¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Examinando la matanza de Odessa

Vladimir Golyshev thinks the Kremlin may have had a hand in Odessa's bloodshed last week. Images remixed by Kevin Rothrock.

Vladimir Golyshev piensa que el Kremlin tal vez tuvo algo que ver con la masacre de Odessa la semana pasada. Imágenes editadas por Kevin Rothrock

Varias decenas de personas murieron quemadas a finales de la semana pasada, cuando la violencia entre distintas facciones políticas incendió un edificio densamente ocupado. Después, los testigos subieron a Internet cientos de videos diferentes de la matanza, así como incontables publicaciones en blogs y redes sociales describiendo los eventos. A su vez, varios blogueros rusos han analizado dichos textos, tratando de encontrarle algún sentido a los hechos. RuNet Echo ha traducido uno de los análisis de Vladymir Golyshev, quien escribió [ru] en Facebook el 3 de marzo de 2014, sobre la tragedia en Odessa.

Nacido en diciembre de 1971, Golyshev ha desempeñado innumerables papeles a través de los años. A finales de los años noventa, era un seguidor incondicional [ru] del filósofo eurasianista Aleksander Dugin, con quien incluso trabajó en su casa editorial. Más tarde colaboró con varios estrategas políticos conectados con el Kremlin, escribiendo con Gleb Pavlovsky, Alexey Chadaev, Stanislav Belkovsky y otros. Al igual que muchos de estos hombres, Golyshev finalmente cambio lealtades con la oposición anti-Kremlin, llegando a trabajar en varios proyectos nacionalistas rusos, incluyendo el movimiento «NAROD» [ru], junto con el hombre que más tarde se convertiría en la figura central de la oposición, Alexey Navalny. Tras la elección de Dimitri Medvedev en 2008, Golyshev se volcó a la escritura teatral [ru], siendo de su autoría una sátira política que en 2011 los oficiales prohibieron en un festival por «indecente». En los dos últimos años, Golyshev ha escrito clamorosamente en apoyo [ru] tanto de Pussy Riot, como del movimiento Ucraniano de la Europlaza.

La publicación de Goshylev en Facebook no representa un testimonio objetivo de la masacre en Odessa. Como se verá, el simpatiza fervientemente con la facción nacionalista pro-Kiev, lo que implica que para él los principales responsables del incendio fueron agentes enviados probablemente por el Kremlin. El texto, sin embargo, hace un excelente trabajo representando ese sesgo, y vale la pena leerlo como una forma de entender cómo los aliados de Kiev entienden la tragedia de Odessa.

Vladimir Golyshev, mayo de 2011.

Lo que sigue es una traducción completa del texto de Golyshev (disponible aquí el original en ruso), y algunas preguntas y comentarios de mi parte sobre sus puntos más agudos. 

La Tragedia de Odessa [ru] (Algunas notas mentales)

Lo podrías haber visto en vivo. Todo el asunto. Completamente sin editar. Y después de los hechos, podrías haber visto la masa gigantesca de imágenes en video tomadas desde diferentes ángulos. Parece que habría sido imposible confundirse, si la gente tiene el deseo de ver y los ojos para hacerlo.

¡Pero no! Imposible!

Los cuentos de hadas se volvieron más interesantes. Los mitos se volvieron más interesantes que los hechos brutos. ¡Ni siquiera puedo empezar a describir la cantidad de basura que he leído en Facebook en horas pasadas!

Así que antes que nada daré a conocer algunos hechos que he estado documentando y han sido verificados por CADA UNO de los testigos, así no tengo que perder mi tiempo más tarde. Si quieres considerar estos puntos, adelante. Si no, no lo hagas.

1) Los fans de «Ultra» del equipo de fútbol de Odessa, los Chernomorets, son de Odessa. Las fuerzas de autodefensa del movimiento Europlaza de Odessa, también lo son. El resto de las personas que estaban en la calle Grecheskaya eran locales que vinieron a escuchar esa canción de moda que todos conocen. Por cierto, la multitud estaba compuesta de muchos más de esos fanáticos de la música, que agentes y guardias voluntarios con escudos de madera. Las únicas personas de fuera de la ciudad eran los fans de Ultra venidos de Járkov.

Las únicas personas con cierta preparación para un enfrentamiento era un puñado de las fuerzas de autodefensa. (¡Y cómo! ¿Por qué traían escudos de madera consigo? ¡Apenas vi uno con armas mortales!) Todos ellos sabían que sus oponentes en el campo Kulikovo [el cuartel de los pro-Rusia] planeaban algo malvado.

Pero la gente de Odessa, acostumbrada a que su ciudad no es Járkov, ni mucho menos Donetsk, no hicieron gran cosa frente a la amenaza. En cualquier caso, nadie recibió ningún entrenamiento, excepto uno que otro miembro de los grupos de autodefensa con experiencia en pleitos con los chicos de Kulikovo.

De aquí podemos concluir que los planes del grupo no pasaron de música y marchas al estadio. No pretendían nada más.

2) Cuando todo comenzó, fue tan simple. Cuando el enemigo apareció, un puñado de autodefensas se adelantaron, tratando de proteger a la multitud de locales y visitantes de Járkov. Y el infierno se desató, uno para el que nadie estaba preparado. Y fue desencadenado por un pequeño grupo subversivo, actuando bajo la protección de la policía. Esto se refleja, por ejemplo, en este video [uk]. Tanto los policías como los bandidos llevaban los mismos brazaletes rojos distintivos. La línea de policías se abre a su paso. Y los policías entregan sus propios escudos a los bandidos. De cualquier forma, véalo por usted mismo.

Mejor aún: busque y lea los testimonios de los testigos estupefactos por lo ocurrido. Ya han explicado las pedradas, los disparos y demás. Muchas, muchas veces. Con lujo de detalles.

Aquí [ru] hay otro buen video (donde la gente trata de llamar la atención de los policías al primer evento). Realmente no hay necesidad de comentarios…

De aquí podemos concluir que sin duda se trató de una operación conjunta entre estos misteriosos subersivos (hay una foto en internet de una minivan con placas de Donetsk, en la cual llegaron algunos de ellos) y la policía local – un evento similar a los de Járkov y Donetsk.

Nada nuevo aquí: Algo «nuevo» fue el comportamiento de la multitud que se había vuelto a escuchar el éxito de los Ultra.

3) Tan solo eche un vistazo a las fotografías en las que adolescentes, así como pensionados de edad avanzada, llevan rocas. Mire esos diabólicos «radicales» (con iPhones y anteojos) enfrentar a un grupo de policías. ¡Y se lo llevan arrastrando! Y arrancan su máscara…

El propósito del tiroteo debió haber sido dispersar a la multitud. Recuerdo muy bien mis propias experiencias en octubre de 1993. Cuando escuchas las balas zumbar, lo último que quieres es dirigirte al lugar de donde vuelan (y ni siquiera estoy tomando en cuenta las granadas aturdidoras y los petardos). ¿Qué clase de persona hay que ser paraa caminar hacia la muerte, como la gente en Kiev en febrero, o aquellos en Odessa en mayo? ¿Cómo podría alguien haber anticipado tal locura?

De aquí podemos concluir que el hecho de que la gente no se dispersó, sino que hizo lo contrario y atrajo los disparo hacia el centro comercial «Afina», fue un fallo en el plan. Todo esto fue escrito en grandes letras mayúsculas en los gordos rostros de los policías.

4) La marcha al campo Kulikovo fue en verdad una reacción natural. Puede decirse lo mismo del destrozo de la publicidad de campaña de Dobkin camino a la plaza.

En este video [ru] se puede ver claramente como la gente aparece en el campo Kulikovo. Había varios hombres, mujeres jóvenes, tipos rudos de prominente barriga y algunos niños en bicicletas. Se dispersaron por la plaza como cucarachas. Después, cuando las primeras tiendas se incendiaron, repentinamente se retiraron de la casa sindical. ¿Por qué?

El tiroteo fue dirigido de las ventanas y los techos de los edificios. A juzgar por el comportamiento de la multitud, pensaron que la gente que abandonó el campamento simplemente huiría. Nadie esperaba que se congregaran en la Casa Sindical y mucho menos que empezaran a disparar.

(Algunas horas después, otro campamento en el monumento aL 111°VO batallón sería liquidado sin un solo herido. Eso fue fue porque los activistas pro-Rusia no hicieron ninguna barricada ni abrieron fuego contra nadie. Simplemente huyeron).

¿Cuánta gente murió quemada en la Casa Sindical? Hay algunas cifras oficiales. 210 personas dejaron el edificio por su cuenta. 120 fueron evacuadas durante el incendio (¡con ayuda de quienes estaban reunidos fuera en la plaza!). 50 permanecieron en el tejado. El día terminó trágicamente para aquellos que cayeron en los típicos errores durante un incendio: en medio del pánico, saltan de sitios muy altos, y corren en cualquier dirección sin pensarlo, excepto lejos de las llamas. En total, 8 personas perdieron la vida. Y 30 más asfixiados por la inhalación de humo.

5) ¿Así que, quién prendió fuego a la Casa Síndical?

Si se estudia el material con cuidado, está claro que ambas partes lo intentaron. Hubo por lo menos dos incidentes (en los pisos superiores), mientras la fuente del fuego estaba claramente al interior del edificio. Al mismo tiempo, se puede observar como las bombas Molotov vuelan hacia el edificio desde el exterior. (A juzgar por el tamaño de las llamas en la entrada principal, la mayoría de la gente las arrojaba a ese lugar).

Dos circunstancias jugaron un papel mortal: los «confinados» claramente no tenían un gran sentido del edificio y bloquearon la entrada con materiales que no fueron capaces de retirar a tiempo. Además, entraron en pánico por dos factores. El miedo a la gente de afuera (contra quienes habían disparado, (exponiéndose a un linchamiento), y el miedo a las llamas, como cualquier víctima de un incendio.

Quienes mantuvieron la calma, sobrevivieron.

Pero siempre hay un porcentaje de la gente que entra en pánico en los incendios. Y hubo otros factores de estrés.

6) El fuego empezó, según puedo ver, espontáneamente. Eso está claro, pero sobre las llamas en el exterior. Solo imagine: les están disparando. Ha tenido la desventura de ver personas muertas y heridas. En sus manos tiene una bomba Molotov. ¿Qué hará? Analicé las consecuencias durante media hora («¿qué tal si hubieran puesto una barricada tras la pared?» ¿O simplemente la arrojaría?

Es una pregunta retórica, ¿no cree?

Y ¿quién es el responsable de que la bomba volara dentro del edificio? ¿El que lo lanzó, o el que disparó contra este? En cuanto a lo que pasó detrás de las paredes, solo podemos adivinar. Puede haber dudas del recuento hasta aquí, pero veo dos posibilidades:
* Alguien metió la pata por los nervios (tiraron la botella, quemaron las cortinas, encendieron la mecha demasiado pronto, no consiguieron abrir la ventana a tiempo, y así sucesivamente.
* todo fue planeado por las personas que subieron al tejado (se hallaron 50 de estas personas).

En el exterior, todo lo que sucedió es muy claro. Fuera del edificio había un mar de cámaras y una extensa multitud. En cuanto a lo que pasó detrás de esas paredes, solo podemos adivinar.

Tengo otro punto sobre como las personas fuera del edificio se comportaron cuando las llamas estallaron. No estoy bromeando ni exagerando: realmente salvaron personas, subiendo por las escaleras con los bomberos y administrando primeros auxilios. Todo fue captado en video. ¡Todo a pesar de que la gente seguía disparándoles desde el tejado!

Quiero llamar su atención para no ser melodramático. Solo quiero advertir contra el pecado mortal de calumniar a los inocentes.

Las personas que murieron por inhalación de humo y las que saltaron al vacío son víctimas de una fatal combinación de circunstancias (las cuales listo arriba), no de la maldad de quienes estaban afuera. Por otra parte, los tiradores eran parte activa de esta «combinación». Y aquí, en mi opinión, hay ciertos motivos de duda. Ciertamente tengo unas cuantas, en todo caso.

7) Hay algo raro sobre la mezcla de los habitantes de Kulikovo (con los lemas que gritaron durante horas y horas), y el nerviosismo de las personas armadas [en el tejado] quienes iniciaron el baño de sangre.

Uno tiene la impresión de que una fuerza despiadada proveniente de fuera de la ciudad utilizó a los locales pro-Rusia no tanto como un «escudo humano», sino como «carne de cañón». Forasteros. Fue precisamente esta gente la que inició el tiroteo en la calle Grecheskaya, y la convirtieron en una «versión local de la calle Institution de Kiev». Fue precisamente esta gente, sin duda, la que trepó hábilmente al tejado [de la Casa Sindical] (tal vez después de prender fuego a algunas de las habitaciones, por si acaso).

De un modo u otro, los personajes principales de la historia son esos 50 «Karlssons en el tejado [en]». Desafortunadamente, hay muchas posibilidades, de que la corrupta policía de Odessa (con los brazaletes rojos en el brazo) hayan proporcionado propulsores de hélice a los «Karlssons», y se hayan ido volando tranquilamente.

Pero han prometido regresar.

P.D. EL corresponsal en Odessa de Radio Liberty termina su informe [ru] de esta manera:

«Por cierto, los agentes inmobiliarios indagan con total seriedad, ¿a quién le rentas este apartamento? ¿A espías? Aseguran que todos los departamentos rentados de Odessa están llenos de hombres rusos, viviendo tranquilamente en cuartos de hotel o casas particulares, solos o con un compañero. Aguardando. Quién sabe si recibieron hoy su llamada, o si esto es solo el comienzo».

Golyshev realizó un resumen exhaustivo de los hechos del 2 de mayo en Odessa, pero algunas de sus conclusiones son menos convincentes que otras. Por ejemplo, insiste que los simpatizantes pro-Kiev fuera de la Casa Sindical fueron obligados a atacar el edificio debido a los disparos de los tiradores del tejado. Sin embargo, parece ser una acusación contradictoria. ¿Por qué la gente del exterior no dejó simplemente caer las bombas y huyó en otra dirección? Según Golyshev describe su propia experiencia con la «lluvia de balas», el instinto humano es huir del tiroteo, no atacar su origen. ¿No es acaso una doble moral? Si los disparos provenientes del tejado fueron un catalizador para el ataque con las bombas, ¿porqué no se encontraron más víctimas en el exterior del edificio? Si los tiradores no mataron a nadie, ¿no exagera Golyshev el peligro mortal que supuestamente provocó el contraataque de la multitud reunida abajo?

Golyshev nos pide que creamos que la gente en el tejado de la Casa Sindical disparó a la multitud con el objetivo de acrecentar el conflicto. Pero también admite que las personas en el interior del edificio colocaron barricadas en las puertas, temiendo un linchamiento del exterior. ¿Tal vez el miedo fue lo qué motivó a alguien en el tejado?

Tratemos de hacer un ejercicio mental inverso al de Golyshev. Solo imagina: vienen por ti. Has tenido la desventura de ver personas muertas y heridas. En tus manos tienes un rifle. ¿Qué harás?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.