¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tailandia: El golpe de Estado y la guerra informativa

Anti-Coup demonstrators in Thailand. Photo by Prachatai via Flickr (CC BY-NC-ND 2.0)

Manifestantes contrarios al golpe de Estado en Tailandia. Foto de Prachatai via Flickr (CC BY-NC-ND 2.0)

Hay una guerra informativa en Tailandia. Aparte de la ley marcial y el golpe de Estado declarado por los militares, existe censura. El Ejército ha interrumpido el servicio por cable, cerrado estaciones de radio e incluso algunos canales de televisión, y ha advertido a aquellos en los medios sociales a “tener mucho cuidado” — todo ello antes de declarar un golpe de Estado.

Estos días se informa muy poco en Tailandia sobre asuntos políticos. El jefe del Ejército, Prayuth Chan-Ocha, ordenó [en] a los canales de televisión públicos que sólo emitan noticias de fuentes previamente aprobadas por los militares. Reposiciones de anuncios oficiales es todo lo que muchos tailandeses pueden ver en sus televisores, día tras día. La “falta” de noticias es inquietante en unos tiempos en lo que la gente está hambrienta de información. Mientras que la mayoría de tailandeses está acostumbrada al toque de queda — dada la frecuencia con que se han producido sólo en la pasada década — tener alguna idea de lo que está pasando en el país podría ayudar a calmar los ánimos de los ciudadanos a los que se ha ordenado permanecer en casa. Además, tienen derecho a saber lo que está pasando en su país.

Aunque la ley marcial normalmente viene acompañada de restricciones a la libertad de expresión, esta vez el Ejército ha mostrado mayor suspicacia. Al contrario que en el último golpe de estado de 2006, los uniformados han hecho fuertes y explícitas declaraciones a los medios y usuarios, advirtiéndoles que deben tener cuidado con cómo se comportan. Ejecutivos de medios e ISP [proveedores de servicios de Internet] fueron convocados e instruídos repetidamente sobre el uso de los medios sociales para evitar conductas “inapropiadas”.

De las 19 declaraciones [th] oficiales hechas por el reciententemente formado Consejo para el Mantenimiento del Orden y la Paz Nacional, seis se dirigen específicamente al flujo de información y noticias. El Ejército asegura que debe mantener el control de la televisión, la radio e Internet para asegurar que información “veraz” y “correcta” sea propagada entre la población. El Consejo está al parecer muy preocupado por la comunicación a través de las redes sociales, donde tiene menos control directo, y ha expresado públicamente su alarma ante la posibilidad de que el flujo de información sin censurar suponga un reto al gobierno militar y al Estado en su conjunto.

Una declaración [th] del Consejo demanda a los proveedores de Internet que controlen la Red y la limpien de cualquier información que pueda “traer desorden” al país. La declaración recoge lo siguiente:

Con motivo de divulgar adecuadamente noticias por Internet a la población – carentes de manipulación que pueda crear malentendidos o conflictos….los proveedores de Internet deberán:

  1. controlar y detener cualquier divulgación de información que pueda traer desorden al Reino o que pudiera tener un impacto negativo en la estabilidad del estado y en la moral de la población

  1. ser convocados a una reunión en la Oficina de Emisión Nacional y Comisión de las Telecomunicaciones….

¿De qué tienen miedo los militares? Gran parte de la ansiedad proviene de la amenaza de “propaganda para provocar violencia por parte de individuos malintencionados.” Los militares creen [th] que hay grupos [th] “clandestinos” en Tailandia decididos a provocar el caos en el país. Están preocupados [th] de que, a menos que controlen y centralicen la diseminación de información, no vayan a ganar esta batalla. No es sólo la batalla entre los Shinawatra y “el Resto,” sino más bien entre el estado y los “subversivos.”

Desde que se impuso la ley marcial, las fuerzas de seguridad han empezado a arrestar individuos sospechos de comportamiento subversivo y, según informan [th], a incautar armas militares. Algunas de estas se cree que pertenecían a individuos relacionados con los combativos movimientos de protesta.

¿Está justificada la toma de posesión de los medios por parte de los militares? Durante el golpe de Estado de 2006, los militares impusieron ciertas restricciones a la libertad de los medios, pero no ejercieron tal nivel de control de la información. Muchos de los canales de televisión privados de Tailandia eran apenas políticos: mostraban principalmente series de ficción, concursos y vídeos musicales.  Quizás la casi prohibición de los medios de comunicación está pensada para sembrar el miedo. O quizá los militares creen que va a ayudar a reprimir las voces de la oposición.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.