¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Medios estatales chinos minimizan protestas contra planta química

Las protestas en Maoming, en la sureña provincia china de Guangdong, por el proyecto de una planta de paraxileno (PX) continúan creciendo y se han expandido a la vecina Shenzhen.

Las manifestaciones comenzaron el 30 de marzo de 2014, cuando unos mil residentes de Maoming salieron a la calle en contra del proyecto por razones medioambientales y sanitarias. Los choques entre manifestantes y fuerzas de seguridad dejaron presuntamente varios heridos, con rumores incluso de algunas muertes. 

El país ha vivido una serie de protestas anti-PX desde 2007, pero, al contrario que las anteriores, las últimas sí han sido cubiertas por los medios de comunicación estatales. 

Sin embargo, la mayoría de ellos han intentado minimizar la violencia ocurrida, enfatizando la importancia y beneficios de la producción de PX en China.

People's Daily [zh] tachó el asunto de los muertos y heridos de rumores, afirmando que la opinión pública ha exagerado los peligros que supone el PX.

Por su parte, Xinhua [en] señaló que las protestas revelaban un ‘forcejeo del gobierno local entre el desarrollo y la estabilidad’. Su artículo hizo hincapié en el esfuerzo del gobierno de Maoming por ganar apoyo público para la planta de PX:

The banner says: PX project, out of Maoming

La pancarta reza “proyecto PX, fuera de Maoming”. (Imagen: Sina Weibo [zh])

El deseo del gobierno de Maoming de promover el proyecto PX es fuerte, como demuestran los cien mil panfletos enviados a hogares locales. “El proyecto PX permitirá crear alrededor diez mil nuevos puestos de trabajo, incrementando los ingresos por impuestos públicos en unos 674 millones de yuan (109'6 millones de dólares estadounidenses) cada año”, se dice en ellos. Estos clasifican el PX como un combustible químico de toxicidad baja, y señalan que no hay suficientes pruebas para poder relacionarlo con el cáncer.

Un editorial publicado en Global Times [zh] declaraba que desde la victoria de la campaña anti-PX de Xiamen (2007), que presionó con éxito a las autoridades para transferir la planta química a otra ciudad, la oposición pública a proyectos químicos de envergadura se ha vuelto “irracional”. El texto citaba los beneficios de los proyectos de PX en Corea y Singapur, insinuando que el gobierno local de Maoming no debería sacrificar el proyecto de la planta en pos de estabilidad a corto plazo:

我们决不相信中国这几年的所有PX和重化工立项都是不合理的,在环保上有重大隐患的。那么需要有一个城市的党委和政府在精神上足够强大,他们能够顶住压力,并且在与民众沟通上表现出最大的能力和耐心。这个点是茂名吗?我们不知道。但我们期待这个坚守点的到来。

No creemos que todos los proyectos de PX planeados en China en los últimos años sean irracionales o estén llenos de peligros medioambientales. Por ello, se necesita un gobierno local fuerte, que pueda resistir a las presiones y ser capaz y lo suficientemente paciente para negociar con el público. ¿Puede hacerlo Maoming? No lo sabemos. Pero quedamos a la espera de resultados positivos. 

Otro artículo del Global Times [zh] demandaba más proyectos de PX en China, acusando a la protesta NIMBY de egoísmo: 

这是一种自私的利己主义,因为这样的自私行为,导致在更大范围上产生更大的环境风险和项目可持续风险。熟悉PX行业的人都知道,PX的定权价一直由国外少数国家持有,我国在PX产业链的低端碳链上已经形成规模,但高端的环链却受制于人。扭转环链上的劣势,就需要我们多上PX项目,使环链产业水平赶上或超过竞争者。

Esto es egoísta. Este comportamiento egoísta derivará en riesgos mayores para proyectos medioambientales y sostenibles a gran escala. La gente que conoce bien la industria del PX sabe que sus precios han sido fijados por unos pocos países extranjeros. En la base de la cadena industrial del PX está China, pero su cima está controlada por otros. Para imprimir un giro a la situación, se necesitan más proyectos de PX que consigan que el sector se ponga al nivel de sus competidores, o que incluso les supere. 

Sin embargo, en el China Daily [en] se admitía una falta de confianza y de transparencia: 

Para un gobierno local, la cuestión no es simplemente disuadir a los residentes locales de oponerse al proyecto, sino establecer su propia fiabilidad entre ellos. 

Lo que empeora aún más las cosas es el hecho de que muchos gobiernos locales todavía tienen que desarrollar el hábito de una comunicación fluida con los ciudadanos. Muchos de ellos tampoco son conscientes de que la transparencia puede ser un modo de reducir y atajar la desconfianza entre ellos mismos y los ciudadanos. 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.