¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

FOTOS: ‘Theyyam’ la fiesta de los dioses en Kerala, India

Vishnumoorthi at Narikode. Image by Shaji Mullookkaran, used with permission

Vishnumoorthi en Narikode. Imagen de Shaji Mullookkaran, usada con permiso. 

Cuando la región costera de Kerala en India entra en el invierno en noviembre, empieza la fiesta del Theyyam, ritual folclórico en el norte de Kerala y de las regiones vecinas. Se lleva a cabo en más de mil templos y es famoso por sus tambores de sonidos salvajes, sus bailes indígenas y sus cuentos maravillosos. 

Las castas sociales más bajas normalmente participan en el Theyyam [en] y por lo tanto, todas las historias y canciones describen la crueldad del sistema y de las clases superiores. El ritual del Theyyam es la manifestación de Dios en un ser humano común y corriente cuando todas las otras puertas han sido cerradas, así que gana condición divina.  

En su absorbente libro “Nueve vidas” [en], William Dalrymple escribe extensamente sobre la conversión de hombres en dioses a tiempo parcial, mientras empieza la temporada del Theyyam:

Es solamente durante la temporada del Theyyam —desde diciembre hasta febrero. Dejamos nuestros trabajos y nos convertimos en artistas del Theyyam. En esos meses nos transformamos en dioses. Todo cambia. No comemos carne ni pescado y estamos prohibidos de acostarnos con nuestras mujeres. Traemos bendiciones al pueblo y a su gente y exorcizamos a los malos espíritus. Somos el vehículo por el cual la gente puede agradecer a los dioses por atender a sus oraciones y concederles sus deseos. Aunque somos todos Dalits (intocables) hasta el más intolerante y discriminatorio de los brahmanes nos idolatra y hace cola para tocarnos los pies.  

Existen muchas historias e investigaciones sobre las fiestas del Theyyam, pero el ritual sigue siendo un misterio para mucha gente que no pertenece a la región. La mayor parte de los rituales tiene lugar por la noche y algunos incluso no permiten la presencia de mujeres. 

Pese a eso, las fiestas están presentes en los medios sociales. En Facebook, la gente añade fotografías del Theyyam bajo la etiqueta de NarikodeTheyyam2014 [google+]. Animesh Xavier [hi], un artista y miembro de Google+, escribió un resumen del evento [hi] para la página web de una cadena de televisión e hizo un boceto de algunas escenas de las fiestas del Theyyam.

Shaji Mullookkaran [Google+], ávido fotógrafo y bloguero, publicó una invitación en su Google Plus llamando a la gente a acompañarlo este año en su pueblo natal Narikode, en Kannur, Kerala, a una caminata fotográfica [en] en las fiestas del Theyyam, como suele hacer en los últimos años. 

Picture by Shaji Mullookkaran, used with permission

Un Theyyam representando como diosa. Imagen de Shaji Mullookkaran, usada con permiso.

Cerca de veinte o más personas que participan activamente en los medios sociales aceptaron la invitación y acompañaron a Shaji a algunos de las principales representaciones, con sus cameras en las manos. El resultado fueran algunas fotografías preciosas de este mundo fascinante, donde los dioses bajan a la tierra.

Kumar Upasana [google+], que vive en Kuwait e hizo una rápida visita a Kerala, documentó el Theyyam Puthiya Bagavathy en un vídeo corto:

Seena Viovin[google+], un ingeniero de software, hizo una serie de fotografías [flicrk] desde una perspectiva femenina:

Picture by Seena Viovin, used with permission

Un Theyyam bendiciendo a un devoto. Imagen de Seena Viovin, usada con permiso

Photograph by Seena Viovin, used with permission

Ayudantes arreglando el aderezo de cabeza para el Theyyam. Imagen de Seena Viovin, usada con permiso

Photograph by Seena Viovin, used with permission

Dos Theyyams representando en el recinto del templo. Imagen de Seena Viovin, usada con permiso 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.