¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Festival de blogs del Caribe, con amor

El colectivo feminista online CODE RED presentó durante un mes un Festival de blogs llamado e-Mas [en], bajo el tema de “Para el Caribe, con amor”. La serie incluyó aportes de autoras de todo el Caribe. Como explican las organizadoras:

¿Aún no sabes qué es un Festival de blogs? Piensa en los ingredientes típicos de un carnaval caribeño e intenta replicarlos en palabras, imágenes y/o sonido. ¡El tema es lo suficientemente abarcador como para bajar al pueblo con él!

Esto llevó a la publicación de una gran variedad de posteos – ensayos, poemas, fotografías [en] e incluso video blogs – que tocaron un amplio espectro de temas, todos reunidos bajo la etiqueta de Twitter #DearCaribbean.

Carla Moore presentó un video blog [en] en el cual analiza por qué algunas personas prefieren quedarse en el Caribe aun cuando podrían irse de su terruño:

Moore inspiró a Klieon Cavon a hacer su propio videoblog titulado “Basseterre Woman”:

Akeema-Zane prefirió escribir sobre su experiencia [en]:

La primera vez que comas pez espada de Oistins y grites a todo pulmón en las azules y claras aguas de Pebbles Beach, alabando al universo y a toda la creación por el hoy, el ayer y el mañana, y reconociendo en ese mismo momento que tú te mereces cada arcoiris, cada esquina del cielo soleado, cada risa y cada sonrisa. Te abrazarás con fuerza a ti misma por haberte atrevido a sentir la inmensidad de tu existencia-de que eres real y no imaginaria; de que eres la más alta forma de belleza personificada. Te amarás tanto a ti misma, y tan profundamente, que te verás transportada a la más alta sensación de gratitud. ¡Por todo lo conocido y lo desconocido y por todas las personas que te han dejado ser!

Saieed I. Khalil examinó lo que el movimiento de integración caribeña [en] puede aprender de las manifestaciones de Ucrania:

Pero, ¿quiénes de nosotros participarán en la revuelta para incitar a los legisladores a actuar? En Ucrania, algunas estimaciones [en] sitúan a la proporción de jóvenes menores de 30 años participantes de las protestas ¡en un 90%! Muchos de ellos son estudiantes y poseen títulos universitarios. Esto nos lleva a la segunda lección de las protestas de Maidan: una masa de personas jóvenes y educadas que están suficientemente movilizadas puede dar el golpe inicial hacia la integración regional. ¿Por qué ellos y no los más viejos?

Diaspora Dash compartió sus hallazgos sobre el impacto cultural [en] de la migración proveniente del Caribe anglófono/francófono hacia Venezuela, en tanto que Jermain Ostiana escribió un poema titulado Trujillonomics [en]:

Niños pequeños dibujando vevés
con polvo
de ángel negro anticapitalista.
Sí, pah, te quiero
a pesar de haber sido fatalmente adoctrinado por los holandeses.
Mientras te ponías tu uniforme
en una fría oficina
y ayudabas a los empresarios a coludirse.
Los niños en la escuela sin aire acondicionado ni iPads, y los maestros esforzándose
para inspirar.
¿Y se suponía que este reino era celestial?

Maureen St. Clair admitió que no aprendió [en] a querer su cuerpo hasta que se mudó al Caribe:

Comencé a respetar y a querer el suave y rollizo vientre que heredé de mi Madre, mi Abuela y mi Bisabuela. Fue en Granada que vi por primera vez a mujeres corpulentas y espléndidas que no tenían miedo de ser naturales y auténticas, que no tenían miedo de la carne de sus cuerpos, que no intentaban ocultar o camuflar su talla con ropa ancha, que no sentían vergüenza de los cuerpos que sus madres les habían dejado en herencia. Fue la primera vez que vi a mujeres moviéndose con confianza y deleite; gratitud y orgullo.

Lina Free escribió “una carta de amor al Caribe” [en]:

Cada día es una lucha, oui, pero aquí en el Caribe es donde quiero estar batallando. Desde la playa de Tobago donde pasé mi primera víspera de Año Nuevo después de haber vuelto, bebiendo mucho y abrazando fuerte a todo el mundo, ahíta de amor, hasta las carpas de Puerto Príncipe donde las mujeres se bañaban, a pechos descubiertos, a la vista de cualquier fulano que pasaba por el lugar- sigues socorriéndome y desafiándome, Caribe. Esto, me encanta.

Gabrielle Hosein escribió acerca de los desafíos de ser una feminista indo-caribeña [en]:

Ser una mujer hindú el día de hoy es aun más complicado que hace tres generaciones. Sin remordimiento alguno, me manifiesto en solidaridad con las jóvenes lesbianas hindúes del sur, con las madres musulmanas con educación que no se hallan listas para el matrimonio, con las mujeres hindúes que han decidido poner fin a sus embarazos a causa de parejas o ingresos inestables, y con las chicas cuyas decisiones sobre el amor pueden cruzar las barreras raciales. También estoy a favor de las ‘buenas’ chicas hindúes, quienquiera que sean y dondequiera que estén. Todos bebemos de la religión, la historia, los ancestros, la mitología, la diversidad cultural, la modernidad y las sororidades que atraviesan la etnicidad en formas que combinamos con creatividad. Más allá del cómo escogemos entretejer nuestras mejores, más satisfechas e igualitarias conciencias, pienso que decidirlo es nuestro derecho.

Vidyaratha Kissoon, inspiradora del Festival de blogs [en], también escribió sobre ser hindú y caribeña [en]:

Es gracioso, cuando dejé esta parte del mundo.. cómo una lleva el Caribe consigo. (Le contaba a un amigo que era el espíritu de Burnham en mí… me río al recordar cómo la gente en Inglaterra me decía que hablaba como ‘negra’ y cómo me uní a la Asociación de Estudiantes Africanos y Caribeños en vez de la de Estudiantes Asiáticos porque sentía que tenía más en común con los negros ‘caribeños’. Otra ocasión para la risa fue cuando un informático culí borracho.. estábamos en la fiesta de una conferencia.. me dijo que encontraba bueno que nuestros ancestros hayan dejado la India porque al menos nosotros podíamos bailar.

The Contessa escribió sobre la apropiación de Baby Doll, personaje del Ole Mas [en], como una forma de desafiar las nociones convencionales sobre la sexualidad:

Usualmente, la Baby Doll alienta la discusión sobre el embarazo adolescente y la paternidad responsable, discusión que se puede extender fácilmente hacia otros problemas afines como el amamantamiento y los derechos del niño y la niña. A nivel de la competencia, las baby dolls tienden a usar hechos de la actualidad social y política, lo que hace a sus discursos relevantes, ingeniosos y en ocasiones controvertidos. Sin embargo, esto no me previno de las miradas de leve conmoción e incomodidad que recibí tras bambalinas luego de contarles a dos de las otras “dolls” que a estas alturas buscaría a mi madre y no a mi padre. Quizá todavía persisten algunos tabúes a pesar de la historia de nuestro Carnaval.

Mira los posteos aquí [en].

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.