¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

‘Patriotas del chocolate’ kazajos esperan que la pérdida de Ucrania sea su ganancia

Rakhat

Chocolate Rakhat. Captura de pantalla de un video en YouTube cargado por Maxim Bykov.

Cuando la lucha entre Rusia y Occidente por Ucrania recién se empezaba a calentar a mediados del año pasado, bruscamente Rusia dejó a un lado [en] al fabricante ucraniano de chocolates Roshen en su mercado interno. En ese momento, la medida fue interpretada ampliamente como un castigo por el compromiso de Kiev de suscribir un Tratado de Asociación con la Unión Europea, en lugar de unirse a la alternativa de Moscú – la Unión Aduanera.

Aunque la prohibición a las importaciones de Roshen fue dejada sin efecto [en] después, en noviembre, luego que el entonces presidente ucraniano Viktor Yanukovich cediera a la presión rusa y diera un funesto giro con relación al acuerdo con la Unión Europea, hubo más malas noticias para Roshen en marzo de este año -el Kremlin clausuró [en] la fábrica rusa de la compañia más de un mes luego de que el movimiento de protesta Maidan derrocara a Yanukovich y pocos días después de que Crimea votara para unirse a Rusia y separarse de Ucrania en un controvertido referéndum [en].

Ahora que el dueño de Roshen, Petr Poroshenko, ha asumido recientemente la presidencia de Ucrania y ha reiterado su respaldo a la postura favorable a la Unión Europea del movimiento Maidan, el punto de apoyo de Roshen en el mercado ruso ahora parece ser cosa del pasado.

Pero, ¿qué tiene todo esto que ver con Kazajistán?

Para responder esta pregunta es importante saber primero que los kazajos están extremadamente orgullosos de su chocolate nacional, producido [en] por el fabricante local Rakhat. Para los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, el equipo nacional kazajo de boxeo incluso llevó el chocolate como souvenir de Kazajistán para compatirlo [ru] con otros atletas. Como escribe [ru] un bloguero kazajo:

Когда едешь в другую страну, то хочется привезти что-то что напоминала бы о ней и символизировала ее. Часто из таких путешествий привозят магниты или кружки с названием городов. Конечно, такое можно купить и у нас, но я предложу Вам вариант поинтереснее. Это шоколад со вкусом патриотизма от компании «Рахат».

Cuando vas a otro país, quieres traerte algo que te recuerde y simbolice [a ese país]. A menudo, de esos viajes te traes imanes o tazas con el nombre de las ciudades. Por supuesto, puedes comprar esas cosas en nuestro país también, pero sugeriría una opción más interesante: el chocolate que sabe a patriotismo hecho por la empresa Rakhat.

Para una república decidida a librarse de la “marca Borat”, Rakhat es algo así como un escudo de armas

Como pasó con Roshen [ru] antes del inicio de la crisis en Ucrania, más del 50 por ciento de las exportaciones de Rakhat van [ru] al enorme mercado ruso. “Cada año, el chocolate de Rakhat tiene más demanda en Rusia”, concluyó [ru] Nadezhda Belimenko, director de marketing de la empresa el año pasado. Luego del muy público divorcio de Roshen con Rusia, los patriotas del chocolate de Kazajistán esperan que su participación siga creciendo.

Rakhat's patriotic brands "Astana" and "Kazakhstan". (Screenshot taken from a Youtube video uploaded by user Maxim Bykov).

Marcas patrióticas de Rakhat, “Astaná” y “Kazajistán”. Captura de pantalla tomada de un vidoe en YouTube cargado por Maxim Bykov.

El 11 de junio, un artículo popular en la plataforma de noticias kazaja nur.kz planteó [ru] la posibilidad de que las industrias en Kazajistán podrían sacar ventaja de las difíciles relaciones entre Rusia y Ucrania. Después de todo, Kazajistán es miembro pleno de la Unión Aduanera promovida por Rusia (que pronto será la Unión Económica Eurasiática) a la que Maidan se oponía tenazmente y logró rechazar.

Pero en la sección de comentarios debajo del artículo, los kazajos estaban muy interesados [ru] en discutir las consecuencias del cisma Kiev-Moscú para el chocolate Rakhat:

Ай молодцы! Завалим Россию Рахатом!!!! Я только за! 

Muy bien, ¡¡¡¡inundaremos Rusia con [chocolate] Rakhat!!!! ¡Apoyo eso!

Otro comentarista reivindicó [ru] la superioridad del chocolate y el vodka kazajos por encima de sus competidores rusos:

Я когда еду в гости в Россию, всегда везу с собой шоколад “Казахстан” рахатовский и водку “Хаома” пр-ва “КокшеМинВоды”. Ни один шоколад и водка российского производства не сравнятся с нашими. Реально, люди пробуют шоколад и говорят “вкус детства”.

Cuando voy de visita a Rusia, siempre llevo chocolate Rakhat “Kazajistán” y “Khaoma”, vodka kazajo. Ni el chocolate ni el vodka producido en Rusia se pueden comparar con los nuestros. Cuando la gente prueba chocolate kazajo lo llaman “el sabor de la niñez”.

Pero también hubo un argumento [ru] de que Rakhat y Kazajistán no podían darse el lujo de conformarse con las actuales guerras del chocolate en Eurasia:

У Рошена огромный ассортимент – у наших такого нет. Надо расширять и НЕ покупать рошен!

Roshen tiene una gran variedad [de chocolate] – todavía no estamos ahí. Debemos expandirnos y EVITAR comprar Roshen.

Y un comentarista llamado Eset Batyr se puso histórico [ru] sobre lo que se percibe como injusticias de la política industrial soviética, que según él colocaba a las repúblicas asiáticas como Kazajistán en desventaja frente a repúblicas occidentales como Ucrania:

В свое время СССР поставил не на ту карту – думал свои, славяне и понастроил там много заводов и фабрик для производства конечного продукта. А нам дали полигоны и добывающие заводы.

En su tiempo, la Unión Soviética respaldó al caballo equivocado. Ellos [refiriéndose a los rusos] pensaban [que los ucranianos] eran sus amigos eslavos y construyeron muchas fábricas para producir productos terminados ahí. Y nos dejaron con polígonos nucleares y platas procesadoras de mineral.

Otros señalan al hecho de que Rusia tuvo a sus propios chocolateros listos para llenar el vacío dejado por Roshen. Además, Rakhat de Kazajistán ya no es propiedad nacional en sentido estricto. Aunque algunos de los chocolates en la variedad de Rakhat tienen la bandera kazaja y otros emblemas nacionales, un consorcio empresarial extranjero obtuvo una participación mayoritaria en la empresa a comienzos de año [ru]: la empresa surcoreana Lotte actualmente es propietaria del 76.25 por ciento de acciones de Rakhat.

Un usuario anónimo comentó [ru] amargamente:

Корейцы купили Рахат для рынка Китая.

Los coreanos compraron Rakhat para el mercado chino.

Pero aunque esto puede quitarle un poco de brillo a la patriotismo del chocolate de Kazajistán, estar estratégicamente ubicado entre mercados enormes a fin de cuentas puede ayudar a Rakhat y Kazajistán más de lo que Roshen y Ucrania se han visto ayudados por su propia ubicación estratégica. Como observó [ru]  Anatoly Nikolaev, jefe de Zarubezh-Expo, un centro industrial ruso:

Товарооборот между нашими странами достиг 26,5 млрд долларов. Сейчас значение Казахстана для России все больше и больше растет в силу известных событий в Украине. Россия все больше ориентируется на восток, на Китай. А Казахстан – это естественный мост между Россией и Китаем”.

El comercio entre [Rusia y Kazajistán] ha llegado a los 26.5 mil millones de dólares. Ahora el valor de Kazajistán a Rusia está creciendo más y más por los actuales acontecimientos en Ucrania. Rusia se orienta gradualmente al Este, a China, y Kazajistán es un puente natural entre Rusia y China.

En marzo de 2013, Eurasianet.org realizó una historia con fotos basada en un viaje a la fábrica de Rakhat en Almaty, Kazajistán. Echa un vistazo al tan querido chocolate.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.