¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Mientras enterraba a su abuela en Bosnia, su casa se inundaba en Serbia

Photographer: Marija Trbojevic

Operaciones de rescate en los Balcanes. Fotógrafa: Marija Trbojevic. De 350.org. Usada con autorización.

Este artículo escrito por Rastko Šejić [en] para 350.org es un conmovedor diario de los acontecimientos relacionados con los primeros días de las inundaciones en los Balcanes. Se ha publicado en Global Voices como parte de un acuerdo para compartir contenido.

16 de mayo – Inuudaciones sumergen mi casa en Serbia

A las 6:00, un mensaje SMS de Rastislava, mi hermana menor, me despierta a una mañana gris. Había estado lloviendo mucho durante tres días. El mensaje de mi hermana decía “Nuestro barrio está bajo agua”. La llamé inmediatamente.

Desde nuestro departamento en el tercer piso en Obrenovac, Serbia, mi hermana solamente ve agua marrón, de más de un metro de alto. No puede salir caminando, no hay electricidad ni agua potable. Se despertó con las sirenas de emergencia.

Estoy en Bosnia. ¿Qué puedo hacer? Trato de calmar a mi hermana, le digo que empaque algunas cosas básicas y que espere a los equipos de rescate… entonces la red móvil deja de funcionar. Trato una y otra vez de comunicarme con la familia y amigos en Obrenovac sin lograrlo. Horas de silencio.

Poco después, veo la imagen de nuestra casa en internet. El agua ha llegado a la planta baja.

A las 18:30 por fin recibo un mensaje de SMS de mi hermana. Los equipos de rescate han evacuado a madres y niños de nuestro edificio. No hay suficientes botes. Quiero decirle a mi hermana que sea paciente, pero mi mensaje no sale.

A las 2:30 el 17 de mayo, finalmente recibí una llamada de mi hermana. Está en un bus. Toda mojada pero rescatada. ¡Mi hermana está a salvo! Caigo dormido sobre mi computadora.

Al día siguiente, logré comunicarme con algunos amigos. Están vivos, rescatados o todavía en su casa en Obrenovac. Amigos de toda la región me llaman para preguntarne por mi familia, ofrecer sus casas y ayuda. Hay lágrimas, sonrisas, amor y rabia por lo que ocurrió. La guerra de los Balcanes y los bombardeos de la OTAN no mataron la empatía.

18 de mayo – Emergencia en el pueblo de mi abuela en Brcko, Bosnia

Se declara una emergencia por inundaciones en Brcko, Bosnia y Herzegovina, donde estoy actualmente. Vine para el funeral de mi abuela. Falleció el fin de semana antes de las inundaciones. Grandes helicópteros militares están sobrevolando las áreas inundadas, salvando a quienes han quedado atrapados en sus casas.

Desde el balcón de mi departamento en el quinto píso donde mi querida abuela vivía, veo las calles vacías de un pueblo asustado que ahora está dividido en dos por el río Brka. Las inundaciones lo han aislado completamente del resto del mundo.

Desde el otro lado del balcón, veo el inundado río Sava que ahora amenaza la vida de millones de personas en Bosnia, Croacia y Serbia. Del otro lado del río, puedo ver agua briilante en la aldea inundada de Gunja, Croacia.

Agua tóxica en mi Obrenovac

Los expertos dicen que han sido las peores precipitaciones desde que empezaron los registros. Se dice que mi pueblo natal, Obrenovac, sufrió el golpe más duro.

El curso del río Kolubara, que destruyó Obrenovac, se cambió en los años 70, para que se pudiera excavar más carbón de las minas carboníferas abiertas de Kolubara. Todas esas minas, menos una, están ahora inundadas, Más de 1,000 hectáreas de cenizas de carbón desechadas y de vertederos han intoxicado las aguas del río Obrenovac.

Hemos dirigido la naturaleza durante años, la hemos explotado como si nos perteneciera. Tal vez este sea el momento en que los antiguos estados yugoslavos que dependen del carbón empiecen a pensar diferente.

The beginning of the floods in Obrenovac, Serbia. Photographer: Marko Ristic

Inicio de las inundaciones en Obrenovac, Serbia. Fotógrafo: Marko Ristic. De 350.org. Usada con autorización.

Unidos en el dolor y sufrimiento, amor y comprensión

Las imágenes de internet y televisión son terribles. Vidas perdidas, casas arruinadas, pueblos enteros sumergidos en agua, los deslizamientos se han llevado asentamientos enteros, hay cientos de miles de personas desplazadas, niños llorando, no hay electricidad, ni agua potable para millones de personas.

El conteo de cuerpos está en aumento. Un amigo de mi fallecido padre tuvo un ataque y murió a los 30 minutos de que lo llevaran al campo de deportes, el centro de rescate en Belgrado. Conozco personalmente a algunas de las 750 personas reportadas como desaparecidas.

Un desastre a gran escala une a la gente en toda la región en el dolor y sufrimiento, el amor y la comprensión. Muestran sus mejores cualidades..

Los desastres despojan de todo lo que es falso, todo el maquillaje de la política diaria, la carrera de locos de la que todos somos parte. Una sensación de que todos somos seres humanos y prevalece una comprensión de uno hacia el otro. Los equipos de rescate de Macedonia, Eslovenia y Croacia vinieron para ayudar en Serbia y Bosnia. Pero no importa el estado de las naciones. Esto es sobre personas comunes y corrientes.

La asistencia en el desastre llegó inmediatamente de todo el mundo. Nuestros vecinos más cercanos fueron los primeros en ayudar [en] con máquinas, equipos de rescate, vehículos, comida y agua. Pero la lucha por volver a la vida normal en las zonas inundadas acaba de empezar. Hemos perdido mucho. Algunos lo han perdido todo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.