¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cuenta regresiva para el final de Twitter en Rusia

Time may be up for Twitter's independence in Russia? Images mixed by author.

¿Podría haber llegado la hora para la independencia de Twitter en Rusia? Fotomontaje del autor.

Roscomnadzor, director adjunto de la agencia de censura rusa, amenazó con que el gobierno podría bloquear Twitter o Facebook por completo y en cuestión de minutos. Maxim Ksenzov declaró [ru] al periódico Izvestia que Twitter es un “instrumento global para promover información política”, lo que implica que puede servir a los intereses geopolíticos norteamericanos que exponen a Rusia al peligro. En la actualidad, Twitter tiene unos 200 millones de usuarios en todo el mundo, más de 1 millón [ru] en Rusia. Por su parte, Facebook tiene alrededor de 1,300 millones de usuarios, en Rusia 21.4 millones [ru].

Horas después de que se publicaran los comentarios de Ksenzov, el Primer Ministro ruso Dmitri Medvedev arremetió contra él escribiendo en Facebook que los funcionarios estatales “a veces necesitan encender sus cerebros” en vez de “anunciar en entrevistas los bloqueos de las redes sociales”. La publicación [ru] de Medvedev cosechó más de 5,000 “Me gusta”. Poco después, Roscomnadzor revocó [ru] su declaración previa [ru] y aclaró que los comentarios de Ksenzov solo reflejaban su opinión personal, más que la posición oficial de la agencia. Dmitri Peskov, el secretario de prensa de Vladímir Putin, declaró [ru] más tarde a Izvestia que “oprimir a los medios de comunicación o a las redes sociales es inaceptable”, pero reiteró la necesidad de que los sitios web extranjeros respeten las leyes rusas.

Dmitri Medvedev lashes out at state officials who make announcements about closing whole social networks. May 16, 2014, Facebook.

Dmitri Medvedev arremetió contra los funcionarios estatales que hacen anuncios sobre el cierre completo de las redes sociales. 16 de mayo de 2014, Facebook.

Después del escándalo que rodeó la entrevista, Vadim Dengin, un miembro de la Duma que preside un comité sobre regulación de información, intentó afinar los comentarios de Ksenzov afirmando [ru] que no estaba amenazando con cerrar Twitter sino que apenas señalaba la necesidad de que el sitio web estableciese una representación jurídica en Rusia. En la actualidad, Twitter no tiene empleados ni infraestructura en Rusia, lo que dificulta al gobierno la posibilidad de reclamar algo a la empresa. Ksenzov enfatizó este punto en su entrevista explicando que Google es el más cooperativo de los gigantes de Internet estadounidenses, seguido por el en ocasiones obediente Facebook. Por otra parte, Ksenzov se quejó de que Twitter “rechaza categóricamente eliminar información ilegal en la mayoría de los casos”.

Nikita Likhachev, de TJournal, desdeñó [ru] la crítica pública de Medvedev ofrecida por Ksenzov argumentando que el Primer Ministro no tiene escrúpulos a la hora de censurar Internet y simplemente se le está dando un palmetazo en los nudillos al funcionario por discutir eso públicamente en una entrevista. Según Likhachev, muchos usuarios rusos de Internet interpretaron erróneamente la respuesta de Medvedev como un desafío a Roscomnadzor.

¿Podría ser que al bloguero y expresidente del país no le importase una Rusia sin las redes sociales más populares del mundo? ¿Qué dicen al respecto los líderes de la industria de la nación?

El sitio web de vanguardia Hopes & Fears comunicó [ru] a siete emprendedores rusos con influencia en Internet la posibilidad de perder el acceso a Twitter y Facebook. Del grupo, solo Aleksandr Vinokurov, propietario de varios portales noticiosos anti-Kremlin (entre los que se incluye la acosada TV Rain), pareció estar sinceramente preocupado por lo que RuNet pudiera sufrir sin las redes sociales norteamericanas. Según German Klimenko, de LiveInternet, prohibir los servicios extranjeros podría incluso beneficiar a los sitios web rusos. Otras figuras de la industria indican que la mayor parte de su tráfico todavía procede de los servicios rusos como las redes sociales Vkontakte y Odnoklassniki. Denis Kriuchkov, de Habrahabr, en cambio, confía en que Facebook y Twitter alcancen algún tipo de arreglo con el gobierno, acuerden censurar discretamente para mantener su acceso al mercado ruso.

En conjunto, la publicación de Medvedev en Facebook, la aclaración de Roscomnadzor y los comentarios mitigantes de Peskov sugieren que, en efecto, Rusia no está preparada para cortar el acceso a Twitter o Facebook. Al menos, no en cuestión de minutos. Las redes sociales norteamericanas todavía pueden esperar un periodo de gracia en Rusia durante el cual el Kremlin espera establecer oficinas locales para estas empresas y abrir líneas de diálogo con los censores estatales. Bajo esta lógica, Twitter y Facebook cumplirán con los requisitos, si valoran sus negocios en Rusia.

En definitiva, el Kremlin está apostando por que los beneficios prevalezcan sobre la moral en lo referente al Internet en Rusia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.