- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

#FreeBassel: Detrás de las pantallas de la resistencia siria

Categorías: Medio Oriente y Norte de África, Siria, Derechos humanos, Medios ciudadanos
Bassel "Safadi" Khartabil. Photo by Joi Ito via Flickr (CC BY 2.0)

Bassel «Safadi» Khartabil. Foto de Joi Ito a través de Flickr (CC BY 2.0)

Escrito por Monique Doppert

Me reuní por primera vez con Bassel en 2009 en la Reunión de Bloggers Árabes en Beirut. La primera vez que lo vi en acción, estaba ayudando a un presentador traduciendo del inglés al árabe (improvisando porque se le había pedido ayuda en el último minuto). Durante una pausa para un café me contó su plan para comenzar un espacio de piratas informáticos en Damasco. Supe que era un tipo muy especial.

Tras esta conferencia histórica, nos reunimos varias veces en Beirut y Damasco; y, por supuesto, visité su espacio para piratas informáticos, Aikilab.

Nadie esperaba que los levantamientos árabes prosperaran tan pronto y tan rápido. Desde el inicio de la revolución en marzo de 2011, mantuve el contacto con Bassel y algunos de sus amigos de Aikilab. Le hablé sobre proyecto narrativo que quería llevar a cabo y que quería centrar en un grupo de amigos en la región. Con el tiempo, esta idea inicial se convirtió en periodismo narrativo centrado en un personaje principal: Bassel. En cuanto se hizo más y más complicado visitar Damasco, mantuvimos el contacto a través del correo electrónico, Skype y a través de sus publicaciones y tuits (que eran muchos).

Free Bassel art via @YallaSouriya [1]

«Free Bassel» (Liberen a Bassel) via @YallaSouriya

Bassel es un empresario de Internet de éxito. Antes de que fuera arrestado trabajó para compañías internacionales, tenía buenos ingresos, y celebraba grandes fiestas nocturnas con sus amigos del mundo del cine y del arte sirio. Cuando la BBC le solicitó hacer vídeos sobre la rebelión siria y pasarlos de contrabando fuera del país, su vida cambió dramáticamente. Dirigió un equipo de voluntarios armados sólo con sus teléfonos móbiles, con los que grababan la revolución siria y difundían las noticias por las redes sociales. Bassel disfrutaba en secreto su trabajo de resistencia. Estableció amistades de por vida y conoció a la mujer de sus sueños. Pero la batalla se endureció. Sus amigos huyeron o fueron arrestados o asesinados. Increíblemente, por un largo período de tiempo, Bassel salió indemne. Sus amigos comenzaron a preguntarse: ¿Quién lo estaba protegiendo? Entonces, el 15 de marzo de 2012 (coincidiendo con el primer aniversario de la revolución siria) su suerte acabó. Fue arrestado y torturado. Al día de hoy permanece encarcelado.

Después de su arresto, mi investigación se volvió más sistemática. Bassel había hecho algunas cosas extraordinarias durante el primer año de la revolución – estoy segura de que la historia que he esbozado antes describe solo la punta del iceberg.

Escribir una historia desde fuera es complicado, pero también tiene sus ventajas. Es fácil hacer preguntas tontas y como no hablo árabe, me encuentro a mí misma fijándome en las expresiones faciales, el lenguaje corporal y otros detalles con más detenimiento. Aunque algunos aspectos de la historia se han perdido inevitablemente, observar una situación a distancia ayuda a ponerla en contexto y a tener una perspectiva más clara.

Consulté a familiares, amigos y expertos sobre el riesgo de publicar la historia. La mayoría pensaron que la importancia de su publicación anula cualquier riesgo potencial. Esta es una corta historia sobre un grupo de amigos – jóvenes, de ciudad y de clase media -, una parte de la historia reciente de Siria. Sus estilos de vida y sus sueños eran similares a otros jóvenes de ciudad en muchos sentidos, pero sus vidas cambiaron dramáticamente durante la revolución y la posterior guerra civil.

Creo que lo más importante es destacar las ideas tempranas de paz de la revolución. Espero con sinceridad que alguna luz de este periodo brille a través de la guerra civil y sobreviva a la violencia y la destrucción que actualmente consumen el país.

Ahora todo lo que puedo hacer es esperar que Bassel vuelva a ser un hombre libre muy, muy pronto; de modo que pueda disfrutar de su esposa, su familia y sus amigos; y leer esta historia en su smartphone.


Monique Doppert es escritora, defensora de los medios de comunicación y jefa de proyectos con Hivos. Vive en los Países Bajos.