¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El blogger paquistaní que no podía caminar, pero que inspiró a otros a correr

Screenshot of Sarmad Tariq during his speech at TEDxKarachi 2011

Captura de pantalla de Sarmad Tariq durante su discurso en TEDxKarachi en 2011.

Mientras nadaba a los 15 años de edad, un accidente dejó a Sarmad Tariq [en] paralizado, desde su hombro izquierdo para abajo y lo obligó a tener que utilizar una silla de ruedas. Pero esto no hizo que el hombre de Islamad, Pakistán, dejara de viajar alrededor del mundo como un ponente con motivación y como maratonista profesional. 

Tanto en su país como en el exterior, muchos fueron inspirados por Tariq, quien tomó con calma obstáculos que parecían imposibles a lo largo del camino. 

Tariq, que fue también un escritor de ficción, falleció a los 38 años, a primeras horas del 30 de abril de 2014 [en] en su domicilio. 

Tenía un blog y una página en Facebook, en los cuales él hablaba abiertamente sobre su salud y su historia, y dejó en claro que no estaba buscando que la gente sintiera lástima por él. El 16 de marzo de 2014, publicó su última entrada en su página de Facebook [en] y en su blog, en la cual relataba su perseverancia: 

Dear God,

Quadriplegia, autonomic dysreflexia, sepsis, malaria, chronic bronchitis, bed sores and only you can tell how many more. You know that I currently suffer from more ailments that a common person can pronounce. Just during the past one month I have been rushed to the hospital twice in critical condition. […] My family members are on the verge of nervous breakdowns. I regularly lose consciousness, get breathless by the simple act of speaking, see my body temperature rise to extreme highs and drop to unbelievable lows. […]

And yet… yet I am not complaining. I live on, I keep smiling, my faith does not waver, I refuse to lose hope, I am a survivor. You know I am doing my best.

But… Dear God, I know you don't give anyone more than he can take, I know you wouldn't let me break, you wouldn't let my belief shake, but if it isn't too much to ask, I really really need a break!

Querido Dios,

Cuadriplejía,  disreflexia autonómica, sepsis, malaria, bronquitis crónica, llagas de decúbito y cuántas cosas más. Sé que actualmente tengo más enfermedades que una persona común. El mes pasado tuve que ir dos veces de urgencia al hospital en estado crítico. […] Mis familiares están al borde de un colapso de nervios. Regularmente, pierdo el conocimiento, me quedo sin respiración cuando simplemente hablo, la temperatura de mi cuerpo sube extremadamente o baja increíblemente. […]

Sin embargo… no me quejo. Vivo el momento, sigo sonriendo, mi fe no se desvanece, y me niego a perder la esperanza, yo soy un sobreviviente. Sabes que estoy haciendo lo mejor que puedo.

Pero… querido Dios, sé que no le das a una persona más de lo que puede tener, sé que no dejarías que me quiebre, no dejarías que deje de creer, pero si no es mucho pedir, En serio, ¡Realmente necesito un descanso!

Una cantidad impresionante de mensajes conmemoraban a Tariq después de su muerte. 

Awab Alvi, un escritor de Global Voices y miembro distinguido de TED de Pakistán, hizo referencia a TEDxKarachi cuando Tariq apareció en una publicación de Facebook [en] en el 2011:

In the run-up to the event, I had only “heard” about his story, I emailed him a couple of times, and talked to him over the phone to setup logistics and other details a few times prior to the event, but when he took to the stage, a quadriplegic in his wheelchair, wearing a Think Positive T-shirt, a bold white watch & a fumbling mineral water bottle – nothing prepared us for what he would say in the next 22 minutes – by the end of the speech, probably each of the 450 member audience had goosebumps and simply could not help giving this amazing man a long well deserved standing ovation.

Unos días antes del evento, yo sólo había “oído” sobre su historia, le mandé un par de correos electrónicos, y hablamos por teléfono para coordinar la logística y otros detalles relacionados al evento, pero cuando se subió al escenario, un cuadriplégico, en su silla de ruedas, con una remera de “Think Positive”, un osado reloj blanco y una botella de agua mineral que agarraba torpemente – nada nos preparó para lo que diría en los próximos 22 minutos – al final de su discurso, probablemente, los 450 miembros de la audiencia, tenían piel de gallina, seguido por una larga y merecida ovación para este increíble hombre.

Éste es el discurso [en] de TEDxKarachi:

Shireen Naqvi, director de la School of Leadership [en] en Karachi, agradeció a Tariq [en]:

Besides being grateful for the limitless times you have enriched our lives in personal and team gatherings, I thank you for standing by our side, amongst us, every time, to turn the youth of our country into leaders with compassion, resolve and foresight.[..] Your legacy shall live on!

Aparte de estar agradecido por haber enriquecido nuestras vidas personales y momentos en equipo, te agradezco por estar de nuestro lado, junto con nosotros, en todo momento, para convertir a la juventud de nuestro país en líderes con compasión, determinación y visión hacia el futuro.[..] Tu legado siempre estará presente!

Isfandiyar Shaheen, uno de los vecinos de Tariq, recordó las claves para la felicidad [en] de Tariq:

Sarmad Tariq passed away. I knew him in the years prior to his accident. He was our neighbour, my earliest memory of him was fighting a bout of boxing in his own home and his love for Rocky 4. He said the key to happiness is I) absence of complaints, II) absence of regrets, III) absence of fear and IV) a constant source of self fulfillment. I asked him once how or why he didn't regret his accident. To which he replied that had not dived into that nehar, he would have probably joined the army and would have become a mediocre officer, but instead his handicap enabled him to actualise his potential.

Sarmad Tariq ha muerto. Lo conocí años antes de su accidente, Él era nuestro vecino, me acuerdo que él boxeaba en su propia casa y amaba Rocky 4. Él decía que la clave para la felicidad es I) la falta de quejas, II) la falta de remordimiento, III) la falta de miedo y IV) una fuente constante de auto-realización. Una vez le pregunté porqué no se lamentaba sobre su accidente. A lo que me respondió de que si no se hubiera bañado en ese río, probablemente se hubiera unido al ejército y se hubiera vuelto un oficial mediocre, pero su discapacidad le permitió actualizar su potencial.

En Twitter, Jehan ara [en], el presidente de Pakistan Software Houses Association for IT & ITES, escribió:

Lamento enterarme sobre el fallecimiento de Sarmad Tariq quien demostró que para conseguir algo en la vida, no existen los límites QEPD

Rai M Azlan [en], co-editor de Global Voices Urdu Lingua, elogió a Tariq:

Sarmad Tariq ‘El Hombre de la Silla’ falleció. Él era un motivador, nunca permitía que su silla de ruedas se convirtiera en su discapacidad. QEPD Sarmad Tariq

La editora de redes sociales del diario The Express Tribune, Ema Anis, confesó en una columna [en] que ella no sabía quien era Tariq, hasta que después de su muerte, una gran cantidad de tuits se publicaron en Twitter sobre su fallecimiento. Por su curiosidad, empezó a leer más sobre Tariq y se quedó conmovida con lo que leyó. 

I had not seen any documentaries about him, had never heard him talk and yet, in a matter of minutes, he became the person I wanted to meet just once; someone to draw inspiration from, to find hope to go through this life and to learn to live it to the fullest.

To me, Sarmad seemed like a person who had ‘life’ figured out. He didn’t just know but was constantly aware of the fact that death is imminent. He was prepared for it and wanted to make the most of every single moment of his life.

And he succeeded.

No había visto documentales sobre él, nunca lo escuché hablar, y sin embargo, en sólo unos minutos, él se convirtió en una persona a la que quería conocer; alguien que me inspirara, para encontrar esperanza en esta vida, para leer cómo vivir al máximo.

Para mí, Sarmad parecía una persona que tenía la “vida” planeada. No simplemente sabía, si no era consciente de que morir es inminente. Él estaba preparado y quería disfrutar cada momento de su vida al máximo.

Y lo logró.

Algunas personas en las redes sociales tiene pensado organizar lecturas en Pakistán sobre los escritos de Tariq para conmemorarlo. Mientras tanto, para aquellos que quieran leer sobre sus publicaciones, pueden visitar la página de Facebook [en] de Tariq y su blog [en].

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.