterior para quienes intentan documentar las protestas con seriedad.

Esta es la razón por la que la verificación es crucial para el Human Rights Channel, quienes trabajan con nuestros socios de Storyful para asegurarse de que no sólo se amplifica la difusión de grabaciones auténticas sobre violaciones de derechos humanos, sino que además se frena la propagación de informaciones erróneas.

Por supuesto, combatir falsos rumores es solamente uno de los desafíos de los activistas mediáticos de Venezuela. Muchas fotos y vídeos del movimiento de protesta quizás no salgan nunca a la luz debido a la confiscación de los teléfonos móviles de los activistas y periodistas detenidos.

Recursos para grabar y encontrar grabaciones auténticas

Para quienes documentan las protestas desde cualquier lugar del mundo: seguir unos simples pasos cuando suben los vídeos ayudará a otras personas a verificar que vuestras grabaciones son auténticas. Aquí puede descargarse [en] una hoja con consejos para subir vídeos a YouTube eficazmente. Algunas pistas clave:

  • Título: Que sea breve y descriptivo, y que incluya la fecha y el lugar.
  • Descripción: En la descripción de YouTube, contextualiza más el vídeo, por ejemplo diciendo lo que ha pasado antes, durante y después, e incluye enlaces a otras informaciones.
  • Reconocimientos: Si el vídeo fue subido originalmente por otro usuario o en otra página web, incluye un enlace al vídeo original. Esto ayudará a los periodistas o a los supervisores de derechos humanos a verificar que la grabación es auténtica.

Para quienes supervisan las manifestaciones en línea y conservan las imágenes que documentan los abusos, el Manual de Verificación [en] supone un recurso gratuito en línea con herramientas y consejos para establecer la autenticidad de las noticias en los medios digitales. Para descargar un documento con consejos en español, haz clic aquí. Puedes suscribirte al Human Rights Channel en YouTube [en] y seguirnos en Twitter [en], para ver los vídeos sobre abusos de derechos humanos más recientes.

Madeleine Bair es la coordinadora del Human Rights Channel, un proyecto de la organización internacional de derechos humanos WITNESS [en]. Vienna Maglio es Máster en Relaciones Internacionales por la The New School for Public Engagement y está en prácticas en el HRC en WITNESS. 

Una versión de este post fue publicada originalmente en el blog de WITNESS [en]. 

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.