¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Compartiste esas imágenes de las niñas indias que fueron violadas en grupo y ahorcadas?

'Never Again' calls a protester outside India House, India's consulate in London. They are demanding justice for the gang-rape victim in Delhi. Image by Rob Pinney. Copyright Demotix (7/1/2013)

‘Nunca más’ dice una manifestante afuera del Consulado de India en Londres. Exigen justicia para las víctimas de violaciones masivas en Delhi. Imagen de Rob Pinney. Derechos reservados Demotix (1 de julio de 2013).

En mayo, India se despertó con gráficas imágenes de cuerpos sin vidas de dos adolescentes colgados de un árbol de mango. Estas trágicas imágenes fueron ampliamente difundidas en todo el mundo, pero ¿debió haber sido así?

Dos muchachas de la comunidad dalit, de 14 y 15 años de edad, fueron brutalmente violadas y colgadas de un árbol de mango [eng] en el norteño estado indio de Uttar Pradesh. El incidente [en] ocurrió la noche del 27 de mayo de 2014, cuando las dos chicas, que eran primas, fueron a un campo cercano a hacer sus necesidades, porque no tienen un cuarto de baño en casa. La falta de inodoros es un problema en la India rural, que es ignorado por muchos [en]. Presuntamente, unos hombres de una casta superior secuestraron a las muchachas de la aldea de Katra Sadatganj, Badaun, donde tuvo lugar la violación.

Los políticos y medios locales fueron rápidos en explotar la situación [en].

La historia de la violación se hizo viral en los medios sociales [eng] en India, donde varios usuarios compartieron las gráficas imágenes de las muchachas colgando del árbol. Las perturbadoras fotos de los ahorcamientos impactaron a las personas en todo el país y pronto vinieron protestas públicas, en línea y fuera de línea, contra la recurrencia de incidentes de violación en India.

La familia de las muchachas manifestó que las dos adolescentes fueron violadas y torturadas antes de ser ahorcadas en un árbol de mango en un huerto cercano. Enfurecidos por la presunta inacción policial, las familias se negaron a bajar los cuerpos durante varias horas. Finalmente, la policía local registró una denuncia de violación solamente después de que varios miembros de la comunidad de las chicas protestaran [en] frente a la estación de policía.

Compartir imágenes gráficas en medios sociales

Un periódico local publicó primero un artículo acerca de la violación grupal, tortura y linchamiento de dos menores, incluida una imagen gráfica, lo que es una infacción a la ley [en]. Los medios sociales recogieron la foto que fue ampliamente difundida [en] y pronto se hizo viral.

Muchos indios consideraron las imágenes perturbadoras y advirtieron en contra de difundirlas. Otros señalaron que difundir esas imágenes estaba en contra de la ley.

En serio, las imágenes de Badaun son muy perturbadoras. Por favor, piensen antes de retuitear. Todos somos concientes de lo atroz del delito.

Usar imágenes de víctimas de violación es un delito según la sección 228, 376A del Código Penal Indio.

Para otros, la difusión indiscriminada no era solamente una forma de voyeurismo y falta de respeto, sino también una objetificación y explotación de la mujer, una “pornografía de la voilación”, extendida incluso después de la muerte.

Me alarman esas imágenes de las adolescentes salpicadas por todas partes. Espantoso voyeurismo.

Me perturba que esas imágenes en internet no signifiquen nada. Es una manera más de hacer un objeto de la mujer, hasta en la muerte.

Luego de las primeras reacciones por reflejo, vino el análisis. En su artículo en News Laundry, la periodista Noopur Tiwari [en] cuestionó qué objeto tiene compartir estas imágenes -¿meramente hacer sensacionalismo e incitar la violencia de la turba? Preguntó:

The news media uses such images to “sell” its stories and garners instant pity or outrage. But does this really translate into concerted action leading to justice? Or is there a risk that this will simply incite crowds into asking for the lynching of the accused?

The image depicts a cruel reality with full force. Perpetrators of sexual violence often want to make a public display of their victims’ corpses to strike terror in the community they are trying to intimidate. It’s humiliation, revenge or even the marking of their “victory”. This is degrading for those who have suffered the loss. In viewing the spectacle, aren’t we, to some extent, participating in this humiliation?

Los medios de noticias usan esas imágenes para “vender” sus historias y obtener lástima o indignación instantánea. Pero, ¿se traduce esto en acción concertada que busca justicia? ¿O hay un riesgo de esto simplemente vaya a incitar a las multitudes a pedir el linchamiento de los acusados?

La imagen retrata una cruel realidad con toda su fuerza. Los autores de violencia sexual a menudo quieren hacer una muestra pública de los cuerpos de sus víctimas para golpear con terror a la comunidad que están tratando de intimidar. Es humillación, venganza o incluso una marca de su “victoria”. Esto es degradante para los que han sufrido la pérdida. Al ver el espectáculo, ¿hasta cierto punto no estamos participando de esta humillación?

Los críticos han condenado la circulación de imágenes muy gráficas de las dos muchachas ahorcadas, pero muchos ven que esto puede ser efectivo. En su artículo en News Laundry, Noopur Tiwari [en] agregó:

The rape and killing of these teenagers would otherwise not have been registered as “truth” in public knowledge since the police were hostile. Is the circulation of such images the only way out then, for those who feel they’ve been abandoned by the state and local authorities?

De otra manera, la violación y muerte de esas adolescentes no se hubiera registrado como “verdad” en el conocimiento público pues la policía fue hostil. ¿Es la circulación de esas imágenes la única salida, para quienes sienten que han sido abandonados por el estado y las autoridades locales?

En su artículo en First Post, Sandip Roy [en] escribió que el contenido chocante a menudo es la única manera de sacudir a la gente de su tedio:

We are so inured, so numbed by the never ending horror story of rape that it seems we need to descend ever lower into the pits to be shocked to attention. It’s as if faced with a rape story, the media has to ask the question “What’s new about this one?

Estamos tan acostumbrados, tan entumecidos por la interminable historia de horror de la violación que parece que hemos descendido aun más para vernos impactados. Es como si ante una historia de violación, los medios tuvieran que preguntar: ¿qué tiene esta de nuevo?

Sin embargo, en el mismo artículo reflexionó que las imágenes como estas no deberían ser la vara que agite la conciencia de una nación. Escribió [en]:

The gang rape of the young woman in that bus in Delhi touched a national chord and spurred the government into action into passing a stricter anti-rape law. That did not require us to see her brutalized body. If indeed we now need to see the “strange fruit” on our mango trees to be shocked, it begs the question about what kind of people we have become anyway.

La violación grupal de una joven en ese bus en Delhi tocó una fibra nacional y espoleó al gobierno a actuar y aprobó una ley contra violaciones más estricta. No necesitamos ver el cuerpo maltratado. Si ciertamente ahora necesitamos ver la “extraña fruta” en nuestros árboles de mango para sentirnos impactados, genera la pregunta acerca de la clase de pueblo en que nos hemos convertido.

El comentario del jefe de gobierno de Uttar Pradesh, Akhilesh Yadav, sobre el incidente incitó [en] mayor indignación en los medios sociales.

[nota del editor: NirUttar es un juego de palabras en hindi, significa ‘callado’]

En NirUttar Pradesh, sobre violaciones Akhilesh Y: están seguras, ¿no es así?

En una publicación de Facebook [en], The Logical Indian resumió las reacciones de los principales políticos del estado:

Image courtesy The Logical Indian

Están seguras, ¿de que se preocupan?
Los muchachos se equivocan, ¿por qué colgarlos? Cambiaremos esas leyes.
También se debería castigar a las mujeres que fueron violadas. También se debería colgar a las mujeres que han tenido relaciones consentidas.
LAS VIOLACIONES PARARÁN CUANDO NUESTROS POLÍTICOS CAMBIEN SU MENTALIDAD, ¡O CUANDO CAMBIEMOS A NUESTROS POLÍTICOS!
Imagen cortesía de The Logical Indian.

Algunos cibnernautas se refirieron a las tímidas reacciones de la sociedad civil y la falta de atención de los medios sobre esta noticia. Es interesante ver que esa opinión fue compartida también por otros importantes periodistas.

No vamos a hacer vigilias nocturnas con velas y protestas callejeras por Badaun y Bhagana, ¿no es cierto? Hablar, gritar, renegar. Por una vez, la INDIGNACIÓN escasea.

¿Qué tan grotesca debe ser una violación afuera de los límites municipales de Delhi para que califique como titular?

Una vigilia con velas [en] protesta por la violación grupal de las dos adolescentes se llevó a cabo el sábado 31 de mayo de 2014 en Nueva Delhi, India.

¿Qué sigue?

Los cinco acusados y los dos policías que presuntamente no procedieron con la denuncia a pesar de los reiterados pedidos de la familia de las chicas han sido arrestados [en]. La recién elegida Ministra de la Unión para Bienestar del Menor y la Mujer, Maneka Gandhi, ha dicho que se constituirá un grupo de crisis de violación [en] para enfrentar casos así de manera rápida.

Pero, ¿eso pasos garantizan que crímenes tan horrendos y violentos contra las mujeres no ocurran en el futuro cercano? Solamente el tiempo lo dirá. Pero hasta entonces, abunda el escepticismo.
 

No podemos evitar que ocurra. Para mí, arrestar a los acusados después de que un inocente ha sido torturado y asesinado no significa nada.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.