¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El machismo irrumpe en la campaña electoral de España

Des-evolución

Des-evolución. Imagen montada por esta autora

El gobierno español y las redes sociales parecen chocar con mucha frecuencia últimamente. Esta vez ha sido su candidato al Parlamento Europeo y anterior ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, el que ha puesto en pie de guerra a los internautas –y al resto del país– con sus despectivos comentarios sobre las mujeres.

Tras el debate entre Cañete y la candidata del Partido Socialista, Elena Valenciano, en el que ninguno de ellos estuvo especialmente brillante, el candidato del Partido Popular (PP) aprovechó su aparición en un programa de televisión para intentar excusar su mediocre actuación, alegando que «el debate entre un hombre y una mujer es muy complicado», porque según él, «Si haces un abuso de superioridad intelectual (…) parece que eres un machista que está acorralando a una mujer indefensa». El candidato siguió por el mismo camino afirmando que «si soy yo mismo me temo. Entraría a matar» y que con frecuencia se ve obligado a hacer «un ejercicio de contención [casi] hasta el límite».

La respuesta de Elena Valenciano llegó desde Twitter:

Después, en un mitin de campaña en la localidad madrileña de Parla, declaró:

Lo que ha quedado claro es que, si gana Cañete, perdemos las mujeres

Valenciano no fue la única en contestar a Cañete en la Red. Así ironizaban Sgueina y Galleto Fontanedo:

Valla publicitaria del PP junto al anuncio de una exposición de hombres de neandertal. Foto subida a Twitter por Patricia F de Lis

Valla publicitaria del PP junto al anuncio de una exposición de hombres de neandertal. Foto subida a Twitter por Patricia F de Lis

En la web Kaos en la Red, Alberto Pradilla escribió:

Quizás pensó que se encontraba en una taberna con uno de esos camareros de antaño (…) y no en una entrevista.

Solo así se entiende que (…) insistiese en el «sostenella y no enmendalla», añorando a Alfredo Pérez Rubalcaba para poder jugar entre hombres, que es como se hacen las «cosas serias». Así entiende la vida un Cañete que ya apuntó maneras hace años, cuando dijo que «el regadío hay que utilizarlo como a las mujeres, con mucho cuidado, que le pueden perder a uno».

La web El Pajarito publicó una entrada en la que se leía:

[el personal femenino] observa cómo el PP delata siempre, tarde o temprano, la rancia filosofía doméstica que le anima y su deriva reaccionaria. La reforma del aborto que proyecta es el reflejo más significativo de ese talante cavernícola, pero con Cañete salta a la vista que no es el único.

Según ElBlogoFeroz, la directora de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, ha afirmado que Cañete

«parece que añora un momento en que la política era solo cosa de hombres» y que «no se siente cómodo en una política en la que están participando mujeres en pie de igualdad».

(…) «las expresiones del machismo tienen que ver con destacar aspectos y opiniones que convierten a las mujeres en intrusas en los espacios públicos».

«El rapto de Europa». Viñeta de Idígoras y Pachi subida a Twitter por José Manuel González

«El rapto de Europa». Viñeta de Idígoras y Pachi subida a Twitter por José Manuel González

En Twitter, las etiquetas #HomoCañetus y #CañeteEP fueron Trending Topic durante varias horas:

El Partido Popular, que hasta ahora había mantenido la campaña electoral en un discreto segundo plano, dada la impopularidad de la clase política en España, ha visto con gran preocupación las reacciones al resbalón de su candidato, que ha llevado las elecciones europeas al centro de la polémica. El periodista Tobías Buck, en su blog del Financial Times [en], afirmó:

(…) sus comentarios podrían resultar dañinos para el PP, por la simple razón de que se suman a las cuantiosas acusaciones de que el partido gobernante de España está muy atrasado en lo que se refiere a derechos de la mujer.

Imagen subida a Twitter por Magda Bermellón

Imagen subida a Twitter por Magda Bermellón

A principios de este año, el gobierno indignó a los españoles –incluyendo a muchos miembros del PP– al proponer restricciones a la liberal ley del aborto de España.

Lo cierto es que para considerarse una persona de «superioridad intelectual», el ex ministro Arias Cañete acumula un largo historial de meteduras de pata, de la xenofobia («es una verdad evidente que la inmigración está poco formada») a la inopia («la rápida intervención de las autoridades […] hace que no temamos una catástrofe ecológica» [por el naufragio del petrolero Prestige]) pasando por la prepotencia ([el trasvase del Ebro] «sale por cojones»).

Para intentar arreglar el desaguisado, Arias Cañete colgó una foto en Twitter en la que aparecía rodeado de jóvenes (que después aclararon no tener nada que ver con su ideología):

La respuesta de Soy una lavadora da una idea del tono jocoso con que la foto se recibió en la red social

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.