¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Blogueas sobre la anexión de Crimea por parte de Rusia? ¡Podrías ser un extremista!

Moscow city council member Inna Svyatenko warns against "extremist" blogging about Crimea. Images mixed by author.

Concejala de Moscú Inna Svyatenko advierte contra el blogueo “extremista” sobre Crimea. Imágenes mezcladas por el autor.

Los legisladores rusos están barajando la idea de presentar acusación de extremismo contra blogueros que “inciten a actitudes xenofóbicas” al escribir sobre Crimea. Inna Svyatenko [en], concejala de la ciudad de Moscú, ha propuesto usar el artículo 282 del infame código criminal contra el discurso de odio de Rusia para sancionar a usuarios de internet responsables de “provocaciones” antipatrióticas acerca del territorio más nuevo de Rusia. Las personas condenacdas por infacciones al artículo 282 enfrentan multas de hasta 14,000 dólares o hasta cuatro años de prisión.

“Las agencias de inteligencia no pueden tener control completo de los blogueros”, reconoció [ru] la concejala y dijo que estas limitaciones de la policía requiere sancionar a los “infractores” más visiblemente.

La noticia de la propuesta de Svyatenko apareció [ru] primero en el periódico ruso Nezavisimaia Gazeta, que citó como ejemplos de extremismo relacionado con Crimea a dos artículos en LiveJournal de dos blogueros anónimos, valdt y leisurebocker. Aunque penalizar a personas que escriben con seudónimos presenta sus propios desafíos, es también difícil de entender por qué alguien identificaría a estos blogueros como autores de extremismo, dado que el contenido mencionado está lejos de ser xenofóbico o violento (el texto de Nezavisimaia Gazeta no deja en claro si los ejemplos son suyos o de Svyatenko).

Parece que el delito de valdt fue sugerir [ru] que absorber Crimea consumiría el presupuesto ruso, y enriqueceria solamente a algunos oligarcas. Por su parte, leisurebocker declaró [ru] (¡qué escándalo!) que el beneficio número uno de la anexión sería que las consiguientes sanciones internacionales podrían detener la fuga de capitales de rusos (resulta que leisurebocker estaba en verdad citando un post [ru] que apareció en el sitio web de Echo of Moscow, escrito por el periodista Aleksandr Minkin).

La idea de penalizar ese tipo de blogueo llega el mismo día que el Ministerio de Finanzas de Rusia reveló un plan [ru] para asignar casi 7,000 millones de dólares para mantener y desarrollar Crimea. La mayor parte de ese dinero podría venir de las inversiones privadas que el gobierno congeló el año pasado en el sistema pensionario ruso (ver acá para una explicación detallada de esa reforma).

Si los dos blogueros nombrados arriba en el artículo del Nezavisimaia Gazeta son culpables de incitar el extremismo contra Crimea, podría significar que se inician los juicios a los blogueros más destacados de Rusia. Ciertamente, el principal bloguero político del país, Alexey Navalny, fue rápido [ru] en llamar la atención al plan del Ministerio de Finanzas para redistribuir la riqueza pensionaria rusa a sus ciudadanos más nuevos, y en criticar la acción como la más reciente de una serie de robos masivos llevados a cabo por funcionarios del estado.

¿Tienen Svyatenko y el concejo municipal de Moscú la autoridad legal o la capacidad policial para acusar a los blogueros que escriben sobre Crimea de violar el código criminal del discurso de odio? Aun a nivel federal, como admite la propia Svyatenko, la capacidad del gobierno ruso de controlar internet es dudosa. Dada esa deficiencia, los procesos notorios son la mejor próxima táctica. Con Rusia ahora en pie de guerra, incluso aunque Svyatenko no fuera a encabezar la iniciativa, ciertamente aumentarán las acciones legales contra blogueros que escriban textos políticamente delicados.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.