¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Cinco cosas que deberías conocer de Narendra Modi, nuevo primer ministro de la India

Narendra Modi expressing his happiness to voters and the media. Photo by Aviral Mediratta. Copyright Demotix (17/5/2014)

Narendra Modi mostrando su felicidad a los votantes y a los medios de comunicación. Foto de Aviral Mediratta. Copyright Demotix (17/5/2014)

Los indios han elegido al partido de Narendra Modi, Barathiya Janata (BJP por sus siglas en inglés) [en], en una victoria aplastante e histórica [en] que ha desbancado al Partido del Congreso y supone una vuelta a un partido único mayoritario. 

Modi estará pronto al frente de la mayor democracia del mundo y de una potencia económica. Ha sido criticado por muchos, entre ellos el escritor Salman Rushdie y el profesor de la Universidad de Harvard Homi Bhabha, en una declaración conjunta contra su candidatura [en].

¿Quién es este líder carismático aunque polémico? ¿Qué representa? Hay cosas que es importante saber y no todas son malas.  

1. Modi es polémico por su papel en las revueltas de Gujarat de 2002.

Modi era Ministro Principal de Gujarat en 2002 cuando las revuelas estallaron [en] en la ciudad de Godhra después de que un tren que transportaba hindúes fuera incendiado a su regreso de la ciudad sagrada de Ayodhya, en el norte de la India. En la continua violencia entre hindúes y musulmanes murieron entre 900 y 2.000 personas, la mayoría musulmanes. 

Al parecer, Modi, nacionalista hindú, expresó su satisfacción tras los acontecimientos terribles de 2002, en los que murieron más de un millar de personas. Según el New York Times, sólo se lamentó de no haber manejado mejor los medios informativos [en].

Aunque Modi fue absuelto por el Tribunal Supremo de India [en], algunos todavía piensan que permitió que continuaran las revueltas de Gujarat. Un alto funcionario de la policía de la Oficina de Inteligencia de Gujarat, Sanjiv Bhatt, afirma que Modi les dijo a los funcionarios que era necesario dar una lección [en] a la comunidad musulmana. 

2. Puede tener un impacto positivo en la economía.

Se espera que la victoria de Modi mejore las relaciones comerciales con Estados Unidos [en] e incentive la economía de India. Tras de entrevistar a 68.500 votantes, antes y después de las elecciones, un grupo de investigadores [en] de la Universidad de Pensilvania, Carnegie Endowment y la Fundación Lok de India declararon que el 57% de los entrevistados mencionaron los asuntos económicos como los “más importantes”. 

Como Ministro Principal de Gujarat, supervisó la rápida industrialización de zonas que antes eran más tranquilas, una hazaña que dice querer repetir en otros lugares de la India. Modi ha utilizado sus éxitos en Gujarat como una ventaja electoral, apoyándose en el “modelo Gujarat” para diferenciarse de los demás, como informó el sitio web de noticias Live Mint [en].

Si las revueltas de 2002 perjudicaron su campaña, la perspectiva económica le ayudó a incrementar su respaldo. Como dijo Rajeev Malik, economista en Singapur, en una columna del Financial Times [en]:

No es como si la mancha de 2002 [revueltas de Gujarat] se hubiera borrado, es simplemente que la actual necesidad general más urgente de bienestar económico ha superado una tragedia del pasado.

3. Es posible que en su trayectoria falten temas de la mujer.

¿Mejorará el papel de la mujer bajo un gobierno liderado por Modi? En un artículo del Centro Hindú para la política y la gestión pública, la historiadora Hardeep Dhillon [en] criticó a ambos candidatos por contemplar a la mujer desde el prisma de la seguridad, la estabilidad y la educación. Según Hardeep Dhillon, Modi en concreto considera que las mujeres son pasivas:

Se considera que las mujeres se comportan, piensan y actúan uniformemente y su política está arraigada desde antes de su aparición en el panorama político. Como consecuencia, las mujeres indias quedan al margen de las acciones políticas que el señor Modi afirma defender y se convierten en actores políticos pasivos en vez de activos. 

La autora también mostró su preocupación por el contraste entre la condena de Modi de la “cultura de la violación” que resultó en la violación colectiva de Delhi en 2012, y su silencio sobre la forma de tratar a las mujeres pertenecientes a la minoría musulmana en su país. Su “esposa secreta” [en] (Modi se presentó como soltero hasta este ciclo electoral) también ha provocado que algunos se cuestionen su forma de tratar a las mujeres.

4. Mantiene una postura contra la inmigración.

Un importante número [en] de bangladesíes han emigrado a India durante la pasada década para reunirse con su familia, buscar oportunidades laborales y para escapar de las crisis medioambientales [en], entre otras razones. La oleada de gente ha impulsado a India a establecer medidas de seguridad en la frontera con Bangladesh, como la instalación de alambradas de espino.

Si de Modi dependiese, expulsaría a todos los inmigrantes bangladesíes indocumentados. En su discurso del 28 de abril de 2014, Modi amenazó [en]:

Desde aquí quiero advertirles, tomen nota, hermanos, de que, a partir del 16 de mayo, enviaré a esos bangladesíes más allá de las fronteras, con sus bolsas y equipajes.

La reacción de los medios sociales ante el discurso de Modi demostró que la gente estaba escuchándole. Las publicaciones de la etiqueta  #deportbangladeshis [deporten bangladesíes] lo puso la cabeza de los temas más tratados en Twitter de India.

5. Su pasado fervor religioso da un ejemplo cuestionable en el estado laico de India

En su juventud, Modi fue miembro del Rashtriya Swayamsevak Sangh (RSS, Organización Nacional Patriótica) [en], grupo nacionalista hindú voluntario de la derecha, y se define a sí mismo como un nacionalista hindú [en]. Como contraposición a su juventud como miembro del RSS, Modi ha afirmado recientemente que no cree en la división de los votantes según su religión. [en]

Sin embargo, algunos todavía temen que su elección no augure nada bueno en lo que se refiere a la tolerancia religiosa. Como indicó Sunny Hundal en un artículo de opinión de la CNN:

En un contexto más amplio, India presencia un aumento de la intolerancia [en] fomentado por los grupos nacionalistas hindúes que han provocado la censura de libros [en], han intimidado a periodistas [en] y han amenazado a gente [en] por criticar a sus líderes.

El politólogo francés Christophe Jaffrelot, afirmó en una entrevista de Scroll.in [en]:

Para Modi el plan A es la victoria en el frente económico. Si no sale bien, un importante plan B puede ser resaltar la política hindutva

El autor indio Pankaj Mishra esbozó un panorama muy negro en The Guardian [en], al afirmar que la elección de Modi significa “una nueva fase turbulenta para el país, podría decirse que la más siniestra desde su independencia de Gran Bretaña en 1947″.

Por su parte, Modi ha indicado [en] que habla para todo el país, con independencia de su religión:

Para la nación lo que más me importa son sus 1.250 millones de indios. Hindúes, musulmanes, cristianos… El país ya ha tenido bastantes términos de ese tipo. Los nuevos términos serán juventud, pobre, agricultor, pueblo, ciudad, educación.

Con el tiempo sabremos si es verdad. 

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.