¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Indios eligen a Narendra Modi y al Partido Popular Indio en histórica victoria

Gujarat Chief Minister and BJP prime ministerial candidate Narendra Modi is most likely the next Indian Prime Minister. Image by Nisharg Lakhmani. Copyright Demotix (9/4/2014)

El jefe de gobierno del estado de Gujarat y candidato a primer ministro del BJP Narendra Modi probablemente será el próximo primer ministro indio. Imagen por Nisharg Lakhmani. Copyright Demotix (9/4/2014)

Los votantes indios arribaron a un veredicto decisivo [eng] en las elecciones legislativas del país, que significó una histórica victoria del Partido Popular Indio (BJP) [en] liderando la Alianza Nacional Democrática (NDA) [en] y de su futuro primer ministro Narendra Modi.

El partido gobernante, el Congreso Nacional Indio y sus aliados, que constituyen la Alianza Progresista Unida (UPA), ha sufrido una aplastante derrota y reconoció el resultado adverso de las urnas [en], incluso antes de conocerse el escrutinio definitivo. 

Percibiendo la victoria, Modi tuiteó:

“¡India ha triunfado! Victoria para India. Se vienen buenos tiempos.”

El Partido Popular Indio (BJP) por sí solo reunió una clara mayoría al ganar más de 272 bancas, recuperando la tendencia de una mayoría de partido único. Con sus aliados suman más de 330 bancas de un total de 543. En un país que se encuentra atrapado en las tensiones de las políticas de coalición desde 1984, esta resonante victoria, la primera en más de 30 años [en], se espera que marque un cambio en la naturaleza de la toma de decisiones y en el futuro de India. 

El equipo de medios sociales del BJP ya ha creado en línea un especial Muro de la Victoria [en]. En él los ciudadanos pueden dejar mensajes de buenos deseos dirigidos a la alianza ganadora y a su líder, Modi.

Aunque varias encuestas a boca de urna y sondeos posteriores habían pronosticado el triunfo, nadie había logrado avisorar la aplastante derrota del partido gobernante, encabezado por la presidenta del Congreso Nacional Indio (INC) Sonia Gandhi de la familia Nehru-Gandhi [en] y su hijo y vicepresidente del partido Rahul Gandhi. Ahora parece que el partido y sus aliados van a obtener un poco más de 58-60 bancas, una cantidad que no alcanza siquiera para constituir una oposición sólida.

Las encuestas a boca de urna en India proyectaron de manera correcta al ganador pero subestimaron la magnitud de la derrota del Congreso Nacional Indio. La cámara baja del parlamento no tendrá líder opositor. 

El bloguero Tinu Cherian Abraham comentó sobre lo sucedido:

¡Qué derrota descomunal sufrió el Congreso en esta elección!

Satbir Singh, que trabaja en medios y en publicidad, tuiteó sobre por qué cifras tan bajas pueden significar un problema para la nueva oposición:

El problema con tener 60 miembros en la oposición es que nadie se da cuenta si hacen un abandono masivo del parlamento.

Una fuerte campaña electoral “dirigida desde el frente” combinada con esfuerzos efectivos en medios en línea y tradicionales diseñados por algunos de los mejores estrategas en comunicación impulsaron a Modi hacia una victoria histórica. El analista especializado en comunicaciones y asuntos públicos Vivek Sengupta opinó:

En todos los aspectos, el Sr. Modi hizo una extraordinaria campaña, sin precedentes en los anales del electoralismo indio.

El bloguero Sandip Ghose tuiteó:

Una excelente representación gráfica de la ‘Madre de todas las campañas’ de Narendra Modi

Los medios sociales jugaron un importante e infatigable rol [eng] en las elecciones, quizás más que nunca antes. Sohini Mitter, editor y escritor de Forbes India, tuiteó:

JFK fue el primer presidente norteamericano de la TV. Obama fue el primer presidente de los medios sociales. Modi, claramente, es el primer PM de la TV y los medios sociales.

Sin embargo, el ascenso del BJP preocupa a un sector de la sociedad india y más específicamente la figura controvertida de Modi, a quien continúan asociando con las revueltas de Gujarat 2002 [en], uno de los peores ejemplos de violencia entre hindúes y musulmanes en la historia reciente durante las cuales entre 900 y 2,000 personas [en] murieron. Pese a que los tribunales indios lo absolvieron [en], algunos acusan a Modi, el entonces jefe de gobierno de Gujarat, de haber participado en una conspiración o de no haber tomado las medidas necesarias para detener la violencia.

Existe también inquietud respecto de que esta total renovación pueda empoderar a las fuerzas comunales – una preocupación que ha movilizado antes a un grupo de ciudadanos que comprende a activistas, intelectuales y artistas a convocar activamente y a hacer campaña [en] para evitar la llegada de Modi al poder.

Ahora que la suerte está echada, una transición pacífica y un gobierno orientado al desarrollo, inclusivo, positivo, y capaz de tomar decisiones, es la esperanza de muchos. Ambos, triunfadores y derrotados podrán ser tolerantes y trabajar mancomunadamente hacia un objetivo común, la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos indios y el progreso del país. Seguramente no es mucho pedir, ¿no?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.