¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los selfies del golpe de estado tailandés: Lo bueno, lo malo, y lo feo

A protester stands in front of a line of soldiers in Bangkok while wearing a mask bearing the message 'No coup'. Photo by Atiwat Silpamethanont, Copyright @Demotix (5/25/2014)

Un manifestante se ubicó en una línea de soldados en Bangkok mientras lleva una máscara que lleva el mensaje ‘No al golpe de estado’. Foto de Atiwat Silpamethanont, Copyright @Demotix (5/25/2014)

Al General Prayuth Chan-ocha de las Reales Fuerzas Armadas Tailandesas se le otorgó una aprobación real para dirigir el régimen golpista de Tailandia, pero muchos ciudadanos siguen organizando manifestaciones a pesar que una directriz de las fuerzas armadas estaba en contra de la reunión de cinco o más personas en lugares públicos. 

El toque de queda nocturno se ha apaciguado un poco y algunos de los líderes detenidos como el exPrimer Ministro Yingluck Shinawatra ya fueron liberados. Aunque la Junta Militar continuó convocando acádemicos, periodistas y otros disidentes para que informaran a las fuerzas armadas.

Mientras los medios de comunicación convencionales permanecían bajo regulación estricta, la información u otros nuevos reportes respecto al golpe de estado son compartidos sobre todo a través de internet. Desde el primer día de la declaración de la ley marcial el 20 de mayo del 2014, el ejército ha amenazado de manera regular a los usuarios de internet acerca del uso de las redes sociales con el fin de perjudicar el régimen.

Ya se han bloqueado miles de sitios web por ser ‘inapropiados’ y se invita a los provedores de internet local a filtrar contenido perjudicial. El ejército prometió castigar a los internautas que están comprometidos con acciones ilegales vía internet. 

Una de las reacciones populares de los tailandeses en el transcurso del golpe de estado es la toma de selfies o autofotos con los soldados desplegados en las calles de Bangkok, la capital de la nación. Incluso la etiqueta de Twitter #CuteSoldierBoy (Joven Soldado Atractivo) se volvió popular en Tailandia. Muchos estaban alarmados de ver civiles publicando felizmente las fotos de soldados que cargan armas de alto rendimiento. 

Pero muchos residentes no tienen miedo del despliegue militar en la ciudad y esto se esperaba después de medio año de fuertes enfrentamientos callejeros entre los seguidores políticos y los manifestantes. También este es el duodécimo golpe de estado exitoso desde el año 1932.

Pero los selfies del golpe de estado no deben interpretarse como un indicio de que los tailandeses apoyan la intervención militar. Puede que no tengan miedo de los soldados pero eso no significa que no están en contra de la Junta Militar. Los selfies se tomaron en una época en que el ejército amenazaba con censurar las redes sociales.

Quizás con miedo de ser etiquetados como disidentes, algunos tailandeses optaron por tomarse selfies con los soldados mientras guardaban silencio respecto a sus sentimientos sobre el golpe de estado. Pero los selfies consiguieron informar a toda Tailandia y al resto del mundo que el ejército de hecho tomó el relevo y sustituyó al régimen civil.

A través de los selfies, nos enteramos que se desplegaron soldados cerca de las estaciones del tren, los centros comerciales, las intersecciones más importantes y las oficinas gubernamentales. Mientras las cadenas de televisión estuvieron cerradas (durante dos días, ellos transmitieron solo canciones patrióticas de la época de la II Guerra Mundial), las redes sociales [en] y en particular los selfies del golpe de estado proveen información de la situación del golpe de estado en Tailandia.

Luego los selfies mostraron a los tailandeses condenando el golpe de estado. Los periodistas posaron junto a los soldados para manifestarse contra la restricción de la libertad de expresión. Los estudiantes se atrevieron a acercarse a las tropas militares para exigir elecciones. Estos pocos dispersos selfies inspiraron a otros a unirse a varias protestas en todo el país.

Las manifestaciones, a pesar de ser pequeñas, debilitaron la autoridad de la Junta Militar provocando que el general del ejército emitiera una advertencia [en] en contra de los disidentes:

Por favor tenga en cuenta que a partir de ahora muchos tipos de acción serán juzgados en los tribunales militares – delitos como lesa majestad, donde la ley es muy clara.

No deben haber más criticas referente a los soldados o a la polícia. Todo el mundo tiene la obligación de contribuir a la seguridad nacional y a comenzar a acatar la ley. Cuando todos infringen la ley y no tienen respeto de los funcionarios, esto tiene repercusiones a nivel político, a nivel administrativo y en la transparencia.

No quiero disutir con nadie, solo quiero explicar mis intenciones. Puedo lograr todo lo que quiera siempre y cuando la gente se sienta satisfecha de ayudarme. No critique ni cree nuevos problemas. Es inútil.

Las manifestaciones de selfies se volvieron populares y ello probablemente inspiró a los seguidores del golpe de estado para que fueran más enérgicos en demostrar solidaridad a los soldados. Vimos a los tailandeseses que regalaban flores, agua embotellada, y alimento a los soldados y muchos llevaban pancartas que describían al ejército como su héroe.

Otra tendencia consiste en la publicación de actividades turísticas y destinos turísticos en Tailandia para mostrarle al mundo que el país permanece pacífico y que el golpe de estado no ha perjudicado muchas áreas. 

Existe razones para no estar tan preocupado siempre y cuando veamos los selfies del golpe tailandés en nuestras cuentas de Twitter. Puesto que ello indica que los tailandeses todavía tienen la libertad de publicar en internet, sea la foto de un soldado apuesto o de un periodista denunciando el régimen del golpe de estado.

5 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.