¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La nueva generación de diseñadoras de moda iraníes

Radaa Brand- Designed by Iranian fashion designer Maryam Vahidzadeh- Spring 2013 collection

Marca Radaa diseñada por la diseñadora de moda iraní Maryam Vahidzadeh. Colección Primavera 2013

Hace años, las mujeres iraníes (especialmente las generaciones más jóvenes) buscaban ávidamente las “marcas” adecuadas- es decir, marcas extranjeras, preferentemente occidentales. Estas marcas eran más actuales, más modernas y eran por lo tanto más caras. Había pocas marcas locales, y las que había no tenían estilo según el barómetro de las nuevas generaciones.

Pero hace pocos años, las cosas empezaron a cambiar. Emergieron diseñadoras locales con ideas propias y originales. Comenzaron a aparecer coloridos diseños autóctonos y a suscitar interés.

Hoy en día, hay en Irán decenas de marcas locales, registradas o sin registrar. Como otros en la industria global de la moda, los nuevos diseños salen al mercado cada temporada. Como otros diseñadores de moda, las iraníes tienen sus propias modelos, pero, a diferencia de otros en el negocio, no se anuncian tanto en la calle. En lugar de ello, sus fotos profesionales se han hecho un hueco en las redes sociales.

Poosh, una marca registrada iraní para mujeres

Poosh (también conocida como Pooshema) [en, fa] diseña toda una gama de productos, desde ropa hasta accesorios, bolsos hechos a mano o zapatos. Farnaz Abdoli es la diseñadora principal de la marca, y dirige el grupo de diseñadoras de moda que hacen posible Poosh.

“Cuando era más joven no encontraba la ropa que deseaba. Siempre pensaba ¿por qué me veo obligada a seguir un formato específico en lo que respecta a la ropa? ¿Por qué no puedo ponerme algo que me guste y que no contravenga el código de vestir islámico?” comenta Abdoli.

Con esta idea en mente, Abdoli, graduada en diseño gráfico, decidió crear su propio estilo. Participó en varios talleres de diseño de moda en Teherán, Estambul y Dubai, organizó exposiciones de moda y hace tres años lanzó la marca Poosh.

“Antes de cada temporada estudio las tendencias mundiales en moda e intento ajustarme a ellas… Estoy en contacto con diseñadoras iraníes que viven en el extranjero, comento mis ideas con ellas y en ocasiones me aconsejan”, comenta.

Poosh es una marca registrada oficialmente en Irán, lo cual quiere decir que posee todos los permisos necesarios de la Unión para la Vestimenta, la Administración de Lugares Públicos y el Ministerio de Cultura y Orientación Islámica.

Abdoli explica que conseguir todos los permisos fue un proceso largo y caro, razón por la que, según ella, no existen muchas marcas oficiales de ropa de mujer.

“Es un tema delicado”, dice. “Te encuentras bajo mucha presión para no cruzar la línea roja. Por eso mucha gente no quiere asumir el riesgo de invertir en este negocio. De ahí que muchas diseñadoras trabajen de forma clandestina y se anuncien solo en redes sociales como Facebook o Instagram”.

Poosh ha superado todo el proceso administrativo. Es una marca oficial con una tienda oficial en el oeste de Teherán, pero sigue utilizando las redes sociales como herramienta para la publicidad y tiene más de 85 000 seguidores en Facebook [fa].

 

“La mayoría de nuestras seguidoras de Facebook viven en el extranjero”, comenta. “Tenemos muchos pedidos de otros países, especialmente de Estados Unidos y Canadá, y muchos de ellos no son ni siquiera de iraníes. Nos han conocido a través de obras producidas y publicadas por medios en inglés”.

Pero enviar los pedidos no es tarea fácil. “Debido a las sanciones, no es posible aceptar moneda extranjera a través de los bancos. Así que solamente los que tienen intermediarios en Irán tienen la oportunidad de comprar nuestros productos”, dice.

Poosh elige a sus modelos de entre las solicitudes que recibe. Cuenta con un equipo profesional de fotógrafos de moda que sabe cómo no cruzar la línea, aunque Abdoli recalca que no hay directrices específicas en lo que se refiere a la fotografía de moda femenina en Irán.

“No tenemos que presentar cada una de nuestras fotos para obtener un permiso, pero estamos bajo supervisión de todas formas. A veces nos llega una advertencia, pero hasta hoy no hemos tenido problemas con nuestras fotos”.

Anar Design, una mezcla de diseño moderno y tradicional

Anousheh Assefi cuenta que aunque no ha registrado su marca “Anar” (que es como se llama la fruta “granada” en Farsi), tiene su propia galería y expone, cada temporada, chales y manteaus, (un tipo de sobretodo que puede ser largo o corto, y que se ha convertido en una prenda esencial en la vestimenta de moda para las iraníes).

Nacida en 1983, Assefi es titulada en diseño textil y posee un máster en ilustración. Lanzó Anar Design junto con su amiga en 2006, y cuando su amiga se marchó de Irán siguió trabajando sola.

Assefi, profesora de diseño de moda en varios organismos iraníes, piensa que el cambio de preferencias de las iraníes de las marcas extranjeras a las nacionales en los últimos años se debe a la mayor variedad de tejidos que existe hoy en día.

“Poco a poco la gente se habituó a los colores y comenzó a vestir manteaus coloridos para verse diferente”, explica.

“Además, el tipo de manteau que llevamos en Irán es, de alguna manera, un invento iraní, y por lo tanto no se puede importar…Los manteaus importados quizás no tengan la misma calidad o no sean tan finos”, añade.

Anar Design se anuncia en las redes sociales. La marca tiene más de 3800 seguidores en Facebook [fa] que reciben noticias sobre los nuevos diseños y eventos próximos.

Anar Design es una mezcla de colores, de diseño occidental y oriental. “Debido a mi trabajo estoy al día de las tendencias de moda en el mundo”, explica. “Además, me interesa la mezcla de diseño tradicional y moderno, como por ejemplo crear patchwork usando sedas actuales”.

Las modelos de Assefi son sus amigas. “Tienen que tener buen tipo y ser atractivas. Además, deben sentirse cómodas cuando les hacen las fotos y se distribuyen en Internet. Normalmente edito las fotos yo misma, pero a veces me ayudan mis amigos”.

Aunque en algunas fotos las modelos no llevan velo, dice que nunca nadie les ha advertido de que deban seguir el código de vestimenta islámico.

Radaa, fácil de llevar

Maryam Vahidzadeh tiene 24 años y vive en la ciudad meridional de Shiraz. Su marca Radaa (que significa “bata”) comenzó en el verano de 2012. Acaba de registrar su marca oficialmente y está llevando a cabo los últimos pasos del proceso.

“Mis creaciones no tienen un diseño distintivo. Creo simplemente que debemos sentirnos cómodos con la ropa que llevamos… Elijo telas que no necesitan planchado y mis diseños no son sosos o sin gracia. Puedo decir que son más modernos y cómodos que clásicos y formales”, comenta Vahidzadeh.

Vahidzadeh, que es licenciada en arquitectura, cuenta que después de ver el interés que mostraba la gente en los diseños locales, pensó también en crear su propia marca.

“Hace poco que muchas diseñadoras iraníes comenzaron a trabajar de forma activa y pública…al revés que hace unos años, las marcas locales se ven más favorecidas que las extranjeras”, comenta. “Creo que es genial que podamos diseñar basándonos en nuestro propio gusto y no vernos forzadas a vestir diseños extranjeros basados en gustos y estilos diferentes.”

Al ser marca registrada, se permite a Radaa anunciarse públicamente, pero sigue estando muy activa en Facebook, donde tiene unos 13 500 seguidores [fa].

Vahidzadeh se muestra interesada en expandir su trabajo y área de distribución. Ha recibido encargos de países extranjeros como el Reino Unido, pero explica que debido a los elevados gastos de envío y a algunas restricciones, no ha podido enviar sus productos.

Añade “algunas diseñadoras en Holanda y Suecia me han ofrecido colaborar con ellas, pero en ese momento no era posible”.

Las modelos de Radaa son algunas de sus amigas. Dice que no hay mucha gente en Shiraz que esté interesada en hacer de modelo y la mayoría de peticiones que recibe para posar son de Teherán.

Hoy en día hay decenas de diseñadoras de moda concentradas en ropa para mujeres en Irán. Aunque puede que no haya directrices establecidas en lo que respecta a la moda para mujeres o la fotografía de moda, las nuevas generaciones de diseñadores están más motivadas que nunca para satisfacer a las iraníes entendidas en moda.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.